Menú Portada
Exclusiva: Darek se queda sin asistenta

Begoña Aranguren: “Con tres palabras la fulminaría”

Julio 22, 2008

Aunque siempre se ha mantenido en silencio, Begoña Aranguren rompe su silencio en una entrevista sincera y más que amable. Por otro lado, Darek se queda sin asistenta tras declarar en su contra en un juicio con Ana García Obregón.

pq_571_begona.jpg

Toda una vida. Así reza el título del nuevo libro de la periodista y escritora Begoña Aranguren. Primera novela de ficción en la que la bilbaína recoge la historia de Inés Peñalver, una mujer precursora que decide separarse de su marido en una época en la que reina el convencionalismo. Tiempos de declive social en los que las mujeres peregrinaban hacía un futuro devastador. Aranguren publica una fascinante novela que logra estremecer desde la primera página, en la que Inés relata con minuciosidad el dolor que siente cuando la soledad le araña el alma, sin el cariño de sus hijos y con multitud de amigos dándole la espalda. Pese a que se trata de una historia ocurrida durante el reinado de Alfonso XIII, todavía no es rareza que, en ciertos estatus sociales, la separación y el divorcio formen parte de una especie de sacrilegio ético y moral. A pesar de que Begoña es una de las pioneras en el noble arte de las entrevistas póstumas, esas que se emiten cuando el entrevistado ha atravesado el umbral de la muerte, lo cierto es que su matrimonio con José Luis de Vilallonga le empujó a la primera línea de fuego. Años después de la polémica ruptura, hay quien sigue cavilando acerca de los motivos que llevaron a sesgar aquel idilio que sorprendió a propios y a extraños. Histórico momento en el que Syliane, una señorona de aspecto huraño con la que Vilallonga compartió besos y caricias algo clandestinas, lapidaba públicamente a la Aranguren por no compartir su estilo de vida. Siempre quedó callada. Ni siquiera en plena efervescencia se le arrancó una declaración que sirviera para alimentar la polémica. Sin embargo, en la primera visita de Begoña a un programa de corazón, la escritora se pronunció abiertamente. Fue en “La vida en rosa” que Ana Belén Burgos, insustituible hasta en tiempos de cambios irremediables, presenta con moderado éxito en las tardes de Telecorazón: “Durante muchísimos años he resistido a fuertes provocaciones. Me han llegado a poner cheques en blanco en dos ocasiones y me da asco. Sinceramente, es que con tres palabras que yo le dirigiera, lograría fulminar a esa señora. No doy crédito a que existan personas así, de ese tipo. Hay mucha aburrida”, respondió sutilmente a algunas de las preguntas de los colaboradores. A buen seguro que sus palabras, sensatas y más que coherentes, traerán cola.
 
Darek se queda sin asistenta
 
Está de enhorabuena. Su papel en la renovada “Yo soy Bea” está despertando interés entre los telespectadores adormilados. Darek es un hombre aclamado y reclamado por todos aquellos que desean un cuerpo de escándalo y una virtuosa carrera personal. Sin embargo, que acudiera a declarar a favor de Ana García Obregón en el conflicto que la peliteñida mantiene con Matilde, una ex asistenta que acusó a la actriz de haberla maltratado y vejado, ha dejado perplejo a más de uno. No es de extrañar, pues Matilde fue contratada por el polaco para las labores del hogar. Eso sí, como todavía hay quien tiene dignidad en estos mundos del folclore rosáceo, la paraguaya ha decidido no volver a trabajar para el musculoso efebo. Mati está atravesando un duro momento y se enfrenta a una enfermedad que podría acarrearle más de un problema. Llora lágrimas de sangre.
 
Por Saúl Ortiz