Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Carmen Rigalt la lía al comparar el asesinato del héroe español Ignacio Echeverría con “los mártires palestinos”, acusan a la familia Matamoros de hacer tongo en Supervivientes y Nico Abad se lleva una lluvia de críticas por su narración de la final de Roland Garros

Junio 13, 2017
rigalt

Sálvame siguen exprimiendo el culebrón Ángel Garó. El humorista acudió el pasado fin de semana al Sábado Deluxe, pese a lo cual el programa no deja de filtrar mensajes del humorista. A su ex novio Darío, que le ha denunciado por malos tratos, le gritó por el teléfono frases como estas: “Dile a tu madre que se cambie el tinte, que se lo he dicho muchas veces” o “Ángel Garó (hablando en tercera persona) es un señor respetado. Y agacháis la cabeza u os vais a tomar por culo”. Con su tío materno también se cebó: “Tú eres un cojo que vas a morir como una rata y yo saldré en el Telediario“. Aun así lo más comentado del cómico son sus desacertadas palabras sobre la violencia de género. “Hay moratones que se aguantan depende de quién vengan”. En Sálvame se ceban con el tema, pero callan sobre la acusación de una revista del corazón.

El medio publica que la familia Matamoros podría haber hecho trampas a la hora de salvar a Laura el pasado jueves en Supervivientes. Cuenta además que el concurso habría detectado oleadas masivas de un Call Center telefónico para salvar a Laura, que estaría más cerca de embolsarse los 200.000 euros de premio. Telecinco silencia el tema mientras asiste abochornado a la lluvia de críticas que recibió Nico Abad por su controvertida narración del décimo triunfo de Rafa Nadal en Roland Garros. Estos son algunos mensajes que se pudieron leer en Twitter: “Es el Javier Cárdenas del deporte”, “Wawrinka va jodido, pero al menos no está escuchando la narración de Nico Abad“, “Telecinco. Sale Nadal junto a los recogepelotas. Nico Abad dice: “Esos chavales juegan al tenis, y ninguno de ellos llegará a nada” o “que bueno es Rafa Nadal. Está intentando ganar rápido para que no tengamos que escuchar a Nico Abad. Gran tenista y gran persona”.

Guerra entre Risto y Buenafuente

Las parodias en los programas Late Motiv y Homo Zapping que produce Andreu Buenafuente sobre la diferencia de edad entre Risto Mejide y Laura Escanes han molestado al publicista. El presentador del presentador no está contento con que se ironice sobre los 22 años de diferencia del matrimonio y le contesta desde El Periódico: “Buenafuente, ríete. De mí para empezar, porque sabes que no me importa, porque sabes que al revés, me encanta y no sólo lo llevo bien, sino que seguramente lo merezco y hasta lo disfruto. Cada vez que un humorista, cómico o similar, te dedica un chiste o parodia te está haciendo un homenaje, un regalo (…) Buenafuente, ríete. Empezando por el tema. Un tema que has elegido tú: la diferencia de edad entre los miembros de una pareja. Un tema que para mí es inconcebible, y no porque me interese defenderlo ahora, sino porque siempre he pensado que lo que ocurriera entre dos seres humanos mayores de edad y de mutuo consentimiento, era, es y siempre será sagrado. Han sido varios los chistes y comentarios sobre mi relación en programas producidos por ti, que no voy a reproducir aquí porque no hace ni falta. Tú sabes perfectamente cuáles, cuándo y tú sabrás el porqué. Pero por mí no te preocupes, repito que en nuestro caso estamos más que bien, gracias”.

