Menú Portada

Carlos Sainz brilla en un inicio de temporada de Fórmula 1 que se le atraganta a Fernando Alonso

Marzo 27, 2017
carlos sainz australia

Nuevas reglas, nuevos coches, nueva Fórmula 1 y con ello espacio para crecer en el caso de los pilotos españoles, unos con más fortuna que otros. Comienza la nueva temporada de la más alta categoría del automovilismo planetario y se certifican muchas cosas: que las nuevas regulaciones traen carreras diferentes, que Carlos Sainz sigue creciendo, y que Fernando Alonso no está donde debería. Si empezamos por éste último, muchos apostaban a que el de Oviedo ni acabaría la carrera… y acertaron, pero no fue ni por su culpa ni por la de su coche. Alonso se clasificó decimotercero en parrilla y pudo subir hasta el décimo puesto, última plaza con puntos donde estuvo situado más de media carrera. Durante más de treinta giros estuvo sujetando como pudo los ataques del francés Esteban Ocon y su Force India, hasta que sucumbió con la prueba a punto de acabar. A resultas de un leve toque con éste último, los conductos de frenos del tren delantero quedaron dañados y el piloto se vio abocado al abandono.

Su MCL32 se desviaba de manera violenta hacia la izquierda en frenada y la conducción se tornaba en peligrosa. Una lástima que el asturiano quedase sin premio porque se fajó a pesar de una conducción prodigiosa, sin un coche digno, falto de agarre, sin ritmo para no ser adelantado, con poca potencia y sin la estabilidad que si poseen otros monoplazas. Inicio de temporada duro a pesar de que Honda parece haber encontrado, al menos, la senda de la fiabilidad. Ninguno de sus motores en pista mostró de forma aparente fallas. No le fue mucho mejor a Stoffel Vandoorne, el compañero de Alonso, con su cuadro de mandos averiado desde el inicio de la prueba, con un motor calado en su parada en boxes y alguna salida de pista. Pudo acabar la prueba… último. En Woking tienen mucho trabajo por delante.

Un Carlos Sainz muy sólido

Mucho más agradecida fue la experiencia de Carlos Sainz. El madrileño arrancó la prueba en octava posición, y justo ahí fue donde la terminó. Los motores Renault que equipan tanto él como sus compañeros de Red Bull llevaban instalado el sistema de regeneración de energía del año pasado debido a problemas de juventud en el dispositivo desarrollado para el nuevo propulsor del que disponen. El fabricante galo los rehízo desde cero y estiman que pasadas unas cuantas carreras estarán al 100%; de ahí que muchos esperen que la situación de los coches azules de la parrilla vaya a más.

Carlos superó en entrenos y carrera a su compañero Daniil Kyvat, y los dos puntuaron con un coche que está en la zona noble por los pelos. Su STR12 es de promedio un segundo y medio más lento que el mejor coche. Con estos mimbres se hace imposible dar caza a los de arriba, pero sí que pueden escalar si encuentran pequeñas mejoras dentro de la muy peleada zona media de la tabla clasificatoria. Muy sólido el hijo de El Matador que sigue certificando su progresión, y es candidato a irse el año próximo a un equipo de postín.

Victoria trabajada de Sebastian Vettel

Carrera no especialmente divertida que ganó Sebastian Vettel, la primera victoria para desde Singapur 2015, muy trabajada desde el punto de vista del pilotaje, con un coche no superior pero muy a la altura del Mercedes y enorme gestión estratégica. El alemán se quedó pegado a Lewis Hamilton, poleman, durante diecisiete vueltas sometiéndole a un ritmo con el que abrasó sus neumáticos. El británico paró a cambiar sus ruedas, y Sebastian aceleró con aire limpio hasta encontrar durante cuatro giros el hueco necesario para seguir liderando la prueba tras su primera y única parada. El germano contó con la ayuda de Max Verstappen, que se interpuso en la cabalgada de Hamilton, que muy probablemente con otra estrategia no hubiera perdido esta carrera.

Pocos adelantamientos con la nueva Fórmula 1, fuerzas laterales y en frenada de hasta 8G, curvas rapidísimas con mayor riesgo de unos accidentes que ahora serán más duros, y consiguiente modificación de las medidas de seguridad especialmente en pistas más antiguas. Refulgen Mercedes, Ferrari y Red Bull, muy separados del resto. En la clasificación final los componentes de estos tres equipos (a excepción de Daniel Ricciardo que abandonó por avería, más Felipe Massa) habían doblado a toda la parrilla, a algunos incluso dos veces. Un punto para el galo de origen español Esteban Ocon en su debut y sorprendió Antonio Giovinazzi, el protegido de Ferrari que sustituyó en el último minuto a Pascal Werhlein por lesión en Sauber.

Próxima parada: dentro de dos semanas en el Gran Premio de China, mientras Ferrari que no partía como claro favorito, disfrutará de su liderazgo. A ver si le dura.

José M. Zapico

@VirutasF1