Menú Portada
La presentadora ha esgrimido problemas económicos para no pagar una deuda contraída con los tribunales

Carmen Sevilla cobra semanalmente 9.000 euros por presentar Cine de Barrio

Octubre 16, 2008

Carmen Sevilla acaba de cumplir 78 años pero una nueva polémica ha enturbiado lo que podría haber sido una feliz celebración. Hace algunos días, el programa “Está Pasando”, hacía público que la presentadora podría estar atravesando sus peores momentos económicos. Incluso llegando a poder ser embargada si mantiene su negativa a abonar los 29.200 euros que se le han impuesto, en concepto de costas procesales tras perder la batalla judicial contra La Camboria, a quien Sevilla denunció al considerar atentatorias sus declaraciones en televisión. La presentadora podría haber
 
Las pruebas irrefutables
 
Resulta sorprendente que Carmen haya aducido insolvencia económica para desviar el pago de la deuda contraída, teniendo en cuenta que, tal y como se recoge en la documentación que hoy publica Extraconfidencial.com, la andaluza percibió 9.000 euros semanales durante todo el año 2006 por la conducción de Cine de Barrio. 234.000 euros anuales con los que podría haber llevado una vida plagada de lujos y excentricidades. En 2007, según fuentes de total solvencia consultadas, su sueldo anual fue aumentado considerablemente. Eso sin sumar el precio de cada uno de los modelitos que Carmen Sevilla luce cada semana. Se trata de un vestuario a medida que la propia presentadora encarga a diseñadores de renombre nacional y que adquiere a precio de saldo tras haberles dado uso televisivo.
 
Su imagen resquebrajada
 
Aunque todavía mantiene intacta eso deje espontáneo con el que consiguió adentrarse en el mundo de la televisión, lo cierto es que la imagen de Carmen Sevilla ha decaído notablemente en los últimos tiempo. Sus días transcurren en los tribunales a los que acude para interponer demandas contra aquellos periodistas que se atreven a dibujar una personalidad que llama la atención por su aparente frialdad. De eso sabe mucho el inigualable José Manuel Parada cuando descubrió que Carmen le decía una cosa por otra: mientras la rumorología advertía que la Sevilla iba a sustituir a Parada en ese Cine de Barrio que recurre a la nostalgia, la de las ovejitas negociaba a sus espaldas con Televisión Española.
 
Por Saúl Ortiz