Menú Portada

“Caso Isco”: Ahora es el jugador el que tiene la última palabra

Febrero 21, 2017
isco

Va camino de convertirse en uno de los seriales de la temporada. La renovación (o no) de Isco ha pasado por muchos momentos desde antes incluso de que empezase el presente curso deportivo. En verano Zidane habló con el jugador para comunicarle que contaba con él y en ese momento y ante la falta de noticias por parte del club, el entorno del futbolista se negó en redondo a escuchar ofertas. Después vinieron -casi al mismo tiempo- las declaraciones recurrentes del jugador presionando a la directiva y la falta de continuidad en el equipo. Más tarde, y tras sellar varias renovaciones importantes (Modric, Kroos, Bale, Cristiano y Lucas Vázquez), llegó la ansiada llamada por parte del Real Madrid. No sabemos si por tibieza en la entidad merengue o por desconfianza de Isco, pero lo cierto es que el proceso no ha evolucionado y no parece que vaya a progresar hasta final de temporada.

Partidazo y mensaje ante el Espanyol

Isco está aprovechando sus oportunidades en Liga. Casi inédito en la Champions (67 minutos en lo que llevamos de temporada), el malagueño está desplegando su mejor juego en la competición doméstica. Ante el Espanyol fue prácticamente el jugador más destacado del equipo, al dar las dos asistencias. Primero puso un centro técnicamente impecable en la cabeza de Morata (el canterano, en una situación similar, se lo agradeció en las redes sociales). Después dio un pase profundo a la espalda de la defensa perica para la carrera de Bale. Esa es una de las mejores virtudes de Isco: entiende e interpreta lo mejor para cada compañero. Fabrica algo diferente según la situación.

Consciente de su gran encuentro, el internacional fue bastante claro cuando se le preguntó por su renovación: “A mí lo que me preocupa es tener minutos, la carrera de un jugador es pequeña. Estoy muy feliz aquí y estaría muchos años más. De aquí a final de temporada tomaremos una decisión, es mi futuro lo que está en juego”. Teniendo en cuenta estas palabras, la conclusión es que, hoy por hoy, la pelota está en el tejado de Isco: él tiene la última palabra.

Zidane le quiere… pero no lo suficiente

No sé lo que pasará con Isco pero a mí me encanta”. Zinedine Zidane intercede por los suyos cuando le es posible. El técnico galo, mucho más perspicaz de lo que la gran mayoría pueda imaginar, sabe que la continuidad del malagueño depende, en gran parte, de él. Por eso, le ofrece pequeños gestos de cariño ante la imposibilidad de realizar la declaración de amor definitiva que pide el jugador: en este equipo, hoy por hoy, no puede prometerle la titularidad.

Y es que con la inclusión de Bale, la ‘BBC’ vuelve a estar al completo para la recta crucial de la temporada. Esto coloca a Isco en una difícil coyuntura: la primera opción para entrar en la tripleta atacante es Lucas Vázquez mientras que Zidane se piensa muy mucho si alinearle en la medular porque el equipo pierde consistencia. Como ya hemos venido comentando en días anteriores, la posición idónea para Isco es la de mediapunta. Cuando ha jugado de enganche entre el medio y la delantera, con cierta libertad de movimientos, ha rayado a un excelente nivel. Pero para ello, el técnico galo tendría que cambiar de sistema y, posiblemente, prescindir de algún miembro de la ‘BBC’.

Isco termina contrato en 2018 y algunos rumores le sitúan en la órbita del Barcelona. No parece muy probable que en la ciudad condal le puedan asegurar un puesto en el once, pero lo que está claro es que el futbolista lo que quiere es jugar. Y al contrario de lo que algunos opinan, quizás la decisión más valiente (la que muchos no tomaron en su momento) es agarrar la maleta y dejar el Real Madrid.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99