Menú Portada
El asturiano ha dicho en más de una ocasión que le encantaría que el hijo del piloto de rallyes fuera su sucesor

Carlos Sainz Jr. correrá contra Fernando Alonso en 2015 ¿Qué pasará cuando se encuentren?

Noviembre 30, 2014

El nuevo piloto de McLaren tiene un plan, y se marcha de Ferrari para ganar, lo necesita, lo anhela; su amigo de Madrid -que correrá con el dorsal 55-, dice que el suyo es ser campeón del Mundo con Red Bull, un equipo competidor del primero, y es su primera meta


Son radicalmente diferentes pero se llevan estupendamente, de hecho el asturiano conoce perfectamente la casa de la familia Sainz en Boadilla del Monte. Uno acaba de llegar, y el otro sabe que está más cerca del fin que del principio. Uno correrá su primera carrera de Fórmula 1 el 15 de Marzo de 2015 en Australia, mientras que para el otro será su salida número 232. Pero los dos saben que tienen algo en común: antes o después acabarán enfrentados sobre el asfalto y no les va a resultar fácil dejar atrás al otro, ni en lo personal, ni en lo deportivo.

No ha sido una sorpresa que Carlos Sainz haya sido confirmado como piloto de Toro Rosso. El año que viene correrá al lado del que será su primer enemigo en pista, el superdotado Max Verstappen, y no le va a hacer la vida fácil. Carlos no lleva sangre por sus venas, sino gasolina. Su padre, bicampeón de rallyes comenzó sobre el asfalto y su destino le llevó a otros territorios. Su heredero lo ha tenido siempre claro, quiere circuitos, velocidad, frenazos… quiere Fórmula 1. Kartista aventajado desde los siete años, más tarde saltó a los monoplazas, y una elección errónea de escuderías le ha pesado en ciertos momentos, pero ha mostrado con frecuencia su brillantez con notables actuaciones sobre agua, y aquel prodigioso primer contacto con la F1 en unas pruebas para novatos en Silverstone 2013 donde los dejó a todos atrás.

Jos Verstappen, algo más que un compañero

Carlos crece a pasos agigantados, y a pesar de que muchos apuntan que su carrera deportiva ha sido más fácil que el resto y que nunca le han faltado apoyos, siempre ha acabado dando la talla, especialmente este 2014 al conseguir ganar con autoridad las competidas World Series by Renault. En los circuitos saben que los apellidos no ganan carreras.

En Toro Rosso están acostumbrado a acoger rookies, y este año les llegan dos, él y Verstappen. Carlos no lo tendrá fácil, el hijo de Jos Verstappen llega con un currículo corto pero un aura de vencedor reconocido por muchos y el tutelaje del exigente Dr. Marko, responsable del área deportiva de Red Bull, propietarios de la escudería y amos del equipo para el que todos sueñan con correr. Marko no permite muchos errores a sus pupilos y a veces resulta ser peor enemigo que los que se encuentran sobre el asfalto.

Cuando uno se acerca al madrileño parece que carga sobre los hombros, no la responsabilidad que implica su apellido, sino la experiencia de los años de su padre. Serio, discreto, trabajador, dice las palabras justas, ni una más de las que se quieren oír, ni una menos de la que expresan lo que desea. De una madurez fuera de lo común sabe que entra en un negocio complicado, por eso no se corta a la hora de indicar que es Alonso, su nuevo rival, el que le ha servido más que de inspiración, de referencia, no en vano fue a uno de los primeros a los que llamó cuando fue nombrado piloto titular.

El propio Fernando ha dicho en más de una ocasión que le encantaría que Carlos fuera su sucesor, algo que queda aún lejos, pero entra dentro de las posibilidades que en breve se vean las caras en el circuito, Alonso en un equipo que aún tiene que demostrar muchas cosas y adaptarse al motor Honda, y Carlos en otro que se mantiene en la zona media.

El asturiano tiene un plan, y se marcha a McLaren para ganar, lo necesita, lo anhela; su amigo de Madrid —que correrá con el dorsal 55— dice que el suyo es ser campeón del Mundo con Red Bull, un equipo competidor del primero, y es su primera meta. Sus caminos, aunque cercanos en lo personal, van camino de cruzarse. Ojalá sea para pasarse el relevo.

José M. Zapico
@VirutasF1