Menú Portada
A la espera de la decisión del Gobierno Central

Cataluña, Asturias y Baleares optan por una subida de impuestos que no afecta a los sueldos de los altos cargos

Junio 3, 2010

La subida aprobada afecta a poco más de un 1% de los contribuyentes

El salario medio de Ministros, Secretarios de Estado y Alcaldes es inferior a los 100.000 euros de Asturias y Baleares

Sociedades patrimoniales y SICAV siguen protegiendo la riqueza de los que más ganan


El Gobierno asturiano acaba de anunciar que aplicará una subida del tramo autonómico del IRPF para las rentas superiores a 100.000 euros y no descarta la posibilidad de modificar otros tributos que también recauda como el de sucesiones o el de transmisiones. Asturias es la tercera Comunidad Autónoma que decide incrementar los impuestos a las rentas más altas, tras haberlo hecho Cataluña y Baleares. En las Islas, el presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, planteó una subida de un punto en el tramo autonómico del IRPF también para las rentas superiores a 100.000 euros. Montilla y el tripartito lo hizo para los aún más ricos, elevando del 21,5% al 23,5% la parte autonómica del tributo para rentas superiores a 120.000 euros y el gravamen ascenderá al 25,5% para bases liquidables a partir de 175.000 euros.

Tres Comunidades han dado el paso mientras que el Gobierno Central aún no ha definido cuál será la subida de impuestos para los más ricos, con declaraciones tan ambiguas como la de José Luis Rodríguez Zapatero en la que afirmaba que no afectaría al 99,99% de los españoles, es decir que sólo afectaría a 45.000 personas, las cuales tienen todos los instrumentos en sus manos para poder fiscalmente pagar la menor cantidad de impuestos.

Una medida más política que real

A la espera de la decisión de Zapatero, parece que las cantidades no variarán mucho, más teniendo en cuenta que las tres Autonomías que ya han dado el paso son gobernadas por el PSOE. Es más que llamativo que en esta subida no se incluyan ni ellos mismos, es decir que a la bajada de sus retribuciones este año no añaden una subida impositiva que castigaría sus bolsillos, que no el futuro de una clase política con claros privilegios como ingresos en dietas que no tributan al IRPF, gastos pagados y pensiones máximas y múltiples que consiguen a los pocos años.

Como podrán comprobar en el cuadro que les adjuntamos los que más aportan al IRPF es la clase media-alta, aquellos que ganan en 30.000 y 60.000 euros, un 13,60% de los contribuyentes que aportan más del 25%. Un sector muy sensible que por ejemplo ya se ha visto perjudicado por la eliminación de la desgravación por compra de vivienda habitual por tener estos ingresos, si la realizan después de 2011. Además a todos  los españoles las retenciones por rendimientos de capital mobiliario han subido hasta el 19% y el 21% dependiendo de la cuantía de las ganancias, mientras que los escogidos tienen SICAVS o sociedades con el cual limitarán gran parte de sus ganancias a un 30%, muy lejos de estas subidas anunciadas por Montilla que afectarán poco más del 1% de los contribuyentes.

Y por supuesto no olvidemos el IVA, el que compre los uniformes de su hijo este verano, por ejemplo, pagará un 2% más, ya sea una familia de mileuristas para un colegio público o el que pague para un colegio privado donde van los hijos de muchos de nuestros dirigentes.