Menú Portada
El delantero del Valencia no quiso indisponerse con su club y el Real Madrid se decidió por el francés

Benzema se une a la plantilla de mega estrellas y Villa se acerca al Barcelona

Julio 1, 2009

Karim Benzema, el delantero centro del Olympique de Lyon, es ya nuevo jugador del Real Madrid para las próximas seis temporadas, En una rápida operación, el cuadro español se ha hecho con los servicios del internacional francés por 35 millones de euros, con lo que se ha anticipado al Manchester United que también le pretendía. Con este fichaje, la opción del asturiano David Villa ha pasado definitivamente al cajón del olvido, al tiempo que el delantero del Valencia se acerca al FC Barcelona como su más que posible destino.

pq__benzema.jpg

Según fuentes del propio Lyon, el traspaso se ha cerrado en 35 millones de euros, que podrían llegar a los 41 si el club blanco logra una serie de objetivos. Si sumamos los 94 millones de Cristiano, los 65 de Kaká, los 15 de Albiol y los cinco de Negredo, el Real Madrid lleva ya gastados este verano la friolera de 214 millones de euros, sin contar impuestos, y aún restan al menos tres fichajes más, los de Ribery, Xabi Alonso y de Arbeloa, con los que se podría llegar a los 300 millones de euros, cifra que desde el entorno de Florentino Pérez se anunció al iniciarse la campaña electoral. Y con los deberes casi hechos en cuanto a compras, queda ver cuánto es capaz de sacar el conjunto blanco por los traspasos. De momento, Saviola ha dejado 5 millones de euros.
Regresando al caso Benzema, el galo era la tercera opción del listado. Por delante estaba el Guaje David Villa y el uruguayo Diego Forlán. Pero en el caso de Forlán el Atlético pidió que de hacerse la operación fuese ejecutando la cláusula de 36 millones de euros para evitar problemas con los seguidores, y en el de Villa las cosas se torcieron cuando los sucesivos cambios en la presidencia valencianista hizo que se variaran las condiciones del traspaso hasta en tres ocasiones, lo que llevó a romper las negociaciones.
El pasado fin de semana se pidió al jugador que a su regreso de la Copa Confederaciones diera una señal inequívoca de querer jugar en el Real Madrid. Se le esperó lunes y martes, pero el asturiano no montó “el número de la cabra”, con lo que se entendió su desinterés por recalar en el Bernabéu, y ayer mismo a cerrar la contratación de Benzema, que tenía también otras alternativas. A su 21 años, máximo goleador en 2008 de la liga gala y futuro delantero centro de la selección francesa. Posiblemente era la opción menos deseada por el cuerpo técnico y por la afición, pero ya está fichado.

Pérez nunca quiso a Villa

Puede que algunos lo vean como una excusa, pero lo cierto es que el fichaje de David Villa nunca fue del agrado de Florentino Pérez, y para Pellegrini tampoco era su primera opción. Al presidente blanco no le agradaron unas declaraciones que Villa hizo hace un tiempo en las que despreciaba al Real Madrid y colocaba por delante en sus preferencias a Barcelona y Valencia. Por eso en esta ocasión no se ha desgastado lo más mínimo y ha dejado que la situación se estropeara por sí sola. Villa, de haber querido fichar por el Real Madrid, tendría que haberlo dicho en público esta misma semana, y no lo ha hecho, con lo que se cerró cualquier posibilidad de fichaje.
Es más, parece que el Guaje ya lo tiene hecho con el Barcelona, una opción que pudo cerrarse el pasado mes de marzo cuando el Valencia atravesaba su peor situación económica. Ayer mismo recibió en el Real Balneario de Salinas al director deportivo del Barcelona, Txiki Begiristain, en el que alcanzó un principio de acuerdo, al estar presente en la comida el representante del jugador, José Luis Tamargo. Según pudo saber este periódico, el agente llegó antes que Villa a la cita concertada con Begiristain. Posteriormente se incorporó el aún delantero del Valencia. La oferta del Barça estaría en torno a los 47 millones de euros, cifra que ser podría ver rebaja si entrase en la operación algún jugador, como el delantero brasileño Keirrisson o el español Bojan.