Menú Portada
Web con dos años y medio de existencia en la que podemos regalar y recibir productos infantiles

Carlos Martínez, creador de www.segundamanita.com: “no se vende ni se cambia, simplemente se da

Enero 7, 2014

Segundamanita.com es una iniciativa basada en el consumo colaborativo, un concepto bastante amplio que se ha puesto de moda, orientado a la solidaridad. Es una plataforma en la que ponemos en contacto a personas que quieren dar cosas con personas que quieren esas cosas. No se trata de una web de intercambio porque el que recibe no necesariamente tiene por qué dar nada a cambio, no se cambia una cosa por otra. Una condición indispensable de segundamanita.com es que no se vende ni se cambia, sólo se regala, simplemente se da.

¿Quién es el usuario de segundamanita.com?

Cada uno tiene sus motivos para dar cosas, ya sea por motivos solidarios como por motivos egoístas. Hay gente que da lo que ya no usa a pesar de tener recursos limitados y hay gente que quiere deshacerse de algo y es la manera más cómoda y rápida de hacerlo. También puede haber quién se aproveche y se lleve algo que luego pueda vender. Pero para eso tenemos la posibilidad de nunciar malos usos o usos dudosos. Esta plataforma se basa en la confianza. La confianza lleva a la confianza y, aunque hay picaresca, es anecdótico.

¿Cuál es el mecanismo?

Nosotros simplemente facilitamos que los usuarios se pongan en contacto entre ellos. No somos intermediarios ni contactamos con ellos. Ellos directamente lo hacen todo. El usuario A se registra y dona o regala algún objeto. El usuario B se registra y se pone en contacto con A para pedirle ese objeto que necesita. Al principio incluso el contacto es anónimo. Son los propios usuarios quienes deciden darse un teléfono o un email para ponerse en contacto de manera personal y hacer efectiva la entrega.

¿Por qué productos infantiles?

Hay por ahí otras webs que hacen cosas parecidas pero lo enfocamos para niños porque vi claro que son los productos más caducos y que menos utilidad se les da. Son productos que, en un momento de la vida ves imprescindibles, pero a los tres meses ya no te sirven para nada. El mundo de los niños es especialmente caduco. Como padre, me di cuenta de que todos los productos infantiles nos saturan y, ¿por qué no darlos?  

¿Es la Navidad el momento de más actividad de la página?

En cuanto a juguetes si. Pero la mayor actividad coincide con los cambios de armario. Ahí lo notamos mucho a nivel de ropa. Cuando empieza la temporada de verano o de invierno. Aunque en general tiene una actividad constante. Si que hay picos a la baja cuando hay vacaciones, pero funciona de manera constante.

¿Cuál es el artículo con más éxito?, ¿y el que más te haya llamado la atención?

La ropa es lo que más se da, sin duda, la ropa. Lo que más me llama la atención son las habitaciones. Y no hay ni un caso ni dos. Ha habido varios casos de gente que ha dado habitaciones enteras. Incluso, la condición es: regalo habitación tal día y el que venga, la desmonta y se la lleva. Es una manera rápida y fácil de quitarte de en medio algo que ya no quieres. Así haces un favor a alguien y te ahorras tener que hacerlo tú o pagar porque te lo hagan. También hay algún caso de higiene personal de la mujer que me llama la atención, por ejemplo que se den tetinas o saca leches, pero ahí están y se solicitan.

¿Qué os diferencia del concepto de “segunda mano”?

Al contrario del concepto de segunda mano, donde el que vende tiene que buscar al interesado, aquí es el interesado quién busca al que da y se dirige a la zona donde esté, para llevase lo que le ofrece.

¿Qué te llevó a hacer esto?

Cuando fui padre, me junté con tantas cosas que no sabía que hacer con ellas. Pensé en venderlas pero me resultaba extraño vender cosas muy usadas que me habían costado poco, ya que rozaba la tacañería. Por otro lado, tenía cosas de las que si se podía sacar más rendimiento pero si que me las habían regalado, entonces me parecía poco ético vender algo que me habían regalado. Revender esas cosas no tenía sentido, y tampoco lo tiene guardarlas en el trastero.

¿Cómo os financiáis?

De cara al usuario es completamente gratis así que la publicidad es nuestra financiación. Estamos buscando alguna marca importante para que se publicite, de cualquier tipo, porque la financiación es sólo a través de la publicidad.

Si los usuarios se ponen en contacto solos, a parte de facilitar esto ¿en qué consiste vuestro trabajo?

Envían denuncias, tenemos que estudiarlas para ver si son ciertas o no, también hay un mantenimiento del servidor, tenemos que comprobar que los artículos se ajustan a los criterios que consideramos imprescindibles, etc.

¿Cuál es vuestro radio de actuación?

Estamos en Madrid pero el funcionamiento es a nivel global, en toda España. Hay algún anuncio de Colombia, o de Panamá pero es anecdótico. Fundamentalmente es España. Pero queremos salir fuera, estamos intentando saltar a América. Cómo lo fundamental que promueve esta web es dar las cosas de manera gratuita, no tiene sentido que se envíen las cosas y se pague por ello. Por eso en cada anuncio se pone el sitio de dónde es para facilitar así la donación.

¿Qué NO ES segundamanita.com?

A veces es más fácil explicar lo que es algo diciendo lo que no es. No es intercambio porque se dan cosas a cambio de nada. El que da, lo hace sin recibir nada a cambio y el que recibe no tiene por qué dar nada a cambio. No es una web de segunda mano ya que no se vende. Y por último, no es un portal orientado a la solidaridad. El que pide no tiene por qué tener menos recursos. Alguien con recursos puede perfectamente pedir un carrito y, una vez usado, volver a regalarlo para que lo use otra persona, independientemente de los recursos económicos y la clase social. De hecho, nos consta que casi todos los productos que se dan, vuelven a la rueda de segundamanita.com

Rosana Güiza Alcaide