Menú Portada
Gana 213 millones hasta marzo

BFA-Bankia vuelve a beneficios en el primer trimestre

Abril 24, 2013
pq_930_goirigolzarri_bankia.jpg

El grupo BFA-Bankia ha regresado a beneficios en los tres primeros meses del año tras anotarse unas ganancias después de impuestos de 213 milloEl grupo BFA-Bankia ha regresado a beneficios en los tres primeros meses del año tras anotarse unas ganancias después de impuestos de 213 millones de euros hasta marzo, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Estas son las primeras ganancias del grupo tras su nacionalización a mediados del pasado año. En el caso de Bankia, el beneficio asciende a 72 millones, en unos resultados que están condicionados por el efecto del préstamo subordinado de 4.500 millones otorgado por la matriz el pasado 12 de septiembre, tal y como ya ocurrió en el trimestre precedente.

El préstamo subordinado, que se prevé cancelar tras la ampliación de capital de Bankia, ha generado unos costes financieros que en el primer trimestre alcanzan los 89 millones.

“En términos de grupo los costes financieros se neutralizan, porque lo que abona la filial lo recibe la matriz”, ha explicado la entidad. Los beneficios atribuidos del grupo han alcanzado los 177 millones, mientras que los de Bankia se han situado en 74 millones.

Esta obtención de beneficios ha permitido al grupo BFA-Bankia generar capital por 598 millones, con lo que se eleva el ratio de capital del grupo al 9,97% y el de Bankia al 10,06%. Estos ratios también se explican por la reducción de activos ponderados por riesgo en 4.292 millones e incluyen el efecto del canje de instrumentos híbridos por acciones que concluirá el próximo mes de mayo.

El grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri cerró 2012 con unas pérdidas récord de 21.238 millones de euros, de los que 19.193 millones de euros correspondieron a Bankia. El saneamiento de ese año llevó a realizar provisiones por valor de 26.845 millones de euros.

El plan de reestructuración de Bankia, aprobado por el Banco de España y Bruselas, contemplaba entrar en rentabilidad ya este año. La estrategia de la entidad pasa por ganar 1.200 millones en 2015.

“BFA-Bankia da el primer paso en el camino de generación de valor, que permitirá que el Estado recupere el dinero invertido”, ha explicado la entidad presidida por Goirigolzarri.

Caidas de márgenes

El margen de intereses de Bankia se ha situado en 512 millones hasta marzo, un 39,3%, menos que hace un año. La entidad ha achacado las reducciones en los márgenes al bajo entorno de tipos de interés y a la atonía de la actividad económica.

“Los mayores márgenes de las nuevas operaciones de financiación, sobre todo a pymes y empresas, junto a la caída de la remuneración de los depósitos pueden contribuir a un mejor comportamiento del margen financiero en el futuro”, ha vaticinado Bankia.

El margen bruto de Bankia ha alcanzado los 868 millones, un 33,8% menos, en tanto que los ingresos por comisiones han alcanzado los 225 millones, un 13,9% menos.

En los tres primeros meses del año, Bankia ha realizado provisiones por 272 millones. Así pues, el beneficio antes de dotaciones se ha situado en 374 millones, una caída del 48,3% si se compara con los tres primeros meses de 2012.

La mora, en el 13%

El peso del préstamo promotor en la cartera crediticia se ha situado en el 3,4%, con una cobertura del 46,7%. La cobertura del total de la cartera crediticia de empresas (no promotor) asciende al 15% y al 3,2% en la de particulares. El volumen de préstamos dudosos se ha reducido en 255 millones hasta marzo, con un total de 19.564 millones. La tasa de morosidad se ha mantenido casi inalterada respecto al trimestre anterior, al marcar el 13,08%. La tasa de cobertura se ha situado en el 61,88%.

En la evolución del negocio, el crédito bruto a la clientela de Bankia ha alcanzado los 142.606 millones, un 2,2% menos que en diciembre y que la entidad explica por la tendencia de desapalancamiento de hogares y empresas.

