Menú Portada

CaixaBank anuncia una OPA voluntaria sobre BPI condicionada a la eliminación de la limitación de votos

Abril 18, 2016
caixabank

CaixaBank, entidad líder del mercado financiero españolpor cuota de mercado, ha anunciado hoy que lanzará una Oferta Pública deAdquisición de acciones (OPA) voluntaria a un precio de 1,113 euros en metálicosobre todas las acciones que no controla en Banco BPI (55,9%). La oferta deCaixaBank, primer accionista de BPI con el 44,1% del capital, está condicionadaa la supresión de la limitación del 20% en los derechos de voto de BPI, aalcanzar más del 50% del capital de Banco BPI y a la obtención de lasautorizaciones regulatorias aplicables.

Esta oferta se produce después de que no haya sidoposible cerrar un acuerdo satisfactorio con Santoro Finance para resolver losproblemas de concentración de riesgos en Angola por parte de BPI. Ante estasituación, CaixaBank ha solicitado al BCE la suspensión de cualquierprocedimiento administrativo contra Banco BPI relacionado con su situación deexceso de concentración de riesgos en Angola con la finalidad de permitir aCaixaBank encontrar una solución a dicha situación para el caso que tome elcontrol de Banco BPI. Con la oferta anunciada hoy, CaixaBank reforzará su papelpara encontrar una solución al tiempo que ayudará a la mejora de la rentabilidadde BPI gracias a las sinergias que generará la futura colaboración conCaixaBank.

El precio ofrecido por CaixaBank, cuyo presidente esIsidro Fainé y su consejero delegado Gonzalo Gortázar, supone valorar a BPI en1.622 millones de euros y refleja la media ponderada de los últimos seis mesespor lo que, según la normativa portuguesa, se considera como precio equitativo.La oferta, que se registrará en la Comissão do Mercado de Valores Mobiliáriosportuguesa (CMVM) una vez se reciban las aprobaciones pertinentes y se hagaefectiva la supresión de la limitación del 20% de los derechos de voto seestima que se completará durante el tercer trimestre de este año.

Apuesta por el mercado portugués

CaixaBank, que llegó al mercado portugués hace 21 añoscon su entrada en BPI, seguirá apoyando al equipo directivo de BPI, cuyagestión ha colocado a la entidad entre los bancos más sólidos del mercadoportugués, y trabajará para lograr la máxima creación de valor para todos losaccionistas. CaixaBank tiene la intención de que BPI continúe siendo unacompañía cotizada tras la finalización de la oferta.

El modelo de negocio de CaixaBank y la mutua cooperaciónpodrán ayudar a la mejora de la rentabilidad de BPI en el nuevo entorno delmercado portugués. Tras la OPA, CaixaBank analizará y planteará potencialesáreas de cooperación entre las dos entidades con el objetivo de desarrollarsinergias, reducir costes e incrementar fuentes de ingresos.

Se prevé que estas nuevas iniciativas permitan a BPIobtener sinergias que beneficiarán a todos los accionistas de la entidad yreducir el ratio de eficiencia recurrente de BPI en el mercado portugués. Seestima unas sinergias potenciales de costes de 85 millones a partir del terceraño y unas sinergias de ingresos anuales de 35 millones.

Estas sinergias permitirán que BPI acelere las mejorasregistradas en el último año en su solvencia y rentabilidad, después de pasarde un ratio CET1 fully loaded del8,6% en 2014 al 10% en 2015 y de un ROE negativo del 7,3% en 2014 al 10,4% de2015.

Impactopositivo para los accionistas de CaixaBank

CaixaBank espera que esta oferta de adquisición deacciones tenga un impacto positivo de alrededor del 8% en el beneficiorecurrente por acción de CaixaBank el primer año. Además, estima que el retornosobre la inversión (ROIC) sea del 12% en el primer año y alcance el 14% en eltercero. Su impacto en la base de capital de CaixaBank se estima entre 95 y 115puntos básicos, asumiendo un porcentaje de participación en BPI de entre el 51%y el 70%, respectivamente, tras la aceptación de la oferta, lo que reduciría elratio CET1 fully loaded hasta el 10,6%y el 10,4%, según el caso. En todo caso, el objetivo de CaixaBank es mantenerun ratio de capital fully loaded CET1superior al 11% después de la transacción, según los objetivos del PlanEstratégico 2015-2018.

Reducciónde riesgos en Angola

El BCE ha exigido a BPI reducir su concentración deriesgos en Angola, fijando como límite para solucionarlo el pasado 10 de abril.Ante la imposibilidad de materializar un acuerdo, BPI ha solicitado al BCE unplazo adicional para cumplir con esos requerimientos. BPI participa con un 50,1%en el capital de Banco de Fomento Angola (BFA), el cuarto banco de Angola porvolumen de activos (8.022 millones de euros). La entidad, que lleva 22 años enAngola, cuenta con 1,4 millones de clientes, 191 oficinas y 2.610 empleados,según los datos de diciembre de 2015. La aportación de BFA al beneficio de BPIfue de 136 millones de euros el pasado ejercicio.

Veinteaños de colaboración

La inversión de CaixaBank en BPI se inició en 1995 conuna visión estratégica a largo plazo y con una voluntad de apoyo a BPI con elobjetivo de ser un banco de referencia en Portugal.

En el año 2012, CaixaBank obtuvo una dispensa de la CMVMpara sobrepasar el umbral de un tercio del capital sin lanzar una OPAobligatoria, debido a la existencia de limitaciones al derecho de voto de losaccionistas y con sujeción a una serie de condiciones, como el compromiso deCaixaBank de no designar a consejeros adicionales a los cuatro consejerosdesignados hasta ese momento. En febrero de 2015, CaixaBank anunció ellanzamiento de una OPA voluntaria sobre las acciones que no controlaba con elobjetivo de finalizar con la asimetría que existía entre su participacióneconómica y su capacidad de voto.

BPI es el quinto banco en Portugal por activos, cifradosen 40.700 millones de euros, de los que 33.300 millones corresponden a suactividad doméstica. Los créditos netos ascienden a 24.282 millones (22.800 enPortugal) con un ratio de morosidad del 4,6%, y los recursos de clientes a 35.700millones de euros (28.800 millones en Portugal). En 2015 obtuvo un beneficioneto de 236,4 millones de euros, frente a las pérdidas de 2014. El ratio desolvencia CET 1 fully loaded se situó en el 10% en diciembre de 2015.

La entidad, cuenta con 8.529 empleados, de los que 5.899 correspondena la actividad doméstica, y 788 sucursales (597 en mercado doméstico).