Menú Portada
Tiene previsto redactar el auto durante sus vacaciones

Castro hará pública su decisión sobre la citación de la infanta después de Reyes

Diciembre 12, 2013
pq_941_jose_castro.jpg

Las próximas vacaciones navideñas del juez José Castro no serán como cualquier otra. El instructor del ‘caso Nóos’ tomará en sus doce días de permiso la decisión más relevante de su carrera, la que puede suponer que un miembro de la familia real española comparezca por primera vez ante un juez. Del 18 al 30 de diciembre, Castro compaginará sus días de descanso con la redacción del auto en el anunciará la citación como imputada de la infanta Cristina o, por contra, archiva la investigación sobre ella por un posible un delito contra la Hacienda Pública y/o blanqueo de capitales. En cualquier caso, y según fuentes de su entorno, la decisión no se hará pública hasta pasadas todas las festividades, es decir, a partir del 7 de enero.

El próximo 18 de diciembre, Castro cerrará la puerta de su despacho en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma y no regresará a él hasta el 30 de diciembre. Con él se llevará las alegaciones que ya habrán presentado las partes sobre la posible citación. El pasado lunes, Castro dictó una providencia en el que daba cinco días laborables para las distintas alegaciones, plazo que acabará a mediados de la próxima semana, ya que comenzaba a contar a partir del momento en que fuera notificado a la última de las partes.

Retraso de Hacienda

El juez no abandonará en los días de asueto Mallorca, donde reside junto a su pareja. En la isla también viven sus tres hijos, fruto de una relación anterior, y los nietos del juez. Su intención era haber tomado la decisión a principios del mes de noviembre, pero el retraso en los últimos informes de la Agencia Tributaria provocó su demora. En ningún caso, el Rey ofrecerá su discurso de Nochebuena con la decisión ya anunciada.

Castro se llevará a casa en el maletín un informe de su antiguo amigo Pedro Horrach contrario a la citación de la infanta. El fiscal Anticorrupción se adelantó a la petición de pronunciamiento realizada a las partes y le entregó el pasado 14 de noviembre un informe exculpando a la hija del rey. El representante del Ministerio Público deberá volver a pronunciarse en los próximos días. Por el contrario, la acusación popular, ejercida por Manos Limpias, solicitará que la infanta sea llamada para aclarar su participación en la sociedad Aizoon, que compartía a medias con su marido, Iñaki Urdangarin. Los investigadores creen que la sociedad fue utilizada para desviar parte de los 5,8 millones de euros obtenidos por el duque de Palma y su socio Diego Torres de las comunidades autónomas de Valencia y Baleares a través del Instituto Nóos.

Si finalmente el juez decide dotar a la posible citación de carácter suspensivo, podría repetirse la situación de mayo. Entonces, el juez permitió a la Fiscalía recurrir la citación y que se pronunciara la Audiencia Provincial, que finalmente rechazó el interrogatorio, aunque abrió la puerta a seguir investigando a la infanta por los delitos de blanqueo y/o contra la Hacienda Pública. Pero todo apunta a que esta vez el instructor no dará opción y si decide llamar a la infanta, establecerá la fecha del interrogatorio con la proximidad suficiente para que la Sala no llegue a tiempo de pronunciarse en contra.

Pedro Águeda