Menú Portada
El peso del apellido sobre sus hombros no parece restar capacidad de movimientos

Carlos Sáinz Jr. avanza a zancadas hacia la Fórmula 1 y Alonso ya le está esperando

Junio 2, 2014

Su trayectoria no siempre ha sido victoriosa pero ha ido dejando destellos de esa brillantez que sólo atesoran los tocados por el dios de la velocidad


Hay otros como Dani Juncadella, Sergio Canamasas, Roberto Merhi o Miguel Molina, pero el más claro heredero para seguir su estela es el hijo de ´El Matador´, y son muchos los que quieren ver en el hijo del bicampeón del mundo de rallyes al sucesor natural de Fernando Alonso. El asturiano parará cuando quiera pero lo razonable es pensar que aún durará en las carreras al menos tres o cuatro años más. A partir de los treinta y cinco los pilotos tienden a declinar y pensar en su retiro, y todo apunta a que 2015 puede marcar la fecha de debut de Sainz en la Fórmula 1; coincidirán en pista con toda seguridad.

El peso del apellido sobre sus hombros no parece restar capacidad de movimientos a Carlos Sainz Jr. Es tan serio y concentrado como su padre, muy trabajador, y si en categorías inferiores llamaba la atención sin brillar excesivamente, este año ha dado un enorme salto de calidad en la categoría que actualmente disputa, las World Series by Renault. Su trayectoria no siempre ha sido victoriosa pero ha ido dejando destellos de esa brillantez que sólo atesoran los tocados por el dios de la velocidad. En julio del año pasado se subió en un Red Bull en entrenamientos para novatos y dejó todos boquiabiertos con registros inalcanzables el día de su debut a bordo de un F1. En la jornada siguiente casi los calcó con un coche notablemente inferior como era el Toro Rosso.
 
Madurar como piloto
 
¿Y porqué no le suben ya a un F1? Porque necesita madurar como piloto antes de arrojarle a ese pozo vikingo repleto de perros rabiosos que es la F1. En Red Bull saben que no se puede acelerar más de lo debido la carrera de uno de sus cachorros, ya que puede pasar lo ocurrido con Jaime Alguersuari: llegó demasiado pronto, y lo echaron antes de tiempo. Dos años y medio tirados por la borda y un talento desperdiciado. Parece que al madrileño se le está mimando en este aspecto y nadie en su entorno parece mostrar prisa alguna en lo que podría ser un grave error estratégico y de visión cortoplacista. De momento, Carlos lidera la tabla clasificatoria de las World Series, con cuatro victorias en seis carreras, en la que a tenor del ritmo impuesto puede ser una temporada arrasadora. Para Red Bull, su principal patrocinador, esta competición -creada por Jaime Alguersuari senior- es de paso imprescindible antes de llevar a sus chicos a la F1. Pilotos como Daniel Ricciardo, Jean-Éric Vergne, Daniil Kvyat, o el propio Sebastian Vettel pasaron por ella como escalón previo a recalar en la F1.
 
La compañía de bebidas energéticas apuesta por esta categoría y no por la GP2 -ligeramente superior- por una sencilla razón: es algo menos mediática y no visita los circuitos de la F1 pero cuesta la mitad y como “autoescuela” es excelente. Sus coches son algo más parecidos -especialmente en el plano aerodinámico- a la actual Fórmula 1 y los rookies se baquetean en un entorno competitivo a un coste razonable sin las distracciones de compartir el paddock con la Fórmula 1. A veces hay que situar lo deseado lejos, para llegar con más impulso. En alguna parte del paddock ya hay alguien preparando pegatinas, adhesivos y gorras y con un apellido ilustre en esto de la gasolina: Sainz. Está llegando, de momento novillero, pero dentro de muy poco El Matador II.
 
José M. Zapico
@VirutasF1