Menú Portada

El rector de la UCM, Carlos Andradas, y la instructora del expediente a Juan Carlos Monedero, la profesora de Derecho Mercantil María Teresa Martínez Martínez, tapan de nuevo las presuntas irregularidades del cofundador de Podemos

Febrero 12, 2016
carlos andradas

Dos meses después de anunciar públicamente que la Inspección de Servicios de la Universidad Complutense de Madrid abría por fin un expediente disciplinario al cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, por su “presunta vulneración” de la Ley de Incompatibilidades cometida por sus millonarios trabajos externos en Venezuela, la investigación no ha dado fruto alguno, ni se conoce en ninguno de sus términos cualquier resolución. Según fuentes solventes de la Complutense, “el expediente ya está cerrado y lo tiene el rector en su mesa, pues es el único que puede, o no, imponer una sanción”.

El pasado 6 de noviembre de 2015 el rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Andradas, anunciaba públicamente que se abría por fin, tras nueve meses de silencio cómplice, un expediente disciplinario al cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero Fernández, por su “presunta vulneración” de la Ley de Incompatibilidades cometida por sus millonarios trabajos externos en Venezuela. Andradas situaba como instructora del caso a una persona de confianza del establishment, la profesora de Derecho Mercantil de la UCM, María Teresa Martínez Martínez, una profesora que trabajó codo con codo con el anterior rector José Carrillo y con su antecesor, Carlos Berzosa, las personas que desde su cargo ampararon a Monedero en sus trabajos externos en Venezuela, participando, incluso, desde la propia Universidad Complutense en sus propuestas, como publicó en su día Extraconfidencial.com.

Dos meses ya de silencio

Transcurrido ya dos meses desde que la Universidad Complutense anunciara a bombo y platillo la apertura de este expediente al cofundador de Podemos por una “presunta falta muy grave“, tipificada en la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, por incumplimiento de las normas sobre incompatibilidad, la investigación no ha dado fruto alguno, ni se conoce en ninguno de sus términos cualquier resolución, ni nada se ha materializado públicamente hasta la fecha actual.

La profesora María Teresa Martínez trabajó al lado de los rectores Berzosa y Carrillo ya que era la “Delegada del Rector de la Universidad Complutense en el Centro Adscrito RCU El Escorial-María Cristina durante ambos mandatos como ahora lo es junto a Carlos Andradas. Está integrada en el departamento de Derecho Mercantil de la UCM, como coordinadora de la asignatura “Estatuto Societario de las Pymes”. Fue en esta universidad pública madrileña donde se licenció y donde ha hecho toda su carrera académica y profesional.

Comenzó como Ayudante de Facultad (1993-1998); luego como Asociada Tipo 1; logrando la titularidad en el año 2000. Desde entonces comenzó su carrera para puestos de relieve dentro del aparato de la “Casta Complutense”. Así ya en el año 2004 fue nombrada “Delegada del Rector en el Centro Adscrito RCU El Escorial-María Cristina”. Luego pasó a formar parte de Consejo de Redacción de la Revista de Derecho de Sociedades (2008). Hoy en día es una especialista en Derecho de Sociedades, con dos monografías publicadas, numerosas colaboraciones en obras colectivas y artículos en revistas. Pero todo este brillante curriculum no ha servido para que en dos meses dicte una resolución sobre si el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas, Juan Carlos Monedero Fernández, realizó trabajos remunerados “sin haberlo puesto en conocimiento” de esta Universidad pública. Este expediente se enmarca en los trabajos de asesoría que habría desempeñado el cofundador de Podemos a través de su empresa (Unipersonal, Caja de Resistencia Motiva 2), a Gobiernos de Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador por una cuantía de 425.000 euros. El Ministerio de Hacienda también emprendió una investigación después de que Monedero presentara una declaración complementaria.

