Menú Portada
La enajenación de la sede histórica de la entidad en la plaza de Canalejas le acaba de generar 85 millones en plusvalías

Botín ultima un nuevo pelotazo inmobiliario: la venta de las oficinas centrales de Banesto en la lujosa zona de Pinar del Rey

Enero 2, 2013

El enorme complejo comprende además de oficinas, zonas verdes y  un club deportivo con piscinas incluidas
Actualmente,  la Ciudad Financiera del Santander en Boadilla del Monte dispone de buena parte de su superficie vacía, incluido todo el edificio “Maya”
En los últimos meses, además de la venta de la antigua sede para la construcción de un Hotel Four Seasons, ha traspasado su filial de recobro Aktua

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Acabamos de entrar en un año que presumiblemente dará incluso más que hablar en noticias financieras del que acabamos de cerrar. Si el ejercicio 2012 ha sido el del rescate a muchas entidades financieras o el de la creación del “banco malo”, 2013 será el que debe dar los pasos definitivos sobre la reestructuración del sector bancario. Entre muchas de las operaciones, una de las más relevantes va a ser la integración de Banesto dentro del Banco Santander anunciada en el mes de diciembre y que finalizará formalmente el próximo mes de mayo. Esta absorción que conllevará el cierre de 700 oficinas (con la consiguiente pérdida de empleo), está claramente enmarcada en la necesidad del Banco de Emilio Botín de hacer caja lo más rápidamente posible. Antes del anuncio de la absorción de Banesto, ya vendió a Centerbridge, un fondo buitre (denominado así por comprar empresas o Deuda del Estado con problemas), su filial de recobro de hipotecas y pisos adjudicados Aktua por 100 millones de euros.

De pelotazo en pelotazo

Pocos días después, la entidad presidida por Botín cerró otra operación inmobiliaria que le ha reportado suculentos beneficios, como ha sido la venta de los inmuebles emblemáticos y centenarios ubicados en los números 6, 8, 10, 12, 14 de la madrileña calle Alcalá, Carrera de San Jerónimo, 7 y Plaza de Canalejas, 1, conocido como “Complejo Canalejas”, sede histórica de Banesto. El valor total de esta operación ascendió a 215 millones incluyendo los intereses por pagar la compra.

Descontados estos, la operación ha generado una plusvalía bruta para Santander de aproximadamente 85 millones de euros. Adquirido por el Grupo Villar Mir, el destino de buena parte del complejo parece ser el primer Hotel en España de la cadena Four Seasons (cuyo principal accionista es el conocido príncipe árabe, Al Waleed Bin Talal), un establecimiento de lujo de unos 27.000 metros cuadrados y unas 220 habitaciones, que ocupará seis pisos del inmueble. Pero también hace apenas dos años traspasó junto a la inmobiliaria Ballester la sede de Banesto en la plaza de Cataluña, esquina Paseo de Gracia, por un importe total de 53 millones, edificio donde actualmente se ha ubicado una Apple Store.

Traslado planificado

Pero todas estas operaciones se van a quedar en nada cuando se produzca la venta de las oficinas centrales de Banesto, en la madrileña calle Mesena, que actualmente albergan algo menos de 1.000 trabajadores. Situadas en una de las zonas “Premium” de Madrid, en Pinar del Rey, junto a la calle Arturo Soria, además de albergar las oficinas, tiene toda una zona polideportiva aledaña, con zonas verdes, pistas deportivas y hasta piscinas para sus empleados. Por su enorme superficie y ubicación, y a pesar de que no ser el mejor momento para el mercado residencial, la operación de venta se da por segura. Pero lo que realmente desea el Banco Santander es hacerlo lo antes posible y por ello ya se mueve entre fondos e inversores extranjeros buscando una cerrar la operación con urgencia y mejorar el balance de la entidad. Para ello no se descarta, incluso, que en la operación de compraventa figure un tiempo en el que se puedan seguir utilizando las oficinas (en el caso de Canalejas ha sido de 5 meses), pero aun no consiguiéndolo, el traslado no sería complicado.

Ya en el verano de 2011, anticipando una futura integración de los servicios centrales de Banesto, se vació de muchas de las filiales del Grupo Santander que estaban en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte a una nueva oficina de 10.000 metros cuadrados en Las Rozas. De hecho,  se dispone de todo un edificio, el “Maya”, completamente vacío y preparado para albergar a quienes se trasladen desde la actual sede de Banesto a Boadilla. Y es que hasta el mayor Banco de España necesita hacer caja urgentemente.