Menú Portada
El resultado asciende a 166 millones de euros,tras realizar saneamientos por 3.735 millones de euros

CaixaBank fortalece su solvencia hasta el 13% de Core Capital y aumenta su liquidez por encima de los 40.000 millones de euros

Julio 27, 2012
pq_925_CaixaBank.jpg

En un entorno económico y financiero marcado por la desaceleración y la incertidumbre, CaixaBank ha reforzado significativamente la solvencia (13,0% de Core Capital) y ha aumentado la liquidez hasta los 42.489 millones de euros. El resultado neto atribuido asciende a 166 millones de euros, un 80,1% menos respecto al primer semestre de 2011, como consecuencia de los fuertes saneamientos registrados por la entidad por 3.735 millones de euros. 
 
CaixaBank ha registrado, en el primer semestre de 2012, fuertes dotaciones que cubren las provisiones exigidas por el Real Decreto Ley 2/2012 de febrero (2.436 millones de euros) y 300 millones del impacto parcial del Real Decreto Ley 18/2012 de mayo (estimado en 2.102 millones de euros, a constituir antes de junio de 2013).
En el primer semestre de 2012, las pérdidas por deterioro de activos financieros y otros alcanzan los 1.900 millones de euros, lo que supone un incremento del 36,4% respecto al mismo periodo de 2011. La prudencia y anticipación en la gestión de los riesgos refuerzan aún más la solidez del balance.
La entidad presidida por Isidro Fainé, y cuyo consejero delegado es Juan María Nin, ha consolidado su liderazgo en banca minorista, gracias a la intensa actividad comercial, a la gestión anticipada y adecuada de los riesgos y al continuado esfuerzo en innovación.
En el primer semestre de 2012, CaixaBank ha demostrado, una vez más, su capacidad de generación de resultados, con un margen de explotación de 1.848 millones de euros, lo que representa un aumento del 12,3%. CaixaBank ha mantenido los ingresos, 3.414 millones de euros de margen bruto, y ha reducido un 11,6% los gastos.

Los aspectos más significativos de los resultados son los siguientes:
• El margen de intereses asciende a 1.786 millones de euros, con un crecimiento del 15,7% respecto al primer semestre de 2011. La buena evolución del margen de intereses viene explicada por la gestión de los márgenes de las nuevas operaciones y los volúmenes, y la favorable evolución de las curvas de tipos de interés. En el segundo trimestre de 2012, el margen de intereses alcanza los 903 millones de euros, frente a los 883 del trimestre anterior (+2,3%).
• El margen bruto mantiene el volumen del primer semestre de 2011 y se sitúa en los 3.414 millones de euros. Esta buena evolución refleja el elevado nivel de ingresos, la generación del margen de intereses, el crecimiento de las comisiones y los resultados de operaciones financieras, que mitigan la mayor aportación al fondo de garantía de depósitos respecto al ejercicio anterior y la salida del perímetro de consolidación de SegurCaixa Adeslas.
• Las comisiones netas han crecido un 8,7% en el periodo, hasta los 839 millones, por el aumento de la actividad comercial y el elevado número de operaciones, sobre todo en el negocio de empresas, de la banca de inversión y los seguros, con una adecuada gestión de los servicios ofrecidos a los clientes.
• A pesar de las dificultades del entorno, la fortaleza de la cartera de participadas de CaixaBank, junto con la diversificación en el ámbito bancario internacional y de servicios, permiten mantener elevados ingresos de la cartera de renta variable, que ascienden a 516 millones. Los resultados por operaciones financieras ascienden a 248 millones de euros en el primer semestre de 2012.
• Los gastos de explotación se reducen un 11,6% por la estricta política de contención y racionalización de los costes adoptada ya en ejercicios anteriores, el impacto de la salida del perímetro de consolidación de SegurCaixa Adeslas en junio de 2011 y el registro, en junio de 2011, de los gastos extraordinarios derivados de la Reorganización del Grupo “la Caixa” de 114 millones de euros. Si no se tiene en cuenta este cargo, la reducción de costes habría sido del 5,6%.
• La ratio de eficiencia se mantiene por debajo del 50% y mejora hasta el 48,2%, respecto del 52,5% del mismo periodo del año anterior

