Menú Portada
El nuevo reglamento de la ley Antidopaje agrava la imagen que se tiene de nuestro país en el exterior

Califican a España como el “Dorado del dopaje global”

Abril 22, 2009

La agencia Efe recoge en una nota la información aparecida en el diario alemán “Süddeutsche Zeitung”, que califica a España de “el Dorado de la comunidad del dopaje global”, como consecuencia de la aprobación del reglamento de la ley Antidopaje, que entre otras cosas prohíbe realizar controles contra sustancias prohibidas entre las once de la noche y las ocho de la mañana. “Como los deportistas que se dopan no se rigen por ningún horario, el mansaje que se les manda es ´venid todos a España´”, publica con sarcasmo el diario alemán. La pregunta es si llevan o no razón los maledicentes periodistas alemanes. Todo comenzó con el disparate de la Operación Puerto y ahora se cierra con un reglamento que deja puertas abiertas.

pq__jaimito.jpg

Es lo que hay. España aprueba una normativa que va en contra de la internacional marcada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y ello les vale como ejemplo para ratificar la creencia exterior de que en España existe una actitud permisiva ante el dopaje. “España se considera el Dorado de la comunidad del dopaje global. Aquí se consiguen sin receta muchos medicamentos duros y la estafa deportiva se ve como un delito de caballeros“, en lo publicado por el Süddeutsche, que se preguntan cómo es que el secretario de Estado para el Deporte español, Jaime Lissavetzky, esté en el Ejecutivo de la AMA, “un representante del país donde el caso del dopaje sanguíneo y la red de Eufemiano Fuentes está sepultada bajo montañas de actas jurídicas“.
Fíjense que contradicción. Mientras en el exterior nos ven como el país más permisivo y poco menos que la actual “Alemania Democrática del dopaje”, la opinión que sobre nosotros mismos tenemos es justo lo contrario. En palabras recientes del director general de Deportes, Albert Soler, “podemos considerarnos ya líderes de la lucha antidopaje en Europa, si no en el mundo“. ¿Quién lleva razón? Me temo que va a ser como el del chiste que circulaba en dirección prohibida por una autopista y un coche de la Policía comenzó a alertar a los demás conductores: “Atención, un loco circula en sentido contrario por la autopista; a lo que el infractor responde, “¿Uno? ¡¡Todos!!”.
Más de un año ha tardado en desarrollarse el reglamento de la ley Antidopaje. Y cuando se ha hecho, resulta que es menos restrictiva con los deportistas. Nos referimos a los controles fuera de competición, que es precisamente donde se producen el cien por cien de las infracciones. Está por llegar el primer tonto que se dope en plena competición. Más papistas que el Papa, se antepone el derecho a la intimidad de los deportistas al buen orden deportivo. Pero claro, en esa defensa de supuestos derechos dañados no se antepone un dato primordial: nadie obliga a nadie a competir profesionalmente y si se hace, será aceptando las normas existentes, que por culpa de los tramposos tienen que ser como son.
Ya saben que la legislación de la AMA obliga a los deportistas a estar localizables las 24 horas del día, en la nueva ley española no hay esa obligación. La ley española se ha puesto del lado de los deportistas que se quejan de esa norma internacional, y ha ido más allá prohibiendo los controles entre las 23 y las 08 horas. “La negativa de un deportista a ser sometido a controles de dopaje durante esta franja horaria no producirá responsabilidad alguna”, dice textualmente el real decreto. Consecuencia, que España se va a convertir en país de residencia para un sinfín de deportistas extranjeros. Y como se preguntan en la publicación alemana de referencia, ¿qué pinta Lissavetzky en el AMA?