De 3 a 6 años de suspensión

El expediente abierto Monedero por “falta muy grave” lleva aparejado, de ser admitido finalmente, la suspensión de funciones de 3 a 6 años. Ya en su día, y como publicó Extraconfidencial.com, el rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el catedrático de Matemáticas Carlos Andradas, había ordenado silenciar definitivamente el Caso Monedero y dar carpetazo al simulacro de “proceso de información reservada” abierto el 27 de enero de 2015 por sus trabajos externos.

monedero
Juan Carlos Monedero

Fueron entonces nueve meses y diez días, desde que se inició la supuesta investigación a cargo del Servicio de Inspección de la UCM, los que transcurrieron sin ninguna información. Nunca se supo nada hasta que el pasado 6 de noviembre el actual rector anuncio la apertura de un expediente para determinar si incumplió las normas sobre incompatibilidades de la institución. El expediente recuerda que los estatutos de la UCM (artículo 173 y 174), establecen que se debe dar la necesaria conformidad del departamento, junto a la autorización del rector, y abonar a la institución un 20% de los ingresos obtenidos por la persona a la que se le concede la compatibilidad.

El expediente abierto a Monedero, ¿va en serio o es una pantalla de Carlos Andradas?

Si a Andradas le conviene absolver a Monedero, escogerá, como ha hecho, a un instructor que domine la plastilina jurídica. Y es muy previsible que el expediente acabe en nada. Pero si el instructor quiere dar muestras de independencia, ya se encargará el jefe de la Inspección de Servicios de la UCM, José Crespo Alía, de intervenir en el expediente ya que los coordina todos. Ese servicio jurídico de la Complutense es conocido como el “crespoaliato”, por el poder omnímodo del que goza Crespo Alia.

Según las fuentes consultadas por nuestro periódico, “el verdadero poder en la sombra de la Universidad Complutense y quien dirige el caso Monedero es Francisco Javier Sevillano Martin, el hombre de confianza de Andradas como lo fue en su día de Berzosa”. Sevillano Martin  es hoy Vicerrector de Planificación Económica y Gestión de Recursos. Pertenece a la sección departamental de Economía Financiera y Contabilidad de la Facultad de Comercio y Turismo. Fue gerente en dos momentos distintos con el ex rector Carlos Berzosa, pero en realidad es actualmente el gerente en la sombra y hombre fuerte del equipo de Andradas.

Sevillano Martín fue la persona que como gerente firmó en representación de la Complutense los contratos millonarios con la empresa de seguridad Serygur, vinculada con la Gürtel. Fue en el año 2008 cuando la Universidad Complutense de Madrid le adjudicó la vigilancia y seguridad del interior y exterior de sus instalaciones por la cantidad de 1.808.266,30 euros, según figura en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 23 de enero de ese año.

Probable tongo del expediente a Monedero

Fuentes solventes de la Universidad Complutense hablan ya del más que probable tongo del expediente a Juan Carlos Monedero. Estas mismas fuentes afirman que “Andradas se juega su prestigio. Da la sensación que él es una figura decorativa. Quien de verdad mandan son Jesús María Montero Delgado, miembro de la “Casta Universitaria” con un sueldo de 74.049 euros, y uno de los líderes de Podemos en Madrid cerebro de la “Operación One Girl” que aupó a Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid; al igual que José Manuel García Vázquez, conocido como El Flaco”, el peón de confianza de Andradas en su campaña electoral; y, como no,  Francisco Javier Sevillano Martin. Estos son los que mandan realmente en la Complutense”.

Esta actitud genuflexa del rector Andradas ante los líderes de Podemos, parece que ya le está costando caro porque en algunos sectores de los que Andradas considera como suyos se le está perdiendo el respeto. La Vicerrectora de Política Académica y Profesorado, Mercedes Gómez Bautista, está dando muestras de competencia e imparcialidad ante las sugerencias e injerencias del rectorado. Sin embargo, está sometida al fuego cruzado de la Decana de Ciencias de la Información, María del Carmen Pérez de Armiñan, cuyas puntas de lanza en el Rectorado son: la ya célebre Yolanda Martínez Solanas, Directora de Comunicación de la Complutense, y perteneciente al Departamento de Periodismo I, cuyo cometido fundamental es mantener viva la llama del culto a la personalidad de Andradas, y Jorge Clemente Mediavilla, que se ocupa del equipamiento audiovisual de esta universidad pública madrileña. Extraconfidencial.com se ocupará próximamente de este asunto.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho