Menú Portada

Carlos Lozano da que hablar contra Julián Contreras tras su acusación de “cocainómano”, La Fábrica de la tele provoca un pique entre programas y Jiménez Losantos defiende a Florentino Pérez por interés

Marzo 1, 2016
losantos

La actitud despótica que está mostrando Carlos Lozano como concursante de GHVIP está siendo alentada por Mediaset, sedienta de audiencia gracias a un personaje agresivo que cubre el hueco que dejó el año pasado Belén Esteban. El ex presentador de Operación Triunfo, que tuvo que marcharse a Perú porque aquí no encontraba trabajo, provocó el adiós al programa de Julián Contreras, con el que casi llega a las manos tras llamarle “tarado”.

Según la acepción más conocida del diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, tarado significa “tonto, bobo o alocado”, algo que hace que Lozano haya insultado a miles de personas por capricho. Pero el presentador tuvo la poca delicadeza de dirigir el dardo al hijo de Carmen Ordóñez, que ha admitido públicamente sus problemas psicológicos.

¿No es este un hecho grave como para ser expulsado disciplinariamente? Sí, pero Mediaset calla mientras Lozano también ataca a Raquel Bollo y a todo el que se le ponga por delante, ya que desde el programa se le han concedido caprichos personales, como la nominación directa que él sugirió.

¿Por qué la Cadena que dirige Paolo Vasile mima a alguien que habla solo, que se emborracha, que tiene alteraciones en su carácter y que aparece recurrentemente desencajado? Recordemos que Lozano fue acusado por su ahora amigo Francisco Nicolás, que no da puntada sin hilo, de “cocainómano”. ¿Qué le falta a Carlos en la casa para estar en paz? No lo sabemos, pero está claro que no estará a gusto hasta encontrarse con ese “algo” fuera de la casa.

La Fábrica de la Tele provoca un pique entre programas 

Paolo Vasile es consciente de que los piques entre programas del corazón disparan las audiencias de Sálvame. Si hace años la guerra entre su programa favorito y DEC reportó unos datos muy beneficiosos al programa de Jorge Javier Vázquez, el consejero delegado italiano provocó un pique cuando Antena 3TV cerró la persiana del programa de Jaime Cantizano con otro programa de Telecinco, Enemigos íntimos.

Pero más de cuatro años después del final del programa de Santi Acosta, ahora la Cadena provoca otro pique entre Sálvame y otro programa de la misma productora: Cazamariposas. Por eso el programa de Divinity ha hundido la imagen de una de las invitadas habituales del programa, Ylenia Padilla, algo que molestó a Jorge Javier Vázquez, tal y como afirmó hace unos días en directo: “Lo que le han hecho me parece excesivo, es una putada aunque los presentadores del programa me caen muy bien”. También Belén Esteban se ofendió la semana pasada contra el programa por una información sobre Toño Sanchís.

Federico, el abogado del Diablo 

Federico Jiménez Losantos se destapó este lunes una vez más como defensor de lo indefendible. El locutor de Es Radio tuvo los santos bemoles de señalar, tras el ridículo madridista del sábado ante el Atlético de Madrid, que “Florentino Pérez es el mejor presidente del fútbol”. La razón que dio el turolense, que visita por la cara el palco del Bernabéu, fue que “el Real Madrid es rentable pese a sus fracasos”.

Como si al madridista que se deja un dineral por ir al fútbol le importasen los números económicos de Pérez, de los que puede sacar poco pecho tras disparar la deuda, que los números deportivos, donde el Barcelona lo está dejando atrás desde que Florentino se encaprichó con ser presidente.

Cuatro toca fondo 

El Canal Cuatro se movió la pasada semana en audiencias en torno al 5%, su peor dato en años, en parte por el lamentable estreno de Toma partido, que no solo no ha logrado plantarle cara a Pablo Motos y Wyoming, sino que ha hundido la franja nocturna de la Cadena. La nueva tertulia política que presenta Miguel Ángel Oliver promedia un ridículo 3% de share hasta la fecha, por lo cual Gym Tony, que había sido aparcado a FDF, ha sido capaz de superarlo en enfrentamiento directo en un Canal menor.

 Jorge Higueras