Menú Portada

Caso Torbe: mientras De Gea veía peligrar su titularidad en la Eurocopa, otro de los presuntos implicados, Iker Muniain, “digería” el escándalo de prostitución dando la nota en un Casino de Ibiza con altas apuestas en la ruleta

Julio 5, 2016
m-casino-2

La Eurocopa 2016 pasará a la historia como una de las más desastrosas para la Selección Española de Fútbol. El arranque de la competición para el combinado nacional estuvo marcado por el escándalo que se destapó unas horas antes del primer partido oficial: una testigo protegida de la investigación abierta contra Ignacio Allende Fernández, más conocido como el Caso Torbe, en la cárcel desde abril tras ser acusado de delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, agresión sexual, pornografía infantil y blanqueo de capitales contra la Hacienda Pública, implicó en el caso a los futbolistas David de Gea, portero de la Selección y del Manchester United, e Iker Muniain, defensa del Athletic de Bilbao, amigos tras conocerse en las concentraciones de la Selección Española sub-21. Según adelantaron varios medios de comunicación, la testigo citó el nombre de los futbolistas, algo grave, ya que la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Policía Nacional ha otorgado su relato y el de otras dos testigos protegidas un “alto grado de credibilidad”.

Según la declaración, “tras dejar a TP3 (nombre en clave que se le otorga a una de las supuestas víctimas) en la habitación con la otra chica, Torbe le manifestó que “tenían que estar con los futbolistas, teniendo que acceder a todo lo que ellos quisieran y que cobrarían bastante dinero. Ante la negativa de TP3, Torbe la cogió fuertemente del brazo, no dejando réplica alguna, teniendo que acceder a realizar todo lo que ellos quisieran, manteniendo relaciones sexuales con la chica nueva y ella”.

Intercambios de whatsapp

El Informe Policial que resume el testimonio de la testigo protegida detalla que, tanto la otra chica que participó, como la testigo protegida “fueron abusadas sexualmente por parte de los chicos, ya que si se negaban eran agredidas físicamente por ambos, así como tras finalizar con los deseos sexuales de ambos futbolistas, estos profirieron amenazas para que todo lo sucedido en esa habitación del hotel nunca saliera a la luz. Ni TP3 ni la otra chica cobraron nada por todas las agresiones físicas, sexuales… recibidas, llevándose todas las ganancias Torbe“.

En una comparecencia posterior, que tuvo lugar el 6 de mayo, fue cuando la testigo protegida puso nombre a los futbolistas que habían participado y contó que fueron Muniain y un segundo jugador de la sub-21. Antes de esta segunda declaración, la mujer intentó a través de whatsapp que De Gea identificase al otro futbolista y que detallase cuánto había cobrado Torbe, ya que el dinero nunca había llegado a su bolsillo. En esos mensajes telefónicos la testigo duda sobre el nombre del segundo jugador y dice recordar que estaba lesionado. De Gea le dice que era otro jugador del Athletic, pero evita dar más detalles. El nombre de Javi Martínez ha salido a relucir porque en el año 2011 apareció junto a Muniain en unas fotos con actrices porno.

El intercambio de mensajes continuó y el portero del Manchester United se interesa de nuevo por los servicios de la mujer y le pregunta si estaría dispuesta a citarse con cinco jugadores del equipo inglés, incluido él. No hay evidencias de que este encuentro tuviera lugar.

Muniain se lame las heridas

Tras salir a la luz este escándalo, medios como Interviú añadieron mensajes de WhatsApp y fotografías de los futbolistas implicados y algunas de las supuestas víctimas. David de Gea la misma tarde que se destapó el escándalo convocó una rueda de prensa para desmentir las acusaciones. Muniain, por su parte, siguió con su vida, compartiendo en Instagram fotografías de sus vacaciones ibicencas que se llenaban de comentarios insultantes contra el futbolista. El jugador del Athletic de Bilbao ha compartido instantáneas entrenando, corriendo por la playa, comiendo, navegando una tarde en barco o lanzándose al agua desde unas rocas de la playa.

Todas estas fotografías no ayudan a su mejor imagen, ya que para muchos de sus seguidores de las redes sociales el futbolista da una imagen de frivolidad patente en las imágenes, lo que ha conllevado que su muro de llene de insultos. Pero el futbolista, con un peculiar carácter, ha decidido hacer oídos sordos a las críticas y llevar su vida habitual…que en algunos casos da y mucho que hablar.

La gran noche de Muniain

Los turistas que se acercaron el domingo 19 de junio por la noche al Casino de Ibiza, sito en el Paseo Juan Carlos I, vieron a varios jugadores VIP “dando la nota”. Se trataba de tres futbolistas profesionales: Iker Muniain, muy bien acompañado, Gerard Delofeu, que juega actualmente en el Everton, y el futbolista del FC. Barcelona Aleix Vidal.

Según varios de los jugadores que coincidieron con este peculiar trío, “Muniain no dejó de dar la nota durante toda la noche, chocándose el pecho con sus compañeros cada vez que acertaban los números de la ruleta. El jugador del Athletic no se escondía precisamente, sino que gritaba cada vez que acertaba sus apuestas, algunas cercanas a los 4.000 euros”. Todo ello cuando el jugador navarro afronta una temporada en la que se le exigirán resultados. Le quedan tres años de contrato pero la paciencia de técnico, Ernesto Valverde, y de directiva y socios del Athletic de Bilbao no le van a dar muchas nuevas oportunidades.