Menú Portada

CaixaBank obtiene un beneficio de 970 millones (-2,6%), y refuerza su posición como la entidad líder en banca minorista del mercado español

Octubre 28, 2016
jordi-gual-presidente-de-caixabank-y-gonzalo-gortazar-consejero-delegado-de-caixabank

CaixaBank, entidad presidida por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, obtuvo en los nueve primeros meses de 2016 un beneficio atribuido de 970 millones de euros, un 2,6% menos con respecto al mismo periodo del año anterior, que incluía impactos singulares asociados a la integración de Barclays Bank, SAU.

El resultado antes de impuestos alcanza los 1.314 millones, lo que supone un crecimiento del 45,2% en comparación al mismo periodo de 2015 y el resultado del negocio bancario y asegurador asciende a 1.374 millones de euros, con una rentabilidad del 11% (ROTE últimos doce meses).

En este periodo, el resultado obtenido se apoya en la evolución de los ingresos y los gastos, que permite que el margen bruto alcance los 5.939 millones (-6,6%) y el margen de explotación los 2.821 millones (+2,7% y -10,6% si se excluyen los costes extraordinarios), y la significativa reducción de las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones (-33,3%).

En la evolución interanual, el margen de intereses alcanza los 3.080 millones de euros (-6,9%) y los ingresos por comisiones se sitúan en los 1.546 millones (-3,4%). En la comparativa trimestral, ambos conceptos confirman la mejora apuntada en el segundo trimestre: el margen de intereses aumenta un 1,8% como consecuencia, entre otros, de la disminución del coste de financiación, y los ingresos por comisiones se incrementan un 2,7% debido, principalmente, a la mayor comercialización de planes de pensiones y seguros.

Los costes recurrentes siguen reduciéndose

Los gastos sin costes extraordinarios se reducen un 2,2% en la variación interanual y un 0,4% en la variación trimestral, tras el continuo esfuerzo de racionalización y contención de costes, la captura de sinergias tras la integración de Barclays Bank, SAU y ahorros derivados de las prejubilaciones y los acuerdos laborales para la optimización de la plantilla. En este trimestre se han registrado costes extraordinarios por 121 millones asociados al acuerdo laboral alcanzado en julio.

Esta evolución de los ingresos y costes permite que la ratio de eficiencia mejore 4 puntos porcentuales en el año y se sitúe en el 54,9% y, sin costes extraordinarios, en el 53,3%.

Las ganancias/pérdidas por activos y pasivos financieros y otros se sitúan en 718 millones (+0,8%), e incluyen la plusvalía bruta de 165 millones del resultado de la operación de Visa Europe Ltd.

Los ingresos de la cartera de participadas se sitúan en los 550 millones de euros (-10,5%) impactados, entre otros, por el cambio de perímetro tras el acuerdo de permuta con CriteriaCaixa.

El epígrafe de ganancias/pérdidas en baja de activos y otros recoge, entre otros, los resultados generados por la venta de activos y otros saneamientos, principalmente, de la cartera inmobiliaria. En 2015, incluía la diferencia negativa de consolidación de Barclays Bank, SAU.

Refuerzo del liderazgo en banca en España

CaixaBank cuenta con 13,8 millones de clientes, 5.089 oficinas y 9.476 cajeros. En los últimos doce meses, la entidad ha aumentado su liderazgo en banca de particulares y ha alcanzado una cuota de penetración del 29,5% (+120 puntos básicos) y del 25,7% como banco principal (+170 puntos básicos), según la consultora FRS Inmark.

La entidad mantiene el liderazgo en banca online en España, con 5,1 millones de clientes y una penetración de mercado del 32,4%, en banca móvil, con 3,1 millones, y en medios de pago, con 15,5 millones de tarjetas en circulación, con una cuota de mercado del 22,9% por facturación.

Como en los últimos ejercicios, el foco comercial de la entidad sigue centrado en la captación y vinculación de clientes, lo que ha permitido alcanzar una cuota en nóminas del 25,8% (+93 puntos básicos en 2016), con 750.974 nóminas captadas y un total de 3,4 millones de nóminas domiciliadas.

La evolución de la cartera sana de crédito confirma la tendencia de recuperación con un incremento del 0,3% en 2016. Los créditos sobre clientes brutos ascienden a 205.100 millones (-0,6% en 2016.

El crecimiento de la cartera se apoya en la sólida mejora de la nueva producción en comparación con el tercer trimestre de 2015: hipotecario (+43%), consumo (+44%) y empresas y corporativa (+11%).

Los recursos de clientes ascienden a 299.673 millones de euros, con un aumento del 1,0% en los primeros nueve meses de 2016 (+3.074 millones). Los recursos en balance se sitúan en los 215.895 millones de euros, con un crecimiento destacado del 6% del ahorro a la vista y una reducción del 18,8% del ahorro a plazo, tras la renovación de vencimientos y la intensa gestión de los márgenes de las operaciones.

Crecimiento en negocio de seguros y activos bajo gestión

CaixaBank cuenta con un modelo que combina la propiedad de los negocios de generación de productos (seguros, gestión de fondos, tarjetas, entre otros) con una excelente plataforma de distribución que permite la proximidad con el cliente, unido a sus reconocidas capacidades tecnológicas.

