Menú Portada
Asume el compromiso de devolver a los contribuyentes el capital inyectado en la entidad

BFA-Bankia gana 827 millones en el primer semestre, un 93% más

Julio 28, 2014

Prevé más fusiones tras los test de estrés de la Unión Europea

pq_929_josesevilla_bankia.jpg

El grupo BFA-Bankia ha obtenido un beneficio después de impuestos de 827 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone un 93% más sobre los 428 millones obtenidos en el mismo periodo de 2013, excluyendo el efecto del canje de instrumentos híbridos por capital, según ha informado la entidad nacionalizada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

   El beneficio atribuido al grupo de BFA-Bankia ha ascendido a 671 millones de euros en el primer semestre de este año, un 87,5% más sin incluir el canje.

   Las ganancias en el primer semestre han estado influidas además a nivel de BFA por las plusvalías obtenidas con las ventas de participadas. En cuanto a Bankia, el beneficio después de impuesto ha alcanzado los 431 millones hasta junio, un 48% más que en los seis primeros meses de 2013 sin incluir el efecto del préstamo subordinado otorgado por Banco Financiero y de Ahorros (BFA).

“Estos resultados son especialmente relevantes tras el esfuerzo de reestructuración acometido por el banco, que consigue elevar sus ingresos con una red de distribución notablemente inferior”, ha explicado el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

Goirigolzarri ha puesto en valor que la entidad nacionalizada ha captado 3.700 millones de euros en depósitos y fondos de clientes en los últimos seis meses.

Buenos rating financieros

El margen de intereses de Bankia se situó en 1.427 millones de euros hasta junio, un 15,7% más respecto al margen de intereses de igual periodo de 2013. Bankia acumula cinco trimestres consecutivos de mejora de los ingresos financieros. La tasa de morosidad se redujo del 14,65% a cierre de 2013 al 14,03% a junio, mientras que el ratio de cobertura alcanzó el 58,92% al finalizar el primer semestre de este año.

El saldo de activos de dudoso cobro se redujo en 1.446 millones de euros en el primer semestre del año, con lo que pasa de los 20.022 millones de euros a cierre de 2013 a los 18.576 millones a junio.