Refuerzo de la posición de liderazgo en solvencia y liquidez
En el primer semestre, CaixaBank ha fortalecido su posición de liderazgo en solvencia, con un aumento importante de 50 puntos básicos respecto a diciembre de 2011, hasta situar el Core Capital en el 13% según Basilea II. Este ratio pone de manifiesto el excelente nivel de solvencia del Grupo y su posición diferencial en el sector financiero español. En consecuencia, la solidez de la estructura de capital de CaixaBank permite cumplir holgadamente, ya desde el momento actual, con los mayores requerimientos de Basilea III, sin necesidad de acogerse al periodo transitorio fijado hasta el 2019.
Los recursos propios computables del Grupo ascienden a 18.172 millones, con un excedente de 7.640 millones sobre el requerimiento mínimo regulatorio.
La gestión de la liquidez continúa siendo un elemento clave en la estrategia de CaixaBank. La liquidez del Grupo se sitúa a 30 de junio de 2012 en 42.489 millones de euros, en su práctica totalidad de disponibilidad inmediata, alcanzando el 15,1% de los activos totales. El aumento en el segundo trimestre de 2012 asciende a 13.053 millones de euros. Este incremento es debido, principalmente, a una gestión activa que tiene por objeto incrementar y optimizar los activos líquidos en el balance que sirven de garantía para la póliza del BCE. De este modo, CaixaBank incrementa sus reservas de liquidez para poder afrontar cualquier circunstancia imprevista que pueda producirse en el futuro.

Sólida posición de capital, según los recientes ejercicios de estrés
La fortaleza de la solvencia de CaixaBank se refleja, asimismo, en los recientes ejercicios de estrés top-down del FMI y de los consultores Roland Berger y Oliver Wyman sobre las necesidades de recapitalización del sistema, ya que apuntan que CaixaBank no necesitará capital adicional ni siquiera en el escenario más adverso.
Además, la sólida posición de capital del Grupo “la Caixa” se manifiesta también en los resultados obtenidos en el ejercicio llevado a cabo por la European Banking Authority (EBA). A 30 de junio de 2012, fecha límite para el cumplimiento de la recomendación establecida en 2011, el ratio de solvencia Core Tier 1 del Grupo “la Caixa” es del 11,1%, con un superávit de 3.075 millones de euros sobre el mínimo del 9% de los activos ponderados por riesgo exigido por la EBA, lo que permite cubrir con holgura el “buffer” de 358 millones de euros por exposición al riesgo soberano. Este mismo ratio para CaixaBank se sitúa en el 11,8%, con un superávit de 3.660 millones de euros.
La ratio de morosidad de CaixaBank se sitúa en el 5,58% y continúa manteniendo un diferencial positivo frente al 8,95% de media del sector financiero en mayo, gracias a la calidad de su cartera crediticia, a la exigente gestión del riesgo y a una muy intensa actividad de recobro. La ratio de cobertura alcanza el 60% (el 137% considerando las garantías hipotecarias).
Por segmentos, la ratio de morosidad se mantiene en niveles significativamente reducidos para particulares (2,15%) y empresas (3,99%), sin incluir promotores.

Financiación al sector promotor y medidas de saneamiento del sector financiero
En el primer semestre de 2012, la exposición de CaixaBank al sector promotor se ha reducido en 1.725 millones de euros, un -7,7%, situándose en los 20.713 millones. El alto peso de financiación a promociones acabadas, un 61,7%, muestra la solidez de las garantías de la cartera de promotores.
Con el importante esfuerzo en dotaciones realizado en el primer semestre de 2012, la cobertura de los activos problemáticos de financiación al sector promotor se sitúa, a 30 de junio de 2012, en el 39,4%, 128% con garantías hipotecarias (25,5% a 31 de diciembre de 2011 y 114% con garantías hipotecarias).
La cartera de inmuebles de CaixaBank, derivada de la gestión de la cartera de créditos, asciende, a 30 de junio de 2012, a 1.975 millones de euros netos, con una cobertura del 39,1%. De los activos inmobiliarios adjudicados, el suelo representa un 17,5%, con una cobertura del 59%.