Menú Portada

Bertín Osborne miente sobre sus ataques a Sálvame para promocionar sus productos, Inda se lleva palos por utilizar el Alzhéimer de Adolfo Suárez, Jiménez Losantos se divorcia al fin de Ciudadanos y Salvador Sostres la lía con Franco

Noviembre 22, 2016
bertin

Bertín Osborne aterrizó en Sálvame con la intención de promocionar su mercancía por triplicado: En la tuya o en la mía volverá en unos días con invitados como Raphael, Xavier Sardá o Antonio Banderas, que repite cita. El cantante acaba de lanzar un disco dedicado a las mujeres, Por ellas. Y además el 21 de diciembre homenajeará con un concierto a Venezuela en el Palacio de los Deportes de Madrid acompañado por Carlos Baute y Franco de Vita.

Kiko Matamoros no estaba cómodo con el invitado, al que le lanzó un puyazo cuando señaló que le gustaría entrevistar al rey emérito Juan Carlos I: “Tenéis los mismos gustos”. Bertín quería una entrevista amable y no quiso entrar al trapo, por lo cual recordó con simpatía su entrevista a Mariano Rajoy: “Nos bebimos tres botellas de Albariño y acabó llamado por teléfono a mi yerno”.

Pero Kiko quería guerra y le recordó los ataques en su obra de Teatro a Sálvame. Bertín, que protagoniza Mellizos junto a Arévalo, desmintió este hecho y señaló que el único chiste en la obra sobre el programa era cuando su compañero de tablas señalaba que se había encontrado a Matamoros en una peluquería porque le iban a pasar la bayeta.

Miente Bertín, que ahora no, porque está en nómina de Mediaset, pero por la Red corre un vídeo en el que se marca el siguiente monólogo sobre Sálvame que incluye comentarios que apestan demasiado: “¿Sabéis por qué ha cerrado el CSIC en España? Porque aquí los únicos que espían son los de Telecinco. ¿Y por qué espían los de Telecinco, señores? Pues porque hay dos o tres docenas de demonias desocupadas que no han pegado un palo al agua en su vida y se llevan ocho o nueve horas sentadas en el corro ese”. Y continúa: “Que no veas el corro ese. Ahí comen, meriendan, insultan, se agarran el culo…A mí hace dos o tres años me invitaron y se ve que ese día me pillaron flojo y dije, voy a ir ahí. Y cuando me abren la puerta del plató y me dicen: “pasa”, miré y dije: “y una mierda, ahí no entro yo”. Ahora, como no tenía más remedio lo que hice fue meter el culo contra la pared y el zócalo es que lo dejé limpio, limpio, limpio. Cuando estaba a cuatro o cinco metros de la silla mía, me tiré en plancha. Y el presentador cuando vio que yo me iba a sentar en la silla… ¡animalito!”. Y a todos los colaboradores de Sálvame se le caía la baba, encabezados por Paz Padilla.

Federico se baja del tren de Ciudadanos

Jiménez Losantos se ha vuelto a divorciar, oh noticia, de un partido político tras sus guerras con el PP o UPyD. En este caso, Ciudadanos es el afectado de la ira del locutor, que ayer tachaba a Garicano de “señorito universitario”, pero más duro fue contra Albert Rivera: “Con lo de las Diputaciones es como el tonto que coge la linde. ¿Por qué no quitas las televisiones públicas? Estos son unos chicos de provincias que no saben en qué país viven”.

Federico parece que está molesto por la deriva de Telemadrid: “Las televisiones, todo el aparato de propaganda de los partidos… Sobre todo ahora que habéis conseguido que Telemadrid entre Ignacio Aguado y Cristina Cifuentes sea también una televisión de Podemos. Mi más cordial enhorabuena, Albert. O sea, la línea de España hacia la renovación, progresa adecuadamente. Ya no es que seáis socialistas, ¡es que sois socialistas podemitas! Por lo menos en la televisión”.

Eduardo Inda la lía con Suárez

Inda señalaba hace unos días en La Sexta que las declaraciones de Adolfo Suárez en 1995 sobre la no convocatoria del referéndum sobre la República por temor a perderlo se podían atribuir al Alzhéimer: “Las palabras de Suárez fueron pronunciadas cuando la enfermedad ya había hecho estragos en su cabeza. Lo que dice no se ajusta a la verdad, ni al sentido común”.
Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos, le respondió vía Twitter: “Inda sugiriendo que Suárez en la entrevista ya tenía problemas cognitivos por el Alzheimer que lo mató. Difícil ser más despreciable”.

Sostres mete la pata con Franco

Twitter ardió ayer por la mañana cuando muchos pudieron leer que Salvador Sostres elogiaba a Franco un día después del aniversario de la muerte del Caudillo: “Uno de los más absurdos lugares comunes del antifranquismo es comparar al Caudillo con Hitler. Hitler le creó un problema al mundo y Franco resolvió el problema de EspañaHitler asesinó a diez millones de personas y planeó el exterminio del pueblo judío, en una atrocidad sólo comparable a la de Stalin, el otro gran socialista de su era. Nada que ver con las 2.300 personas a las que Franco mandó fusilar, una cifra que en cambio sí es comparable con los crímenes de la República (…) Si Hitler se suicidó y no legó nada más que destrucción, vergüenza y dolor a Alemania, Franco salvó la vida de miles de judíos, murió en la cama y nos dejó en herencia a un rey extraordinario, un país perfectamente incorporado a la Civilización, con unas magníficas relaciones internacionales y las condiciones atadas y bien atadas para el advenimiento de la democracia, que fue su gran obra póstuma. Significó lo mismo que Hitler perdiera la guerra que Franco la ganara, y el espíritu del Desembarco de Normandía es el mismo con que los aliados reconocieron al Régimen, colaboraron con él y nos trajeron la modernidad”.

Irene Villa contesta a Jaime Peñafiel desde La Razón

La absolución del concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata, provocó que Jaime Peñafiel se molestara porque Irene Villa le perdonó por sus desafortunados tuits. Pero Irene, que no quiere saber nada de venganza, responde al colaborador de El Mundo desde La Razón: “Estimado Jaime Peñafiel: Leí estupefacta tus palabras hacia mí en tu subsección SubeBaja. La verdad nunca imaginé estar ahí y menos viniendo de ti. Fui la única que “bajó”:“Por dejarnos a tantos y tantos como sufrimos con ella, lo que vulgarmente se dice con el culo al aire, al declarar que los crueles tuits del impresentable Guillermo Zapata, por los que se sienta en el banquillo, no le afectaron. Quienes te queremos no entendemos tu actitud.” Quienes me quieren no solamente entienden mi actitud sino que admiran que sea capaz de separar lo que requiere atención de lo banal. Si siendo una adolescente no dejé que me afectaran esos chistes de mal gusto, comprende que a punto de cumplir los 38 me resbalen por completo. Aprendí a no dar poder sobre mí a cualquiera. Permíteme ejercer mi libertad de sentimientos. Por cierto, esa inteligencia emocional que nos ayuda a ser felices con muy poco, es la que trato de contagiar en mis conferencias, aquí y fuera de España. Y es que las empresas han comprobado que la toxicidad de los empleados supone un gran freno a su rendimiento (…) Aprovecho para decir a todos los ofendidos por el dichoso chiste: perdón por no ofenderme”.

Dicho queda. Y Peñafiel, respeta si quieres ser respetado.

Jorge Higueras