Menú Portada

BBVA imputado en el seno de una causa donde se investiga administración desleal y apropiación indebida: Permitió la apertura y la continua disposición de fondos de una cuenta corriente del socio de una empresa sin que el otro firmara y consintiera la misma

Mayo 12, 2016
francisco-gonzalez-bbva

Si, han leído bien. No hablamos de un trabajador de la entidad financiera, ni del director general o de su presidente, Francisco González, se trata del BBVA como entidad. Así consta en la resolución dictada por un Juzgado de Instrucción de la ciudad de Vigo que citó a BBVA para prestar declaración en calidad de tal -imputada y ahora investigada-, el pasado 26 de abril de 2016. Todo ello en el seno de una causa en la que se investigan supuestos delitos de administración desleal y de apropiación indebida según reza la querella, interpuesta por el abogado Rafael Caro, que dio origen a dichas actuaciones penales y en la que, incluso, ya se advertía por la querellante que además, habrá que estar al resultado de las diligencias que se vayan practicando en la presente instrucción para determinar la posible responsabilidad penal/civil de la entidad Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A”.

Todo ello demuestra que la acusación no iba mal encaminada y llegada al Juzgado la documentacion requerida a BBVA el tema no debió admitir muchas dudas para que la Jueza encargada, acto seguido, acordó llamar al Banco presidido por Francisco González a pasar por las dependencias judiciales para prestar declaración.

Disposición de fondos sin tener la firma y autorización de los dos socios

“Contratos tipo”. Esa fue la respuesta que dio la abogada de BBVA cuando fue preguntada por la Jueza del por qué en un contrato de cuenta corriente abierto a nombre de una empresa se hacía constar al encabezamiento que comparecían, además del Banco, los dos socios de la sociedad cuando era hecho acreditado que sólo compareció uno. Sólo constaba la firma de uno de los socios, además de la del Banco, cuando debían estar las firmas de los dos socios al constar sus nombres escritos. Pero no sólo eso. También se permitió disponer a ese “único” socio de los fondos habidos en esa cuenta con sólo su firma (cuando los estatutos sociales de la empresa requerían firma mancomunada de los dos socios para contratar cuentas corrientes).

Lo dicho. “Contratos tipo”, así se quedó de ancha la letrada de BBVA. Todo ello suena a excusa de quien no tiene argumentos. Puede ser un contrato tipo las cláusulas del mismo, pero nunca pueden serlo la identidad de los comparecientes, sus firmas o sus facultades societarias.

El bastanteo de poderes, una clara contradicción

El argumento es absurdo y los empresarios pueden dar buena cuenta de ello cuando la entidad bloquea los fondos de sus cuentas corrientes hasta que el correspondiente departamento de cualquier entidad financiera, entre ellas el BBVA, “bastanteé los poderes”. Este proceso permite acreditar la comprobación por parte del Banco de que las facultades o poderes de una o varias personas físicas son suficientes para actuar en nombre y representación de una determinada persona jurídica en la realización de determinadas actuaciones.

En este caso de poco sirve comprobar que estas dos personas pueden actuar y abrir cuenta cuando se saltan la firma de uno de los dos socios.  Por cierto, y para curiosos, decir que los hechos surgen en la misma oficina de BBVA en Vigo donde desde hace mucho tiempo un hombre de avanzada se aposta a sus puertas con pancarta, pito en boca y tambor en mano, denunciando un ultraje a su patrimonio.