Menú Portada
Sin pelos en la lengua

Carmen Bazán habla claro: “Mi hija, María José y yo apoyamos a Beatriz Trapote”

Enero 13, 2011
pq__carmenbazana.jpg

Su mirada no puede ocultar la tristeza que siente. Carmen Bazán ríe a carcajadas cuando se le pregunta por la inestabilidad familiar que le precede. Ríe pero llora. No consigue disimular con la frialdad que busca, quizás porque sus sentimientos y nobleza no se pueden ocultar. A su hora, y con una figura envidiable, Carmen atendió a los medios de comunicación que querían comprobar si era cierto que había perdido cinco esplendorosos kilos gracias al buen hacer de la alcachofa. Sorprendió su simpatía, su entereza y su gran sinceridad ante las preguntas comprometidas: “Yo con María José me llevo bien”, insiste sin a penas ruborizarse.
Sin embargo, a pesar de lo llovido, Carmen siento auténtica adoración por Belén Esteban, es como si la llegada inesperada de María José Campanario hubiera despertado sus sentimientos hacía la Princesa del Pueblo. Otros vendrán, que santo te harán, repetí con cierto atino ante sus pequeño pero muy expresivos ojos. Carmen mide sus palabras. Teme que lo que pueda decir provoque un terremoto en su familia. No quiere más follones de lo que ha vivido. Quiere olvidar aquel episodio que le obligó a abandonar Ambiciones por orden y desorden de María José: “Eso ocurrió pero ha quedado ya olvidado”, me dice con absoluta tranquilidad. La matriarca del clan es la única que oculta su verdad. Prefiere que la ataquen y la critiquen antes de contar cómo es su día a día y el sufrimiento que le ocasiona estar en medio de las salpicaduras televisivas de unos y otros.
Eso sí, Carmen asegura que jamás se produjo una llamada telefónica para intentar vetar a Beatriz Trapote en Ambiciones. Maledicencias que han dolido y sobrecogido a una Bazán muchísimo más delgada y esbelta gracias a la Alcachofa de Arkocapsulas: “Yo adoro a Beatriz, le tengo mucho cariño y es verdad que las mujeres de la casa hemos apoyado a Beatriz porque consideramos que está sufriendo mucho”. Totalazo que describe, hasta la saciedad, cómo de importante es para ella la fidelidad: “Para mí es muy importante, pero bueno, que mi marido saliera en televisión con ciertas infidelidades no significa nada, mi hijo es muy joven”, me dice cuando hago una comparativa entre lo que representó en su día Humberto Janeiro y lo que ahora vive el torero: “Yo sólo espero que lleguen a un acuerdo y se solucione todo”. ¿Lo conseguirán?

Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com