Menú Portada

Carta de rectificación de la empresa Elektra con respecto a los casos de corrupción del PNV

Mayo 23, 2016
elektra

Esta redacción ha recibido carta de rectificación en nombre de la sociedad Elektra, S.A. y remitida por los servicios jurídicos de esta empresa en relación a la información publicada por el Jefe de Investigación de Extraconfidencial.com, Juan Luis Galiacho:  “La Hacienda de Guipúzcoa, en poder del PNV liderado por Urkullu, multiplica sus casos de corrupción: el presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, Kutxabank, fábricas de electrodomésticos y constructoras, todas vinculadas al presunto fraude de las SPEs” y que reproducimos textualmente:

Muy señores míos:

Les dirijo la presente en ejercicio del derecho conferido por la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, reguladora del Derecho de Rectificación, para rogarles rectifiquen en lo que mi representada ELEKTRA, S.A. ataña, el artículo publicado el 5 de mayo de 2016 por el medio de comunicación social “extraconfidencial.com”, que ustedes dirigen y editan y en el que escriben, bajo el título “La Hacienda de Guipúzcoa, en poder del PNV liderado por Urkullu, multiplica sus casos de corrupción: el presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, Kutxabank, fábricas de electrodomésticos y constructoras, todas vinculadas al presunto fraude de las SPEs”, cuya autoría se atribuye al jefe de investigación, Juan Luis Galiacho.

Dicha publicación incluye expresamente a “Elektra” (atribuyéndole erróneamente la actividad de “fabricación de electrodomésticos”) en un artículo referido a casos de “corrupción”, “fraude fiscal masivo”, “evitar el pago de impuestos hasta reducirlos a un tipo cercano al 0%”, “coladero fiscal para regocijo de unos privilegiados, siempre afines al PNV”, “supuesto coladero para los amiguetes del PNV (… Elektra…) … al objeto de no pagar impuestos en Guipúzcoa”, “residentes guipuzcoanos – vinculados en gran parte al sector inmobiliario y de electrodomésticos, … se sintieron amparados y legitimados para no pagar ni un solo euro de impuestos durante los años 2005 a 2011”, entre otros.

Tales manifestaciones, en el contexto en que se realizan, resultan del todo falsas y su divulgación causa un gravísimo perjuicio a la imagen de mi representada, sin perjuicio de su carácter de injuriosas o calumniosas, pues podrían suponer la imputación a Elektra, S.A. de conductas delictivas.

El Grupo Elektra ha desarrollado desde 1978 su actividad comercial e industrial, primero en Guipúzcoa y posteriormente en toda España, sin vinculación con partido político alguno. La creación, en 2004, de su Sociedad de Promoción de Empresas y su evolución posterior nunca tuvo como objeto ni resultado “evitar el pago de impuestos hasta reducirlos a tipos cercanos al 0%”, “no pagar ni un solo euro de impuestos durante los años 2005 a 2011” y, por supuesto, jamás ha participado en conductas constitutivas de presuntos delitos asimilables a la corrupción o el fraude fiscal.

Una simple constatación de ciertos datos demuestra la falsedad de las manifestaciones vertidas en su artículo: en el periodo 2004 a 2012 y en toda España, el Grupo Elektra constituyó o tomó participación en 15 empresas industriales, creó 534 puestos de trabajo y contribuyó a las arcas públicas con más de 32 millones en impuestos y más de 40 millones en cotizaciones a la Seguridad Social. Toda esta actividad económica y este crecimiento del empleo y de la recaudación pública han coadyuvado, sin duda, el mantenimiento del tejido industrial y empresarial no sólo de Guipúzcoa sino de todo el Estado, objetivos que demuestran el cumplimiento con creces de la finalidad para la que fue legislado el régimen fiscal especial de la SPE (es totalmente falso que fueran una “laguna fiscal, ajena al marco regulatorio”) y para la que fue creada la SPE del Grupo Elektra.

Dentro de la campaña del anterior equipo político de la Diputación Foral de Guipúzcoa, liderado por Bildu, emprendió contra la totalidad de las SPE de este territorio, la actividad del Grupo Elektra y su SPE ha sido fiscalizada por sus órganos de inspección, habiendo concluido que el Grupo Elektra desarrolló, efectivamente, una actividad de fomento y promoción de empresas (como lo prueba el hecho de que no se le hubiera revocado tal régimen), sin perjuicio de la existencia de discrepancias en la calificación de uno solo de los muchos préstamos otorgado por la SPE y sus intereses devengados, que confluyeron en unas actas firmadas en disconformidad que han sido recurridas por mi representada y cuya resolución se encuentra pendiente de sentencia por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Por lo expuesto, les requerimos para que publiquen íntegramente el presente escrito de rectificación, dentro de los tres días siguientes a su recepción, con relevancia semejante a aquella en que se difundió la información que se rectifica, sin perjuicio de la reserva expresa que hacemos de las acciones de todo orden que a nuestro derecho asisten de acuerdo con la mencionada Ley Orgánica y el resto del ordenamiento jurídico.

Confiando en que, con el rigor que caracteriza al medio de comunicación que representan, así lo harán y quedando a su disposición para cualquier consulta o aclaración que pudiesen precisar, les saluda atentamente:

Fdo. Ignacio Echevarría García

 

Nota de la Dirección:

En respuesta a su atenta misiva de ayer:

1. Ha reconocido usted mismo públicamente la existencia de esa SPE propia

2. Tenemos en nuestro poder la documentación relativa a los expedientes abiertos a todas las SPEs por la Hacienda Foral de Gipúzcoa, incluyendo a la suya.

3. Durante la etapa de Bildu, ha habido personas o entidades, como por ejemplo es el caso de Kutxabank, que ha preferido firmar en conformidad, a nuestro leal saber y entender lo más correcto, dando carta de naturaleza al expediente y al fraude, como no podía ser de otra manera.

4. Otros como es su caso firman en disconformidad, lo que a nuestro entender, es un intento legal de huida hacia adelante,

5. En un próximo artículo volveremos con los numerosos casos de corrupción fiscal y política en la época del PNV que desde aquí han sido destapados, basados todos en documentación, en varios casos filtrada por la propia Hacienda Foral de Guipúzcoa, y en otros en la propia investigación periodística