Menú Portada
Causaría una espiral imparable

Botín pide “no forzar” una recapitalización sin resolver la crisis de deuda

Octubre 19, 2011
pq_922_botin1.jpg

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha señalado que “no debe forzarse” una recapitalización “indiscriminada” del sector bancario europeo sin resolver de forma “definitiva” el problema de la deuda pública y la crisis que arrastra al euro.

“Poner en duda de forma generalizada la sostenibilidad de la deuda pública o del sistema financiero europeo puede llevarnos a una espiral imparable de crisis soberanas y bancarias”, ha advertido Botín durante su intervención en la IV Conferencia Internacional de Banca que se celebra en la sede de la entidad en Madrid.

No obstante, Botín ha admitido que es “posible” que algunas entidades afectadas por la crisis de la deuda pública griega, “o de los mercados en general”, necesiten una “base más amplia” de capital.

Ahora bien, el banquero español ha considerado “sin sentido” las propuestas de obligar a una recapitalización al conjunto de la banca europea, porque no respetan Basilea III e invalidan las pruebas de resistencia a las que se sometió al sistema financiero hace solo tres meses.

“Crean inseguridad y confusión, y aumentan la incertidumbre en los mercados”, ha argumentado Botín, para después lanzar una nueva advertencia sobre sus efectos: “Producirán una contracción del crédito”.

Para Botín, se debe “atacar de raíz” este problema, porque la crisis de deuda pública tiene que ser la “prioridad”, pues “cualquier” recapitalización no serviría para recuperar la confianza y el crecimiento económico.

“El euro no tiene marcha atrás”, ha sentenciado, para más tarde incidir a los líderes de la UE en que “hay que pasar a la acción”, con el fin de asegurar una mayor coordinación de las políticas económicas en la Eurozona.

En un repaso a la situación del sistema financiero europeo, el banquero, que ha advertido de que éste necesita “tiempo” para ajustarse a los cambios iniciados, ha rechazado de plano fijar una tasa a las transacciones financieras, la conocida como ´Tasa Tobin´