Los activos bajo gestión se sitúan en los 77.926 millones de euros. Su evolución en 2016 (+4,6%) se ha visto impactada, especialmente en el primer trimestre del año, por la volatilidad de los mercados, iniciando una senda de recuperación a partir del segundo trimestre.

CaixaBank, a través de VidaCaixa, ha ampliado su liderazgo en el sector, y ha aumentado en el año la cuota de mercado en seguros de ahorro (+87 puntos básicos, hasta el 23,5%) y en planes de pensiones (+111 puntos básicos, hasta el 22,6%).

Durante el año, la entidad ha mantenido el buen ritmo en la comercialización de seguros y planes de pensiones, con incremento de pasivos amparados por contratos de seguros (+11,3% en la variación anual y +2,6% en el tercer trimestre).

Además, CaixaBank mantiene el liderazgo en patrimonio gestionado que alcanzó en 2015 a través de productos de inversión y previsión. En fondos de inversión, CaixaBank Asset Management es la gestora de fondos líder con una cuota del 18,1%, y mantiene la primera posición en patrimonio (53.524 millones si se incluyen carteras y Sicav’s) con un aumento del 4,3%. CaixaBank Asset Management ha obtenido el 42% del total de aportaciones netas en el trimestre, con 2.647 millones de suscripciones.

Fuerte reducción de las dotaciones y caída de la morosidad

Las pérdidas por deterioro de activos financieros y otros ascienden a 1.177 millones, con un descenso del 33,3% respecto al mismo periodo de 2015 por la reducción, principalmente, de las dotaciones para insolvencias (-679 millones, -49,4%). El coste del riesgo se reduce hasta el 0,42%(-40 puntos básicos en los últimos doce meses).

El epígrafe de otras dotaciones incluye la estimación actual de la cobertura necesaria de contingencias futuras, el deterioro de otros activos y, en el segundo trimestre, el registro de 160 millones asociados al acuerdo de prejubilaciones de abril de 2016.

En los últimos 3 años, la ratio de morosidad ha descendido 4,1 puntos porcentuales, hasta situarse en el 7,1% a cierre del tercer trimestre. Esta evolución se ve impactada por la continua caída de los saldos dudosos, que se han reducido en un 20,6% en la variación interanual (-3.952 millones en los últimos doce meses y -898 millones de euros en el tercer trimestre).

La cartera de activos adjudicados netos disponibles para la venta, con una cobertura del 58,1%, se sitúa en los 7.071 millones y se reduce por tercer trimestre consecutivo. La intensa actividad de BuildingCenter, filial inmobiliaria de CaixaBank, ha permitido comercializar 1.863 millones en ventas y alquileres en los últimos 12 meses, con resultados positivos en las ventas desde el cuarto trimestre de 2015.

Refuerzo de la ratio de capital en el marco de la OPA sobre BPI

CaixaBank mantiene un elevado Core Capital (Common Equity Tier 1) fully loaded del 12,6%, impactado en +98 puntos básicos tras la colocación privada de acciones propias entre inversores cualificados con el objetivo de reforzar la solvencia en el marco de la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) sobre BPI.

En este contexto, el 21 de septiembre de 2016 la Junta General Extraordinaria de Banco BPI acordó la eliminación del límite de votos que puede ejercer un accionista. A continuación, la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios de Portugal acordó el cese de la dispensa de OPA obligatoria otorgada a CaixaBank en 2012 respecto a Banco BPI, colocándose de esta forma CaixaBank en el deber de lanzamiento de una OPA obligatoria, lo que se realizó a un nuevo precio por acción de 1,134 euros (precio medio ponderado de los 6 meses anteriores). La OPA está sujeta a la obtención de la autorización de distintos organismos supervisores.

Ejercicio de resistencia (stress test) coordinado por la EBA

El stress test realizado por las autoridades europeas se ha planteado sobre todo el Grupo CriteriaCaixa, que incluye, además del Grupo CaixaBank, las participaciones industriales y los activos inmobiliarios de Criteria, según el máximo nivel de consolidación prudencial vigente a 31 de diciembre de 2015. Según ese perímetro, el Grupo CriteriaCaixa ha obtenido una ratio CET1 regulatoria (phase-in) del 9,0 % al final del escenario adverso (2018) y fully loaded del 7,8 %.

CaixaBank, como parte del Grupo CriteriaCaixa, ha realizado una estimación interna de sus resultados específicos, aplicando la misma metodología y escenarios oficiales aplicados sobre el Grupo CriteriaCaixa. Una vez aplicada la metodología y el escenario macroeconómico adverso de esta evaluación sobre CaixaBank, la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) se situaría en diciembre de 2018 en el 9,8 % en visión regulatoria y en el 8,5 % fully loaded.

Teniendo en cuenta el contrato de permuta entre CaixaBank y Criteria por el traspaso de las participaciones de The Bank of East Asia y Grupo Financiero Inbursa , la ratio CET1 de CaixaBank al final del escenario adverso (2018) se habría reforzado hasta el 10,1 % bajo visión regulatoria y el 9,1 % fully loaded, debido a la liberación de deducciones derivadas de las inversiones financieras transmitidas a Criteria.