Menú Portada

CaixaBank impulsa un plan para utilizar exclusivamente electricidad producida con energías renovables

Junio 29, 2016
caixa ofi

CaixaBank ha puesto en marcha un plan con el objetivo de que el 100% de su consumo eléctrico provenga de energías renovables en el año 2018. El compromiso de la entidad se ha anunciado hoy en Londres, en el marco del Business & Climate Summit 2016, impulsado por las organizaciones medioambientales The Climate Group y We Mean Business con el apoyo, entre otras instituciones, de la International Chamber of Commerce y el World Economic Forum Global Project on Climate Change.

De esta forma, CaixaBank pasa a formar parte de la lista RE100, según ha hecho público Steve Howard, Chief Sustainability Officer de IKEA, en el Business & Climate Summit. Howard también presentó un informe de We Mean Business presentado hoy sobre la importancia de las empresas en las acciones planificadas para combatir el cambio climático hasta 2030 y más adelante.

La lista RE100 es una iniciativa creada en la Climate Week de Nueva York en 2014 y en ella figuran las compañías más importantes del mundo que han manifestado su compromiso por utilizar el 100% de electricidad de origen renovable en el desarrollo de su actividad. Es la primera vez que una organización española se integra en este índice. En la actualidad, el proyecto RE100 cuenta con 85 compañías de todos los sectores.

Según ha declarado la directora de la iniciativa RE100 en The Climate Group, Emily Farnworth, “es fantástico que una organización española se una a nuestra campaña global y esperamos que este movimiento anima a muchas más. CaixaBank ya es líder en consumo eléctrico procedente de fuentes renovables y hoy, con esta decisión, va un paso más allá. Con su crecimiento, el RE100 está consiguiendo enviar el mensaje al mercado y a las instituciones de que las renovables también tienen sentido desde el punto de vista de negocio”.

Medidas para la reducción del consumo eléctrico

Actualmente, la entidad ya consume un 100% de energía procedente de fuentes renovables en sus servicios centrales y en un elevado porcentaje de oficinas. El objetivo ahora es extender esta práctica a toda su red comercial, la mayor de una entidad financiera en España, con 5.183 oficinas. El proceso finalizará antes de 2018, coincidiendo con el final del Plan Estratégico 2015-2018.

Para lograr el objetivo, es fundamental impulsar, entre otras acciones, medidas para la reducción del consumo eléctrico, entre la que figura, por ejemplo, la implantación de dispositivos “Smart PC” que, además de permitir la movilidad y de ofrecer funcionalidades avanzadas para el trabajo de los gestores y el asesoramiento a los clientes, consumen un 25% de electricidad menos que un ordenador convencional. Asimismo, el uso de iluminación LED en las oficinas de CaixaBank contribuye al ahorro energético.

Por otro lado, CaixaBank aspira a conseguir, también en 2018, ser entidad “carbon neutral” y compensar todas las emisiones de CO2 que genera el conjunto de la organización, según los medidores de huella de carbono de los estudios de la entidad.

La estrategia medioambiental, fundamental para CaixaBank

La reducción del impacto ambiental y el fomento de la sostenibilidad y del respeto al entorno son fundamentales en la actividad de CaixaBank y, especialmente, en su estrategia de responsabilidad social corporativa.

CaixaBank está situada entre las empresas líderes en gestión ambiental y en el año 2015 obtuvo la máxima puntuación (100A) en el ranking “The Climate A List” de CDP, el índice global que evalúa la actuación de las empresas en cuestiones que influyen en el cambio climático. Además, la entidad obtuvo un resultado superior a los 90 puntos en política medioambiental en el informe de los analistas del Dow Jones Sustainability Index (DJSI), el principal índice mundial de sostenibilidad a nivel mundial.