Menú Portada
Según fuentes cercanas al mundo editorial habría cobrado "cuanto menos 100.000" euros de la editorial Espasa (Planeta)

Boris Izaguirre: “el negro” de Belén Esteban

Enero 10, 2014
pq_939_belenesteban.jpg

Dos llamadas telefónicas -y altas dosis de la amabilidad y educación que le caracterizan- fueron suficientes para contactar con Boris Izaguirre y contar con su beneplácito para hablar acerca del éxito que está cosechando el libro ‘Ambiciones y reflexiones’: un best seller en España, líder de ventas nacional y uno de los regalos más buscados en estas Navidades. Y es que el libro autobiográfico que relata las peripecias de Belén Esteban no ha dejado indiferente a nadie.

Siete llamadas telefónicas, un mensaje de texto y un mensaje vía internet no han sido suficientes para poder volver a contactar con el periodista y escritor venezolano. Él mismo había cerrado en la mañana de ayer una conversación con extraconfidencial.com para las 16,00 horas de este jueves.

El motivo de la llamada estaba más que justificado. Dos fuentes cercanas al mundo editorial aseguraban que Boris Izaguirre no sólo habría escrito parte del libro de Belén Esteban -como muchos medios afirmaron hasta ahora- y que tampoco su participación en el nacimiento del volumen se habría limitado a ser ese compañero de diván y grabadora en el Hotel Velázquez de Madrid -como asegura La otra crónica de El Mundo-. La realidad, según nos cuentan es que Boris “ha escrito prácticamente la totalidad del libro que relata la vida de Belén Esteban”, esto es, se ha dejado embelesar por los encantos de La Esteban para convertirse en su “negro” o escriba.

De ser así, desde el gremio editorial se cree que el ejemplar debería haber contado con la firma de Boris Izaguirre en el epílogo del mismo y no con la de Belén Esteban, que es la que figura como autora. Un caso parecido sucedió hace ocho años con la biografía de la artista Carmen Sevilla, publicada por Belacqua de Ediciones y Publicaciones S.L. La obra fue escrita íntegramente y rubricada como tal por el también periodista, Carlos Herrera.  

Es necesario resaltar que Boris Izaguirre es un escritor reputado y laureado con varios premios de órdago, como su condición de finalista en el Premio Planeta de 2007 con ‘Villa Diamante’. En su haber se cuentan más de 10 libros, 9 de ellos editados por Espasa (Grupo Planeta) o la propia Planeta.

Un alto caché

Las mismas fuentes que aseguraban que Boris Izaguirre habría sido la mano que mece la tinta sobre las páginas de ‘Ambiciones y reflexiones’ han ido más allá y revelaron a extraconfidencial.com que el literato habría cobrado “cuanto menos 100.000 euros” de la Editorial Espasa, íntimamente ligada a la trayectoria profesional del venezolano.       

Un libro de récord

Ni la Navidad ni los regalos del día de Reyes han salvado el descenso en picado de venta de libros, sin embargo hay una excepción, el libro ‘Ambiciones y reflexiones’ ya casi alcanza los 100.000 ejemplares. El libro editado por Espasa salió a la venta el 19 de noviembre y desde ese momento ha sido todo un éxito de ventas. Un volumen que se está imponiendo en la categoría de no ficción (el más vendido esta semana según la Casa del Libro) a todas las obras biográficas de los ex presidentes, memorias del recientemente fallecido Nelson Mandela o incluso a otro gran éxito de la no ficción “No estamos locos”, de el Gran Wyoming.

La obra autobiográfica de Belén Esteban deja perlas como ataques a Iñaki Urdangarin con frases como “Urdangarin, otro que tal baila. Para mí, como para muchos españoles, todo el escándalo de Urdangarin y los supuestos cobros de dinero público para sus empresas me escandalizan”; sobre el sexo: “eso que dicen que los hombres españoles no saben hacer el amor a una mujer, pues no es verdad. ¡Por mis cojones que sí saben satisfacernos!”; ala princesa Letizia:ella es de Moratalaz, al lado de mi barrio, y lo está haciendo fenomenal. Es una mujer que se ha educado muy bien para ser Reina y es lo que tiene que ser”; o Ana Rosa Quintana: “no esperaba que me defendiera, pero lo que no pensaba era que fuera la propia Ana Rosa la primera que planteara que yo necesitaba ingresarme”.