Menú Portada

Carlotti, de Piqué al pique, el sex appeal de Duran i Lleida y las lágrimas de Díaz Ferrán

Octubre 7, 2010

          Se llama Maurizio –con Z como Doña Letizia-, de apellido Carlotti, y ahora es vicepresidente del Grupo Antena 3TV. Antes era consejero delegado. Relegado. Pues ahora resulta que la cadena de televisión que preside José Manuel Lara Bosch ha fichado a Josep Piqué, ex ministro de Industria con José María Aznar, como tertuliano y, a la sazón, compañero sentimental de la directora de Informativos, Gloria Lomana. No se da puntada sin hilo. Piqué y sus enlaces y asesoramientos reales darán mucho que hablar, mientras Carlotti –italiano de pro-, demanda a este periódico por 60.000 euros por una supuesta intromisión en la intimidad. Que se lo pregunten, por ejemplo, a Eugenia Martínez de Irujo y a Pepe Navarro. Donde las dan, las toman, Don Maurizio. Pronto sabrán nuestros lectores cuánto cobraron el pasado año. Una pasta.

          Y de italiano a catalán, aunque todo queda en casa. Esta información es muy breve pero, sin duda, hiriente. Josep Antonio Duran i Lleida tiene un problema: su sex appeal. Sí, como lo leen. Al parecer, el líder de Convergencia no tiene tiempo ni dinero para parar el cúmulo de testimonios de mujeres desencantadas por el político catalán al que hace poco tiempo podíamos observar en una suite del Hotel Palace. Ellas están hartas de sus promesas incumplidas y ahora están dispuestas a hablar. A declarar. Incluso, lo que él las comentó en la intimidad. Todo un pelotazo. ¿Se atreverá La Noria de Jordi González? Seguro que no.

          Las lágrimas del ya ex presidente in pectore de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, al rendir su puesto ante sus pares en fechas recientes, recordaron a algunos a Boabdil de Granada cuando su madre le dijo aquello de “llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”. Díaz Ferrán se va dejando al empresariado en la cota más baja de popularidad y, aún así, pretendía seguir en el machito. Ahora es un juguete roto en manos de la Justicia con la que tiene abierta más de siete causas, algunas de ellas peliagudas como el Caso Aerolíneas. Si Don Gerardo supiera quién le está haciendo la cama otro gallo le cantaría.