Los recursos de clientes en balance se situaron en 165.820 millones a 31 de marzo, un 1,2% más que en diciembre. Este crecimiento se ha fundamentado en el aumento de la actividad en el mercado de repos, lo que ha compensado parte del descenso en los depósitos minoristas. La ratio de crédito sobre depósitos se ha situado en el entorno del 120%. nes de euros hasta marzo, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Estas son las primeras ganancias del grupo tras su nacionalización a mediados del pasado año. En el caso de Bankia, el beneficio asciende a 72 millones, en unos resultados que están condicionados por el efecto del préstamo subordinado de 4.500 millones otorgado por la matriz el pasado 12 de septiembre, tal y como ya ocurrió en el trimestre precedente.

El préstamo subordinado, que se prevé cancelar tras la ampliación de capital de Bankia, ha generado unos costes financieros que en el primer trimestre alcanzan los 89 millones.

“En términos de grupo los costes financieros se neutralizan, porque lo que abona la filial lo recibe la matriz”, ha explicado la entidad. Los beneficios atribuidos del grupo han alcanzado los 177 millones, mientras que los de Bankia se han situado en 74 millones.

Esta obtención de beneficios ha permitido al grupo BFA-Bankia generar capital por 598 millones, con lo que se eleva el ratio de capital del grupo al 9,97% y el de Bankia al 10,06%. Estos ratios también se explican por la reducción de activos ponderados por riesgo en 4.292 millones e incluyen el efecto del canje de instrumentos híbridos por acciones que concluirá el próximo mes de mayo.

El grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri cerró 2012 con unas pérdidas récord de 21.238 millones de euros, de los que 19.193 millones de euros correspondieron a Bankia. El saneamiento de ese año llevó a realizar provisiones por valor de 26.845 millones de euros.

El plan de reestructuración de Bankia, aprobado por el Banco de España y Bruselas, contemplaba entrar en rentabilidad ya este año. La estrategia de la entidad pasa por ganar 1.200 millones en 2015.

“BFA-Bankia da el primer paso en el camino de generación de valor, que permitirá que el Estado recupere el dinero invertido”, ha explicado la entidad presidida por Goirigolzarri.

Caídas de márgenes

El margen de intereses de Bankia se ha situado en 512 millones hasta marzo, un 39,3%, menos que hace un año. La entidad ha achacado las reducciones en los márgenes al bajo entorno de tipos de interés y a la atonía de la actividad económica.

“Los mayores márgenes de las nuevas operaciones de financiación, sobre todo a pymes y empresas, junto a la caída de la remuneración de los depósitos pueden contribuir a un mejor comportamiento del margen financiero en el futuro”, ha vaticinado Bankia.

El margen bruto de Bankia ha alcanzado los 868 millones, un 33,8% menos, en tanto que los ingresos por comisiones han alcanzado los 225 millones, un 13,9% menos.

En los tres primeros meses del año, Bankia ha realizado provisiones por 272 millones. Así pues, el beneficio antes de dotaciones se ha situado en 374 millones, una caída del 48,3% si se compara con los tres primeros meses de 2012.

LA MORA, EN EL 13%.

El peso del préstamo promotor en la cartera crediticia se ha situado en el 3,4%, con una cobertura del 46,7%. La cobertura del total de la cartera crediticia de empresas (no promotor) asciende al 15% y al 3,2% en la de particulares. El volumen de préstamos dudosos se ha reducido en 255 millones hasta marzo, con un total de 19.564 millones. La tasa de morosidad se ha mantenido casi inalterada respecto al trimestre anterior, al marcar el 13,08%. La tasa de cobertura se ha situado en el 61,88%.

En la evolución del negocio, el crédito bruto a la clientela de Bankia ha alcanzado los 142.606 millones, un 2,2% menos que en diciembre y que la entidad explica por la tendencia de desapalancamiento de hogares y empresas.

Los recursos de clientes en balance se situaron en 165.820 millones a 31 de marzo, un 1,2% más que en diciembre. Este crecimiento se ha fundamentado en el aumento de la actividad en el mercado de repos, lo que ha compensado parte del descenso en los depósitos minoristas. La ratio de crédito sobre depósitos se ha situado en el entorno del 120%.