Menú Portada
El juicio al magistrado atraerá la atención mediática a la vuelta de Semana Santa

Blesa se cruza en la carrera electoral del juez Silva

Abril 16, 2014
pq_928_elpidio-silva.jpg

Cuando el próximo lunes se siente en el banquillo de los acusados, Elpidio José Silva ya sabrá sí es candidato a ocupar un escaño en el Parlamento Europeo. A diferencia de otras nuevas candidaturas, como el Partido X de Hervé Falciani o Podemos, liderada por Pablo Iglesias, Movimiento Red, se plantó en la Semana Santa sin poder anunciar que había alcanzado los 15.000 avales necesarios.

El plazo acaba el 19 de abril. Será el momento para conocer si la estrella de popularidad de Silva se ha apagado o sigue brillando con su mensaje de “corrupción 0”. Sólo dos días después, comenzará en el Tribunal de Justicia Superior de Madrid la vista oral contra el juez que envió a Blesa en dos ocasiones a prisión. Precisamente, esa decisión es la que puede apartar a Silva de por vida de la carrera judicial. La Fiscalía pide para él 30 años de inhabilitación por dos delitos contra la libertad individual, uno de prevaricación y otro de retardo malicioso en la administración de justicia. Miguel Blesa solicita 43 años de inhabilitación y Gerardo Díaz Ferrán, un total de 24.
 
Trampolín mediático
 
El juicio, por tanto, puede convertirse en un trampolín mediático para el candidato o la puntilla definitiva. Lo que está claro es que será un foco de atención mediática a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa. El martes, en su segunda jornada, está prevista la declaración del acusado. Al día siguiente declarará Blesa, al que el juez envió a la cárcel por las irregularidades en la ruinosa compra de un banco de Florida en 2008, cuando era presidente de Caja Madrid. También lo hará su abogado, Carlos Aguilar, que ejerce la acusación particular contra Blesa.
 
En cualquier caso, el reto de ocupar un escaño en Estrasburgo no es fácil. Silva necesitaría de al menos 240.000 votos. El todavía juez -aunque suspendido temporalmente por el CGPJ hasta que haya sentencia firme- calcula que hay un millón de españoles dispuestos a votarle. Al menos así se lo trasladaba a aquellas formaciones a las que tanteó para encabezar sus listas, hasta decantarse finalmente por el Movimiento Red. Está por ver si la legión de admiradores en Twitter o los espectadores que ofrecían a La Sexta magníficos resultados de audiencia los sábados por la noche, cuando Silva era entrevistado en pleno escándalo de los ´correos de Blesa´, se terminan por animar avalar su candidatura y después depositan en una urna la papeleta encabezada por el juez.
 
Pedro Águeda