Menú Portada
Se escuda en sus menores ventas

Carrefour congela el sueldo a más de 6.000 trabajadores de supermercados

Abril 9, 2012
pq_924_arias_carrefour.jpg

Carrefour ha aumentado en 2012 un 1,3% los salarios de los 36.000 empleados que componen la plantilla de sus hipermercados y de todas sus sedes en España, mientras que ha congelado la remuneración de los 6.400 empleados de las cadenas de supermercados ´Express´ y ´Market´, según informaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

Desde el grupo de distribución han señalado que, de este modo, en los hipermercados se aplica “rigurosamente” el contenido del convenio colectivo firmado por la Asociación Nacional del Grandes Empresas de Distribución (Anged).

En el caso de sus enseñas de supermercados ´Carrefour Express´ y ´Carrefour Market´, el grupo ha “conseguido mantener” el sueldo los 6.400 trabajadores “en el contexto económico actual”.

Así, la compañía ha congelado este año los sueldos en estas cadenas, antiguos ´Champion´, como consecuencia de la caída de ventas registrada en dichos establecimientos durante el pasado ejercicio. “Resulta evidente que los resultados de 2011 son inferiores a los de 2010, por lo que se concluye que no procede incremento para el año 2012 de los salarios base del grupo”, según recoge una resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En concreto, los salarios base se situarán este año entre los 12.100 euros anuales del grupo de profesionales y los 14.411,29 euros al año del grupo de mandos. Por su parte, el grupo de especialistas se embolsará una retribución anual de 12.826 euros y el de técnicos y gestores, 13.595,56 euros.

En el transcurso de la negociación del convenio, las mismas fuentes apuntaron que la compañía mantendría las tablas salariales durante los años 2011 y 2012 teniendo en cuenta la situación económica actual y las previsiones de futuro en un entorno comercial fuertemente competitivo y de grave contracción del consumo.

De esta forma, según las mismas fuentes, la empresa reconocía que no era posible asumir un incremento de los costes si no existía una correspondencia con los resultados de ventas y manifestaba que ya había adoptado otras medidas de control del gasto en distintos capítulos como la renegociación de alquileres o medidas de ahorro energético.