Menú Portada
Hasta no saber si el equipo sigue en Champions no llamará a los representantes de la oposición

Boluda decidirá el futuro inmediato del Real Madrid tras el partido de Liverpool

Febrero 28, 2009

Vicente Boluda, presidente accidental del Real Madrid, esperará al partido de vuelta de la Champions League que el Madrid disputará el 10 de marzo en Liverpool para adoptar las medidas que crea más convenientes para el futuro inmediato del club. Hasta esa fecha no piensa llamar a los representantes de la oposición ni a los promotores de las dos demandas por la impugnación de la asamblea. Mientras, el Real Madrid ha solicitado a los jueces el archivo de las demandas por entender que las denuncias están superadas por la convocatoria de la nueva asamblea.

pq__vicente-boluda-300x350.jpg

Lo deportivo, después de mucho tiempo, parece que se ha impuesto a lo social en el seno del Real Madrid. Ello no quiere decir que las cosas se hayan solucionado, más bien al contrario, sino que los actuales rectores de la sociedad aguardan a resultados deportivos para adoptar las medidas más convenientes. Pero las fechas se echan encima y desde las oficinas de Concha Espina no se toman decisiones imprescindibles para que el proceso electoral se pueda desarrollar en los tiempos más convenientes.
Vicente Boluda confía en que el equipo pase a cuartos de la Champions para seguir con su plan. Con el equipo vivo en las dos competiciones piensa que la masa social mantendrá en segundo plano los problemas institucionales. El presidente accidental sabe que el 16 y 20 de marzo deberá comparecer en los juzgados 20 y 68 de Madrid para aceptar u oponerse a las medidas cautelares solicitadas por dos grupos de socios. Directamente la solicitud en ambas demandas es que el club acepte el fraude de la asamblea del 7 de diciembre de 2008 y que por tanto las decisiones adoptadas aquel día sean nulas.
Y para no tener que llagar a ese punto de reconocimiento del fraude en el que él mismo es partícipe, se ha adelantado enviando un escrito a los jueces solicitando que se archiven las causas. Los abogados del club entienden que no ha lugar a las demandas toda vez que el Real Madrid ha anunciado la convocatoria de una nueva asamblea para el próximo 29 de marzo, con los mismos puntos en la orden del día que el pasado 7D y por tanto entienden que se admite la invalidez de los acuerdos.
Pero claro, para no admitir el fraude como tal, los abogados del Real Madrid dicen que “no procede hablar de nulidad de los resultados de la misma. Al menos, mientras no se acrediten, en fase de prueba, otras irregularidades“. El plazo para presentar alegaciones a la demanda acaba el próximo viernes 6 de marzo. Todo este embrollo judicial quedará en segundo plano si el equipo continúa vivo en Europa y ni los medios de comunicación ni los aficionados presionarán de igual manera a la junta de Boluda. Pero si el equipo está fuera de Europa los gritos volverán al Bernabéu y la solicitud de las elecciones a las portadas de los periódicos.
Sea como sea, lo cierto es que Vicente Boluda no ha llamado aún a los representantes de la oposición –Plataforma Etica Madridista y Plataforma Blanca– como se había anunciado que haría. Se supone que aguarda al 10 de marzo tras el partido de Liverpool. Ambas plataformas quieren que se convoquen ya las elecciones, aunque saben que legalmente no se puede obligar a Boluda a hacerlo. La clave estará en lo que suceda en los juzgados, porque si no se adoptan medidas cautelares los acuerdos de la asamblea serán válidos hasta una sentencia firme, que tardará meses en llegar; si se admiten las medidas y quedan anulados los acuerdos, no habrá junta electoral para convocar los comicios. En el primero de los casos, la junta electoral formada por hombres de Ramón Calderón será la que controle el proceso. Y uno no sabe qué será peor, si el que la zorra guarde el gallinero o que no haya gallinas directamente.

Calderón aún tiene a los suyos en el club

En otro orden de cosas, ya saben que la Comisión de Disciplina Social del Real Madrid llamará a declarar a Ramón Calderón en por la denuncia presentada por el grupo “Regeneración del Real Madrid”, que solicita que se le expulse de socio del club como consecuencia de su implicación en la fraudulenta asamblea del 7D. ¿Le expulsarán? Déjenme que tenga mis dudas al respecto, no porque no pueda ser merecedor del castigo, sino por otros dos temas. Primero porque no habrá una causa probada hasta que un juez lo diga –no olvidemos que Calderón juró desconocer la trama-. Segundo porque la Comisión de Disciplina la nombró el propio Calderón con sus afines.
Y es que Calderón sigue tiendo dentro del club a casi todos sus hombres. Prueba de ello es el e-mail que han hecho llegar a Extraconfidencial.com el pasado sábado, posiblemente por haber sido uno de los escasos medios que denunciaron la gestión del ex presidente a lo largo de los dos últimos años, y sabedores del eco que tendrá entre un buen número de socios madridistas.
En el citado correo se nos informa que un miembro del grupo que solicita la expulsión de Ramón Calderón como socio del Real Madrid, ha enviado un escrito a la Comisión de Socios solicitando que se le respete como antigüedad en el club la fecha en que se dio de alta por primera vez, y no la que figura actualmente cuando volvió a recuperar la condición de socio tras un periodo de unos años de baja. Al parecer, se ofrece a pagar las cuotas de ese espacio de tiempo. Sería el mismo caso del ex presidente del Gobierno José María Aznar, que no puede ser candidato a presidir el club por no llevar como socio los últimos diez años de forma ininterrumpida.
De ser cierto este hecho, todo indica que efectivamente Calderón sigue sabiendo qué ocurre en las oficinas del Madrid, y que está dispuesto a defenderse de sus enemigos atacándoles.