Menú Portada
Combinación perfecta en el sector bancario

Blended Marketing, cuando lo tradicional se mezcla con las nuevas tendencias

Junio 25, 2015

El desarrollo y crecimiento del marketing digital parece eclipsar a las técnicas del marketing tradicional, pero no es así. Muchas formas de marketing offline están hoy tan vigentes como nunca y mezcladas con el online dan como resultado en muchos casos la mejor estrategia de promoción de productos

pq_933_blended.jpg

Si se echa un vistazo a las principales noticias que cada semana surgen sobre el mundo del marketing, la gran mayoría habla del marketing digital. Desde ser un punto clave en el auge electoral de los nuevos partidos políticos al desarrollo del inbound marketing pasando por las decenas de congresos, cursos y ponencias que se presentan todas las semanas. El marketing online parece la panacea que puede con todo, pero nada más lejos de la realidad. La estrategia digital se ha convertido en básica para crecer, para llegar a más público, para ganar eficiencia y control de inversión publicitaria pero no para desterrar todas las demás formas de promoción. Ambas convivirán muchos años y de este mix de lo mejor de ambas se crea el Blended Marketing.

El pilar fundamental del desarrollo de este tipo de estrategias que se pueden desarrollar en la práctica totalidad de los casos está en el conocimiento del producto y público y en la planificación. Existen productos y servicios más susceptibles de acciones de marketing digital. Piensen por ejemplo en una compañía móvil para el público joven. Estar presente en redes sociales, será fundamental, pero también será muy útil patrocinar eventos o conciertos dedicados al público más joven. Y lo contrario, productos tan clásicos como un whisky o un coche de gama alta, llenarán vallas publicitarias y anuncios de revistas y periódicos, pero también si quieren crecer a otros públicos lo harán basándose en las herramientas del marketing online. Pero uno de los casos más importantes está en la banca. La combinación de un potente canal online de ventas y una gran red de oficinas consigue excelentes resultados en la comercialización de productos financieros.

Planificar para triunfar

Por todo ello, el punto de arranque está en saber que coger del marketing online y offline y en que proporción. Con ello, se refuerza entre sí y capta la atención de grupos de usuarios que no estén en alguno de los medios. Para conocer si debe hacer más refuerzo en un medio o en otro deberá plantearse cuál es el público objetivo y estudiarlo. ¿Está principalmente en medios digitales o tradicionales? ¿Dónde suele contratar el producto financiero? ¿Dónde se informa del mismo? Incluso en algunos casos podrá también personalizar las campañas de una u otra técnica en determinados segmentos.

A partir de determinar que canales va a trabajar, debe ver como llegar adecuadamente. Aunque el objetivo es el mismo, vender y llegar a más clientes, el mensaje no deber ser el mismo, hay que adaptarlo a cada uno de los medios. Cada canal ofrece distintas posibilidades que es obligatorio explotar. Por ejemplo un anuncio en televisión ofrece la posibilidad de impactar masivamente a millones de usuarios pero en Internet se gana la posibilidad de conocer la respuesta e interactuar con el usuario.

Una de las estrategias más usadas en esta interactuación es llevar al público de lo offline a lo online. Por ejemplo, con promociones en punto de venta lleven a concursos en redes sociales en las que captar ya al potencial cliente como seguidor de la entidad o producto. También lo contrario, los vales promocionales que podemos captar por Internet ayudarám a llevar a los clientes al establecimiento físico.

Por último la medición de resultados de las diferentes acciones es un factor muy importante. Conocer los costes y el retorno conseguido ayudará a enfocar donde es más rentable focalizar los esfuerzos en próximas acciones de blended marketing.