Menú Portada
Comenzarán a operar unidas el 1 de diciembre

Caixa Galicia y Caixanova firmarán la escritura de la nueva caja el lunes

Noviembre 28, 2010
pq_922_Julio_Fernandez_Gayoso.jpg

Caixa Galicia y Caixanova cerrarán esta semana la primera parte de la integración, de modo que, tras firmar la escritura de constitución el lunes e inscribir el martes la nueva caja en el Registro Mercantil de A Coruña, la entidad comenzará a operar el día 1 de diciembre.

Así, las dos cajas pasarán a ser legalmente una, si bien se abre todavía un periodo de transición de tres años para unificar y homogeneizar todos los procesos de la nueva entidad, que estará dirigida por el actual director general de Caixanova, José Luis Pego, que tendrá como adjunto a Javier García de Paredes.

Entre las tareas que todavía tienen pendientes, además de la integración de todos los sistemas internos y la resolución del expediente de regulación de empleo (ERE), están la elección del nombre y el diseño de la marca de la caja única gallega y las desinversiones, por valor de unos 12.000 millones de euros, que la nueva entidad deberá afrontar. Para ello, prevén la venta de algunas de las participaciones industriales y una entidad las asesora para deshacerse de parte de la red de oficinas.

En este sentido, ambas entidades de han desprendido este año de acciones en empresas como R (Caixanova ha vendido la mitad de la participación que tenía en la compañía), Galp (Caixa Galicia firmó la venta se sus acciones a principios de año) o Reganosa, en la que las cajas planean dejar el 15% que controlan y en el que está interesado el fondo australiano First State.

Por otro lado, sin embargo, han anunciado que acudirán a la ampliación de capital de Sacyr, de la que ya son socias, y la caja del sur informó este viernes de un desembolso de 20 millones para ampliar su presencia en Elcano y Grupo Copo, hasta el 12% y el 21,1%, respectivamente.

Ayudas del Frob

Una primera asamblea general conjunta, prevista para mediados de diciembre, tendrá que dar el visto bueno a la emisión de participaciones preferentes para que sean suscritas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), por valor de 1.162 millones de euros, unas ayudas públicas que deberán devolver en el plazo de cinco años.

De este modo, la nueva entidad gallega será la sexta por volumen de activos, teniendo en cuenta las integraciones en marcha en este momento en España. Con más de 73.000 millones en activos se establecía como la quinta, pero ha sido desplazada al sexto lugar tras anunciar Cajasol su integración en el SIP de Banca Cívica, que dará como resultado una financiera de 80.000 millones.

ERE

El punto más urgente que Caixa Galicia y Caixanova deben resolver es el del registro formal del ERE ante el Ministerio de Trabajo. El acuerdo laboral, rubricado por los sindicatos CC.OO. y Csica (que representan a un 65% de los empleados), establece que 1.230 personas se prejubilarán en la nueva entidad y que para ello se aplicará un ERE.

Cajas y sindicatos abrieron el periodo de consultas el pasado 11 de noviembre, pero dado que el ERE cuenta con el respaldo de la mayoría sindical que suponen CC.OO. y Csica, confiaban en haberlo cerrado el pasado jueves. Sin embargo, las quejas de CIG y UGT sobre la falta de documentación han provocado que se retrase el cierre al lunes, al tiempo que los máximos responsables firman la escritura de constitución.

Proceso conflictivo

Las conversaciones oficiales para la fusión entre Caixa Galicia y Caixanova comenzaron el 12 de abril, tras meses de sucesivos avances y retrocesos en las conversaciones para la integración, a la que la caja del sur era contraria. Finalmente, el acuerdo se cerró el 11 de mayo, después de que las disputas por el reparto de poder lo hiciesen peligrar en varias ocasiones.

El pacto estableció que todos los órganos estarán integrados por el mismo número de miembros de una y otra entidad y que habrá un sistema de copresidencias rotatorias. El primer turno en las funciones de presidente, con voto de calidad, será para el directivo que ocupa ese mismo cargo en la actualidad en Caixanova, Julio Fernández Gayoso, al que el miembro designado por Caixa Galicia, Mauro Varela, dará el relevo al cabo de 18 meses.

El director general de la entidad será José Luis Pego, quien ocupa tal cargo en la caja de Vigo, mientras que su adjunto será Javier García de Paredes, de Caixa Galicia. Fuera de los órganos de dirección de la nueva entidad se ha quedado el que fue durante 29 años su director general, José Luis Méndez, presidente ahora de la Fundación de esta caja.