Menú Portada
La película "El forastero" que avaló el cantante indirectamente sólo recaudó 11.877 euros

Bosé–Duato, una amistad confundida con los negocios

Marzo 26, 2010

El préstamo que Miguel Bosé tuvo que pagar en su totalidad como avalista a la empresa productora presidida por Jordi García Candau, Sociedad Audiovisual Dos Orillas, sirvió para financiar una desastrosa incursión cinematográfica de su amigo Nacho Duato, que apenas alcanzó los 2.699 espectadores.

pq_923_nacho-duato.JPG

Amigos y famosos, Miguel Bosé y Nacho Duato siguen acaparado portadas en los últimos días, el primero por el lanzamiento de su nuevo disco con sus polémicas declaraciones incluidas y el segundo, tras el acuerdo alcanzado con el Ministerio de Cultura, continuará dirigiendo la Compañía Nacional de Danza hasta agosto de 2011. Ambos se conocen desde hace más de 30 años, desde la gira del cantante “Super – Superman”, en la que Nacho Duato era bailarín en 1979 y desde entonces es conocida su relación de amistad.

Casi 20 años después, Nacho Duato después de algunas pequeñas incursiones como actor acepta ser el papel protagonista de la película “El Forastero” producida por la Sociedad Audiovisual Dos Orillas S.A. que dirigió el que fue presidente de RTVE Jordi García Candau.  Como ya informó este periódico en anteriores ediciones, el 4 de abril de 2001, la empresa pidió un préstamo a Banco Bilbao Vizcaya Argentaria. Como fiadores solidarios figuraban la empresa Costaguana S.L., sociedad del cantante Miguel Bosé dedicada a la producción y organización de toda clase de representaciones, junto a María Victoria  Villanueva Suárez, y la sociedad de ésta última, Víctor PC, SL. Da la casualidad que María Victoria Villanueva fue productora ejecutiva y firmó el guión de la película protagonizada por Duato y que acabó en un rotundo fracaso.

Así en diciembre de 2002, pocos meses después de su estreno, la sociedad de Miguel Bosé Costaguana S.L. tuvo que hacer frente a la totalidad de la deuda pendiente del préstamo, 110.545,19 euros. En 2004, Costaguana interpuso una demanda ante el Juzgado número 4 de Majadahonda, ejercitando la acción de regreso por el pago de la deuda, reclamando a María Victoria Villanueva Suárez y a Victor PC, SL la cantidad de 36.848,40 euros cada uno, más los intereses legales desde la fecha de pago más las costas, demanda que obtuvo una sentencia favorable en 2005.

Más de un año de rodaje, 89 minutos de duración y 2.699 espectadores

El resultado desastroso de esta película arruinó por completo a la productora que en el año 2000 se había constituido con un capital de 600.000 euros y que tras dos películas (“School Killer” y “El forastero”) inició su proceso de liquidación.

El rodaje que se inició en julio de 2000, duró más de un año. Realizado en el Valle Sagrado en Perú, las restricciones económicas ya obligaron a que algunas escenas se grabaran en el paraje de La Pedriza en Madrid. Casi dos años más tarde de su inicio se realizó su preestreno en el cine Roxy A, el 23 de mayo de 2002 y se estrenó comercialmente una semana más tarde el 30 de mayo dándole la espalda el público.

Según datos del Ministerio de Cultura, la película alcanzó en el año de su estreno en España 2.699 espectadores con una recaudación de 11.877,05 euros. Además de Nacho Duato, coprotagonizaban la película Neus Asensi y el conocido presentador de televisión Carlos Sobera (su productora también participó de forma minoritaria en el proyecto). Así en el año en que otras películas españolas de temática seria como “Los lunes al sol” o más de entretenimiento “El otro lado de la cama” arrasaban en taquilla, la historia de tan sólo 89 minutos en la que un extraterrestre procedente de un planeta destruido y sus aventuras en un pueblo de Perú con una prostituta, el alcalde o un chamán acabó en rotundo fracaso, en el que también fueron copartícipes Antena 3 y la entonces plataforma de televisión Vía Digital que participaron en el proyecto.

Dicen que no se debe mezclar amistad y negocio, en este caso en lo personal no parece haber afectado a Miguel Bosé y a Nacho Duato, pero en lo económico le ha costado al cantante 110.545 euros, casi diez veces la recaudación en taquilla de la película protagonizada por su amigo.