Menú Portada
El entramado empresarial de Belén Esteban (I)
No presenta las cuentas de sus sociedades en el Registro desde 2002

Belén Esteban oculta el resultado de sus negocios

Agosto 30, 2009

La llaman la princesa del pueblo, vende cercanía, se identifica con el “pueblo llano” esos que, entre los empleados, ganan 6 de cada 10 menos de 1.000 euros al mes por trabajar de sol a sol. Lo que no habla es de sus negocios, en los que la “transparente” Belén Esteban oculta sus ganancias incumpliendo la obligación legal de presentar las cuentas en el Registro Mercantil.

pq_840_belen-esteban.jpg

Llora, grita y se desespera en los platós de Tele5. Nadie duda que es un fenómeno mediático. Dicen que dos estudiantes de Periodismo han hecho sendas tesis doctorales sobre Belén Esteban. Se presta a todo… por supuesto por dinero. Recientemente, incluso se llegó a insinuar su muerte en la televisión de Paolo Vasile. Traicionó a su mentora, Ana Rosa Quintana, porque el programa “La Noria”, que presenta Jordi González, le ofrecía más dinero. Y ahí sigue, engordando un patrimonio, al que contribuye otro programa de la misma cadena “Sálvame”, que, por lo que ha podido averiguar este periódico, permanece oculto. La que exige al padre de María José Campanario “¿Dónde está el cupón?”, bien podría cumplir con la normativa legal y presentar las cuentas anuales de sus sociedades.

Y es en que sus dos sociedades, todas ellas con domicilio social en su conocido piso del barrio madrileño de “Las Rosas”, y en las que es administradora única, tienen graves irregularidades en la obligada presentación de cuentas en el Registro Mercantil. En una de ellas, Producciones BEM, S.L. constituida el 1 de julio de 2005 ni siquiera ha presentado las cuentas desde su constitución, y en otra Beandre Patrimonial, S.L. no lo hace desde el 2002.

No sabemos si la valiente Belén Esteban no teme a Hacienda o juega con ventaja, pero en caso de inspección las multas van de 1.200 a 60.000 euros, dependiendo de la dimensión de la sociedad, de sus partidas de activo y su cifra de ventas declarados a la Administración Tributaria, así mientras Producciones BEM se constituyó por el capital mínimo legal, Beandre Patrimonial tiene un capital de más de 60.000 euros y el importe de la multa, por tanto, puede alcanzar una cifra nada desdeñable, si vemos los años sin cumplir con la obligación.

Cuentas erróneas

Así mientras Hacienda sube impuestos y fríe al “pueblo”, su princesa parece pasar de “rositas”. Incluso en Beandre Patrimonial, S.L., sociedad que solo presentó las cuentas en sus tres primeros ejercicios (la sociedad fue creada en el año 2.000) llego en uno de los ejercicios formular unas cuentas erróneas, con un resultado de explotación diferente al cálculo de restar los ingresos de explotación menos los gastos de explotación, una sencilla resta.

Pero desde luego la “suerte” de Belén Esteban con el registro no acaba aquí, si cada vez es más complicado o tiene más pegas registrar un objeto social de una Sociedad por parte de los Registros Mercantiles, obligando a definir perfectamente los objetos sociales con la verdadera actividad de la empresa, llama la atención que Beandre Patrimonial S.L., con el apellido “PATRIMONIAL” y que de hecho tiene dos propiedades registradas en el Registro de la Propiedad, puede estar dada de alta como objeto social, “la organización, contratación, producción de espectáculos, fiestas e inauguraciones…” de todo menos… patrimonial.

Facturar a través de una sociedad tiene sus ventajas fiscales, pero también sus obligaciones, también para “La Esteban”.