Menú Portada
Piden máxima discrección a los profesores de la Infanta

Casa Real rechaza la seguridad del cole de Leonor

Marzo 24, 2008

Leonor podría estudiar en un colegio en el que se extremarían las medidas de seguridad. Incluso, se solicitaría que los profesores se mantuvieran en un segundo plano, sin ofrecer declaraciones a los medios de comunicación ni dejarse fotografiar.

pq_480_infantaleonor.jpg

Pese a que de momento no hay confirmación oficial, parece que Leonor, la hija mayor de los Príncipes de Asturias, será matriculada el próximo curso en el colegio Santa María del Camino, un elitista centro en el que se reune la flor y nata de la sociedad. Sin embargo, múltiples inconvenientes hacen tambalear una decisión que ya se barajó a principios de año. Por aquel entonces, la periodista Mónica Vergara fue una de las primeras en asegurar que los Príncipes tenían la intención de llevar a su hija a este colegio. Los principales problemas tienen que ver con la seguridad del centro. La calle en la que se encuentra es extremadamente pequeña, de una sola dirección por lo que dificulta que los padres de los estudiantes los acompañen hasta la puerta.
 
Extrema seguridad
 
No sólo eso. Sorprende que Casa Real ponga como condición irrevocable que la dirección del colegio prescinda de los servicios de la empresa de seguridad que, desde hace años, vela por la integridad física de los alumnos que estudian en el centro, pues alegan que no sería factible un acuerdo entre ambas empresas. No es de extrañar, ya que los encargados de proteger a los miembros de la realeza tienen una preparación especial. Rarezas del ser. Sin embargo, ésta no es la única petición que se hace desde Zarzuela, pues se ruega insistentemente que los profesores encargados de impartir clase a la infantita de los rizos dorados no puedan ser fotografiados en público, ni siquiera permitir que sus rostros o nombres aparezcan en medios de comunicación. No sólo eso, sino que además deberán firmar un documento en el que se les obliga a guardar silencio sobre todo aquello que concierna a la pequeña Leonor. Ni siquiera podrán contar cómo se desenvuelve  Qué pena no poder ser partícipe de los primeros días de colegio de la criatura y palpar sus ingeniosas reacciones. Puede que el lógico temor a que sea víctima de un secuestro haga aumentar las típicas medidas de seguridad que acompañan al resto de la Familia. Para muchos, tal y como dice el proverbio latín, Omnis saturati mala (todo en exceso es malo).
 
Por Saúl Ortiz