Menú Portada
En los últimos cuatro años el Ejército ha perdido 9.400 efectivos

“Bombazo” en el Ministerio de Defensa: Pedro Morenés se gasta más de un millón de euros en explosivos en plena deflagración de los derechos de los militares

Diciembre 3, 2014

Más de un millón de euros adjudicados a Expal Systemas S.A., una empresa que “desarrolla, fabrica, integra y mantiene una completa gama de productos, sistemas y servicios para los sectores de defensa y seguridad” y que en su propia página web destaca al Ministerio de Defensa como su principal cliente

pq_929_pedro_morenes.jpg

No lo decimos nosotros, lo dicen ellos. Las más de 200 voces que se dieron cita el pasado sábado en la Plaza del Dos de Mayo de Madrid clamaban por la reducción de los derechos de los militares. La concentración organizada por la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) contó con denuncias dirigidas contra el anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley de Carrera Militar que no reconoce la carrera como profesional, contra la nueva Ley de Régimen Disciplinario, que limita la libertad de expresión y de manifestación en el ejército, y, en definitiva contra el recorte de sus derechos fundamentales.

En tiempos de recesión no son estos los únicos ámbitos en los que los militares han visto disminuidos sus privilegios. A principios de año se registró una bajada importante en las plazas para tropa y marinería que unida a los efectos de la crisis y el paro provocó que el Ministerio de Defensa recibiese más de 40.000 solicitudes para hacerse con una de las 2.000 plazas convocadas. Es necesario recordar que en los últimos 4 años el Ejército ha perdido 9.400 efectivos.    

Más de 1 millón de euros en explosivos

A pesar de esta situación delicada, el Ministerio de Defensa mira hacia otro lado y financia innumerables partidas para gastos superfluos. Uno de ellos es sin lugar a dudas los 1.035.902,56 euros que la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico viene de adjudicar a Expal Systemas S.A., una empresa que “desarrolla, fabrica, integra y mantiene una completa gama de productos, sistemas y servicios para los sectores de defensa y seguridad” y que en su propia página web destaca al Ministerio de Defensa como su principal cliente, ¿existe total transparencia y libre concurrencia en este contrato?

El propio anuncio de adjudicación sitúa a la oferta de Expal como la “más ventajosa para la administración”, a pesar de ser la única propuesta presentada y de no haber reducido ni un céntimo el presupuesto base de licitación. 

Gasto tras gasto

Este nuevo contrato se une a una larga lista en la que se pueden encontrar más de 28 millones de euros para helicópteros ligeros; 2,3 millones para servicios postales; 25 millones de euros para la alimentación del personal de las Fuerzas Armadas en operaciones en Afganistán o el Líbano; millón y medio en gabardinas para el Ejército del Aire; medio millón en apartamentos veraniegos; un sinfín de licitaciones para la frontera de Ceuta y Melilla que se confirma como una trituradora de dinero, o también 50.000 euros para fundas de pistolas, una de las últimas adjudicaciones de Pedro Morenés.