Menú Portada
El acuerdo excluye el negocio de banca de inversión y Barclaycard

CaixaBank compra la actividad de Barclays en España por 800 millones

Agosto 31, 2014
pq_929_caixabank2.jpg

El favorito y, sobre todo, más interesado se ha quedado con los negocios en venta de Barclays Bank en España. Ha sido CaixaBank quien ha acordado con la entidad británica la toma de la sociedad Barclays Bank SAU, que opera los negocios de banca minorista, gestión de patrimonios y banca corporativa de la entidad británica en España. El importe pactado es de 800 millones de euros. Un precio que será ajustado en función del patrimonio neto de Barclays Bank SAU a final de año.

La ejecución del acuerdo está prevista para final de año y está sujeta a la obtención de las autorizaciones de los organismos competentes y entes reguladores. La operación excluye el negocio de banca de inversión y Barclaycard. Barclays Bank PLC continuará operando estos dos últimos negocios en España.

Cerrada la subasta, CaixaBank se refuerza en España al incorporar a aproximadamente 550.000 nuevos clientes, principalmente de banca minorista y banca privada y personal, y una red de 270 oficinas y cerca 2.400 empleados. Barclays llegó a brillar en España en 2003 con la absorción del Zaragozano, tiempos de los que le viene la notable implantación en España. Ahora vende movida por un proceso de reestructuración, especialmente en el sur de Europa. El banco anunció en mayo que salía del negocio minorista español, momento en que se abrió una subasta en la que mostraron cierto interés BBVA, Popular, Sabadell, Bankinter y fondos de inversión como Cerberus, Apollo y Centerbridge.

Barclays Bank SAU tiene unos activos de 21.600 millones de euros. A junio de 2014, contaba con 18.400 millones de euros en préstamos netos, 9.900 millones de euros en depósitos de clientes y 4.900 millones de activos bajo gestión. La entidad financiera registra un ratio de morosidad por debajo de la media del sector y un elevado nivel de solvencia, lo que demuestra la alta calidad de sus activos y la buena gestión llevada a cabo, según ha destacado la parte compradora en un comunicado.

Impulso al crecimiento orgánico

IsidroFainé, presidente de CaixaBank, ha destacado que la adquisición “aportará un equipo profesional, muy cualificado, centrado en proporcionar una gran calidad de servicio a sus clientes, objetivo que comparte con CaixaBank, que tiene un modelo de negocio basado en una extensa red de oficinas, la mayor del sector financiero español, y un servicio de asesoramiento personalizado adaptado a las necesidades de cada cliente”. “Con la unión de ambas entidades, los clientes de Barclays Bank y de “la Caixa” dispondrán del mejor servicio y una amplia oferta de productos”, añadió Isidro Fainé.

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha afirmado que “esta adquisición permitirá potenciar nuestro negocio de banca personal y banca privada en España, fortaleciendo la propuesta de asesoramiento a todos los clientes, y permitirá acelerar el crecimiento orgánico como consecuencia de la mejora del contexto económico”. Además, ha destacado que “CaixaBank tiene experiencia en integrar entidades con alto contenido en banca privada y personal” y recordó la integración del negocio de banca privada de Morgan Stanley en España en 2008, así como las más recientes de Banca Cívica y Banco de Valencia.

Mayor oportunidad para crecer

En relación con la operación, Anthony Jenkins, consejero delegado del Grupo Barclays, aseguró que “anunciamos una actualización de la estrategia de Barclays en mayo de este año, creando el clúster de los negocios no estratégicos para Barclays que, entre otros, incluía nuestro negocio de banca minorista en España. Dejamos claro que este negocio, aunque no era central para la estrategia de Barclays, podía ser atractivo para otro propietario y el anuncio de hoy refleja esta perspectiva. Con CaixaBank, líder en el mercado minorista financiero en España, estos negocios tendrán una mayor oportunidad de crecer y prosperar”.

Tras la firma del acuerdo de compra, se iniciará un proceso de integración de equipos que prevé culminarse en los próximos meses y que tendrá como objetivo aunar lo mejor de ambos modelos y culturas corporativas.