Risto añade que Buenafuente debe explicar “el daño al que estás contribuyendo tú y la gente como tú haciendo mofa de una pareja por su diferencia de edad en los medios de comunicación. Mucho ha tenido que pasar para que en este país no esté bien visto criticar públicamente a parejas del mismo sexo, o de distinto color de piel. Enseguida son tachados de homófobos o de racistas. A que sí. Sin embargo, parece que todavía quedan ‘edadistas’ que no entienden que el mismo derecho a vivir su amor como les dé la gana lo tienen las parejas de distinta edad. Vamos, Buenafuente, ríete. Que a mí no me vas a hacer daño. No a mí”. El de Reus le contestó ayer: “Lo primero que pensé al leer tu artículo es que se trataba de una broma. Eso debe de ser deformación profesional. Como soy cómico (casi veinticuatro horas al día) creo que todo el mundo está siempre de cachondeo cosa que, por cierto, sería fantástica aunque utópica. Pensé que no podía ir en serio que una persona tan lista como tú, tan conocedora de los medios, sus claves, sus repercusiones, tan inmersa en ellos y que lleva tanto tiempo navegando bajo los focos, se apuntara también a limitar el humor. No puede ser y seguramente no sea así (…) No puedo estar de acuerdo, porque yo no hacía bromas sobre ellas, no las conozco. Hacía broma con lo tuyo. Hacía broma sobre ese señor con gafas llegado de la publicidad que irrumpió como un ciclón en la tele, siempre enfadado y con malos modos. El señor que luego aclaró sus gafas, derivó hacia la autoayuda negándola, luego pasó a entrevistador y ahora regenta un programa sobre el amor (o no). Es decir: EL PERSONAJE. Nada personal, como los negocios”.

El Mundo la lía con Ignacio Echeverría

Mientras medio planeta se rinde a los pies del héroe español Ignacio Echeverría, en El Mundo no dejan de meter la pata sobre el tema. Carmen Rigalt hizo hace unos días una desagradable comparación sobre él: “Perder un hijo pero ganar un mártir, un héroe o un santo, debe ser una tragedia con consuelo incorporado (…) he tenido la ocasión de estar muy cerca del epicentro del dolor” al ver a “las madres de los mártires palestinos”, de las que conoce “las lágrimas orgullosas que derramaban en silencio, sin dejar de mirar esa foto enmarcada con la que vivían abrazadas”; es decir, compara a un mártir con los terroristas palestinos. Pero el periódico además editorializaba alabando su supuesta exclusiva:

“Nos adelantamos 24 horas a la confirmación oficial. Teníamos todas las pruebas encima de la mesa para publicar, más allá de toda duda razonable, con un 100% de seguridad, que el ciudadano de Las Rozas era uno de los fallecidos en el nuevo atentado yihadista. Este periódico cumplió con el fundamento del periodismo: buscar la verdad y contarla. Nada nos hubiera gustado más que dar la primicia diametralmente opuesta: que el héroe del London Bridge estaba vivo, herido pero con vida, y que más pronto que tarde estaría con los suyos”.

Eduardo Inda, molesto porque él atribuye a OK Diario la exclusiva, la responde a golpe de editorial: “Esto es lo que debería preocupar a nuestro querido colega: cómo un periódico con casi 30 años de historia y alrededor de 150 profesionales en plantilla solo consiguió “indicios [sic]” mientras OK Diario, con 31 periodistas y sin haber llegado aún a sus dos años de vida, se hacía con las pruebas definitivas. Requisito que lo legitimaba para publicar una información que tenía en vilo a toda España y que, desgraciadamente, ratificaron el Foreing Office y Exteriores un día más tarde (…) Sin embargo, en la búsqueda de la verdad no hay más protocolo que el hallazgo de las pruebas irrefutables que la confirman. El Mundo reconoce que solo tenía “indicios”; Ok Diario disponía de la noticia confirmada y contrastada por varias fuentes. Por eso la ofreció a millón largo de lectores diarios. La Policía española había enviado las huellas de Echeverría a Scotland Yard que, tras cotejarlas con las del cadáver, confirmaban la identidad del joven español el mismo lunes por la tarde. Lo supimos nosotros de fuentes oficiales españolas y británicas y lo sabía la familia desde el día 5 a media tarde. El adjunto a Antonio FernándezGaliano no se había enterado de nada. Es más, anteayer mismo, cuando este diario había publicado la exclusiva que jamás nos hubiera gustado dar, se lamentaba con sus colaboradores: “No sabíamos nada, no sabíamos nada””.

Por otro lado, ayer se conoció que Pedro García Cuartango, ex director de El Mundo, ha rechazado volver a las páginas de opinión, por lo cual deja el periódico tras más de dos décadas.

Jorge Higueras