Menú Portada
Según un estudio de FUNCAS

Casi la mitad de los españoles teme quedarse en paro

Julio 26, 2011
pq_927_Valeriano-Gomez.jpg

El 49% de los españoles teme quedarse en paro, porcentaje que se eleva al 79% en el caso de que afecte también a un familiar directo, según una encuesta publicada en el último Cuadernos de Información Económica de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Por clases sociales, el 72% de individuos de clase alta o media alta considera posible la pérdida de empleo personal o familiar, mientras que en el caso de los obreros sin cualificar, el porcentaje se incrementa hasta el 84%. No disponer de recursos suficientes preocupa al 36% de las personas de clase alta y al 56% de las de clases más bajas.

Para el 8% de los españoles, la economía española durante los doce meses anteriores no ha cambiado, al tiempo que un 42% de los españoles es “radicalmente pesimista”, dado que percibe que el deterioro ha continuado y continuará en los próximos meses, y otro 25% cree que se produjo un nuevo retroceso de la economía, pero que no continuará cayendo.

Respecto a la economía familiar, más de la mitad (52%) de los españoles creen que su economía va mal. Incluso uno de cada cuatro se muestra “radicalmente pesimista” porque opinan que su economía se encuentra en un proceso de retroceso, y uno de cada tres españoles cree que su economía no ha cambiado y espera mantener la misma situación en el futuro.

La tasa de paro superará el 20%

En cuanto a las previsiones económicas, Funcas mantiene el crecimiento del PIB para 2011 y 2012 en el 0,9% y en el 1,5%, respectivamente, y estima que la tasa de paro se situará en el 20,8% este año y en el 20,4% el próximo.

El perfil esperado por Funcas de crecimiento intertrimestral del PIB apunta a tasas en torno al 0,2%-0,3% este año, y del 0,4%-0,5% el próximo, lo que representa un ritmo tendencial inferior al 2% en términos anualizados.

Según Funcas, este año el crecimiento procederá en su totalidad, nuevamente, del sector exterior, mientras que en 2012 la aportación de la demanda nacional volverá a ser positiva por primera vez desde el inicio de la crisis, aunque inferior a la de la demanda externa.

El estudio destaca que se ha recuperado en torno a la tercera parte de la competitividad en costes en la industria perdida desde el inicio de la Unión Monetaria, pero la corrección de otros desequilibrios, como la absorción del ´stock´ de viviendas sin vender, la reducción del endeudamiento de los hogares o el saneamiento de los balances de las entidades financieras progresa con gran lentitud o no progresa en absoluto, como es el caso del ´stock´ inmobiliario.

Estancamiento del consumo privado

El crecimiento del consumo privado será prácticamente nulo en 2011, un 0,3%, y muy suave en 2012, un 1,2%, mientras que el consumo público se va a mantener en tasas negativas en ambos periodos. La inversión en equipo y otros bienes aumentará un modesto 1,8% este año, y el próximo se acelerará hasta cerca del 4%.

Por su parte, la inversión en construcción continuará en tasas negativas importantes, aunque, a diferencia de lo sucedido en 2009 y 2010, la construcción residencial caerá a un ritmo inferior a la no residencial. En cuanto al sector exterior, las exportaciones volverán a aumentar más que las importaciones.

Sobre el empleo, Funcas estima que en el conjunto de 2011 volverá a descender en comparación con 2010, aunque posiblemente hacia el final de este ejercicio la economía vuelva a crear puestos de trabajo, con un modesto avance del 0,5% en 2012. “Un ritmo insuficiente para reducir la tasa de paro, que en media anual será del 20,8% este año y del 20,4% el próximo”, señala Funcas.

Sobre la tasa de inflación, estima que se moverá a partir de ahora a la baja, mientras que la productividad moderará su crecimiento hasta el 1,9% en 2011 y el 1% en 2012, lo que unido a la evolución esperada de las remuneraciones salariales supondrá una variación del coste laboral por unidad producida del -0,9% y del 0,2%, respectivamente.

Por último, la tasa de ahorro privado descenderá este año y el próximo, lo que llevará a un descenso de la tasa de ahorro nacional, a pesar del aumento del ahorro del sector público. Así, prevé que las administraciones públicas cierren con un déficit del 6,5% (medio punto más que la estimación del Gobierno) y del 4,9% para 2012 (también medio punto más).

Por otro lado, el último ´Cuadernos de Información Económica´ dedica un estudio a analizar el proceso de reestructuración de las cajas, y señala que a medida que este proceso de concrete, la apuesta por relanzar y señalizar la función social será fundamental. Así, destaca que en las estrategias e imagen de muchos de los nuevos grupos de cajas, la importancia concedida a ´lo social´ como un valor distintivo de la marca ´cajas´ resulta bastante apreciable.