Menú Portada
La RFEF ha recurrido la Orden Ministerial a la Audiencia y la abogacía del Estado estudia la inhabilitación del presidente

Bienvenidos a la república independiente de Villar

Febrero 10, 2008

La Federación Española de Fútbol (RFEF) ha recurrido ante la Audiencia Nacional la orden ministerial que obliga a todas las federaciones deportivas españolas que no participen en los Juegos Olímpicos de Pekín a convocar elecciones antes del 31 de marzo. Al mismo tiempo, la abogacía del Estado estudia ya la inhabilitación de Angel María Villar por el incumplimiento de la misma, con la intención de instarla después del 3 de marzo.

pq_450_VILLAR_MATE.jpg

Afortunadamente las cosas se mueven. Los desafíos a la legalidad vigente terminan por chirriar y eso es lo que ha conseguido el presidente de la RFEF con sus últimos movimientos en su intento de permanecer cuatro años más en la silla. A la convocatoria de una asamblea extraordinaria por parte de la Federación para el próximo 3 de marzo, con la intención por parte de Angel María Villar de que sea la asamblea y no él quien rechace la convocatoria de elecciones para obstaculizar así el proceso y de paso no poder ser acusado directamente él, la abogacía del Estado ha respondido con la puesta en marcha del estudio de la posible inhabilitación del propio Villar para que no pueda concurrir a los comicios. Hasta que no pase el 3 de marzo no habrá ningún movimiento por parte de la abogacía del Estado, para incluir en sus actuaciones lo que se pueda derivar de esa asamblea.
Quién sí ha movido pieza al margen de la vía administrativa ha sido la propia RFEF, que ha presentado un recurso contencioso – administrativo ante la Audiencia Nacional contra la Orden Ministerial que regula las elecciones. La RFEF no utiliza la puerta que le abría la propia OM de solicitar un aplazamiento argumentando cualquier causa de funcionamiento –por ejemplo, la celebración de la Eurocopa-, y se va directamente a la vía judicial. ¿Querella catalana?
Nos cuentan que el presidente Villar cada vez tiene menos compañeros de viaje en el camino emprendido y que incluso sus más allegados le han recomendado otras alternativas, pero él se niega. Incluso le han llegado a sugerir que no sea él el cabeza de lista para las elecciones, sino que le sustituya Marcelino Maté, presidente de la Federación Territorial de Castilla y León. Un recambio que podría recomponer un consenso que cada vez cuenta con menos adeptos. La idea partió de la territorial Asturiana con apoyo de la Valenciana, pero Villar Llona no ha aceptado.

La vía judicial no es nueva

La vía judicial no es algo nuevo para la RFEF. Hace poco más de un año que Villar ya recurrió a la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional contra la decisión del Consejo Superior de Deportes de bloquear 15 millones de euros correspondientes a las subvenciones de 2004, 2005 y 2006, que el Tribunal de Cuentas ordenó por detectar mala justificación de subvenciones anteriores. La Audiencia se pronunció contra la Federación Española de Fútbol (RFEF) por “fraude procesal“, al entender el juez que “reclamar las subvenciones no es más que un fraude procesal por el que se intenta eludir la existencia de procedimientos ya abiertos, intentando obtener por esa vía meramente ejecutiva el pago efectivo de unas subvenciones sin haber con las obligaciones de justificación que se le han puesto de manifiesto“.
Ahora recurre contra una orden ministerial que lo único que hace es modificar unas fechas y que una simple petición a la Junta de Garantías Electorales podía solucionar. Evidentemente eso va a dilatar el proceso que es la principal intención del recurso.
Mucho antes se resolverá por parte de la Junta de Garantías la reclamación formulada por varias territoriales por la no publicación del censo. La JGE ya ha reclamado a la RFEF y le ha dado un plazo de diez días para que las publique. En días conoceremos su respuesta, que no distará mucho del alegato al recurso ante la Audiencia para pedir que se paralice el proceso electoral.

La huída hacia delante

Villar y sus afines lo han fiado todo al vía judicial para no cumplir con las normas administrativas públicas españolas. Algo muy legítimo, si no fuera porque ha recurrido como principal argumento a negar la autoridad de la Administración Pública española que le viene dimanada de la Ley del Deporte. Anteponer las normas de una entidad privada como es la FIFA por encima de las de España e incluso de las de las Comunidades Autónomas es no saber el terreno que se pisa.
Como el no haber invitado al secretario de Estado al partido España-Francia del miércoles, ni al presidente de la Liga de Fútbol Profesional. Del primero depende jerárquicamente y el segundo es quien le cede los jugadores para que jueguen el partido.
La RFEF parece querer ignorar que como organismo que tiene delegadas funciones públicas y que recibe subvenciones del Estado –y las federaciones territoriales las reciben de las CCAA- no puede incumplir la legislación. La RFEF recibe subvención vía Presupuestos del Estado y vía Ministerio de Hacienda por el LAE (1% de las quinielas). Sin olvidar que el patrocinio de CRTVE también sale del dinero público.
Por muchos apoyos que se busquen con el COE o con presidentes de otras federaciones deportivas españolas para hacer frente común contra el CSD. A la hora de la verdad ninguna estará a su lado para enfrentarse al Gobierno.
Porque además, ni en el caso de que el 9 de marzo gane las elecciones el PP cambiarán las cosas para Villar en su camino emprendido, porque tampoco en Génova le apoyan en su intento de anteponer las normas FIFA a las españolas.
En su huída hacia delante, Villar ha dado audiencia a las dos plataformas enfrentadas en el conflicto del fútbol televisado, Sogecable y Mediapro. A las dos les ha ofrecido su apoyo a cambio de recibir el de los medios de comunicación que cada grupo tiene. Como Mediapro está más alineada con la LFP, de momento ha sido Sogecable quien se ha puesto de su lado. Veremos por cuánto tiempo.
Javier Tebas, vicepresidente de la LFP, cree que “Villar pretende saltarse el reglamento jurídico español y convoca una asamblea en pleno éxtasis electoral, el 3 de marzo, con la discusión del reglamento electoral de acuerdo a la normativa FIFA como único punto del orden del día. Es muy grave y es una afrenta al estado de derecho. El Consejo Superior de Deportes debe hacer cumplir la norma y espero que esté a la altura. El que es el ‘policía’, no puede permitir una afrenta de este tipo”.
Según Tebas, la actitud de Villar “es una forma de gestión de cortijismo. Villar confunde sus deseos y su patrimonio con el de la Federación para hacer lo que él considera y saltarse el reglamento jurídico español con la excusa de que la FIFA ha sacado una normativa electoral contraria a la española”. El propio Tebas, con despacho jurídico en Zurich, sede de la FIFA, podría instar a la Justicia suiza sobre la normativa de la federación internacional de fútbol.