Menú Portada
La Campaña "BBVA sin armas" denuncia que la entidad presidida por Francisco González mantiene una normativa interna de financiación del sector Defensa

BBVA, el Banco español que más presencia tiene en empresas fabricantes de armas controvertidas: 1.000 millones de euros

Marzo 11, 2011

Distintas ONG´S presentarán su explosivo Informe en la Junta de Accionistas que se celebra hoy en Bilbao

En 2009 el propio banco reconoce que financió las exportaciones de armas a países como Perú y México


La campaña “BBVA sin armas”, integrada por el Centro Delás de Estudios por la Paz de Justicia y Paz, el Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG) y la Federación de SETEM, y contando con cerca de 340.000 acciones delegadas, participarán en la Junta General de Accionistas del BBVA que tiene lugar  hoy en Bilbao.

El objetivo es poner en evidencia ante el Consejo de Administración del banco y sus accionistas, la implicación del BBVA en la producción de armas controvertidas (armas nucleares, bombas de racimo y armas de uranio empobrecido). Y es que a pesar del diálogo establecido entre la campaña “BBVA sin Armas” y el BBVA y de que el banco ha puesto en marcha una normativa interna de financiación del sector defensa y ha retirado el crédito sindicado a Lockheed Martin, una de las empresas armamentísticas más importantes del mundo, la campaña “BBVA sin armas” tiene pruebas de que el BBVA sigue incumpliendo sus compromisos públicos y de que su propia normativa interna es insuficiente ya que desde 2006 el Grupo BBVA está presente, con más de 1.000 millones de euros en empresas fabricantes de armas controvertidas.

Todo un historial de denuncias

SETEM lleva ya un largo historial de denuncias sobre la práctica de los bancos de financiar la industria armamentística. La red internacional de análisis financieros BankTrack, a cuya infraestructura pertenece esta ONG española, publicó hace unos meses su informe “Mind the Gap”. Este documento, de más de 250 páginas, evalúa la política de créditos y refleja las carencias de iniciativas concernientes a Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de los principales 45 bancos que operan internacionalmente, facilitando una detallada descripción sobre 31 proyectos controvertidos financiados por éstos, incluyendo entre ellos al BBVA.

Así, el BBVA financia las exportaciones de armas de Italia, el único país de la Unión Europea que obliga a publicar las entidades financieras que financian las exportaciones de armas. El banco de Francisco González, aparece y por eso se sospecha que, igual que hace en Italia, también financia las exportaciones de armas de otros países.

Lo más preocupante de todo, sin embargo, es que muchas de las exportaciones de armas de la Unión Europea, como es el caso de Italia, acaban en países que violan sistemáticamente los derechos humanos (Argelia, Nigeria, Marruecos, Arabia Saudí , India o Israel, entre otros).

También es frecuente que estas exportaciones entren a formar parte del comercio ilícito de armas, alimentando con ello conflictos armados y armando a estados sobre los que pesan embargos de armas internacionales.

El BBVA financió en 2005 y el 2006 ventas de armas a Perú. En 2009 el propio banco reconoce que financió las exportaciones de armas a países como Perú y México. Estos dos países han sido denunciados por el Consejo de la Unión Europea y multitud de ONG por cometer violaciones graves de los derechos humanos.

Todo ello mientras que es, ahora, que Gadafi lanza sus bombas contra su propia población civil Rodríguez Zapatero cancela los contratos de suministros de armas al dictador libio.

Llueve sobre mojado en los compromisos de ética y Responsabilidad Social Corporativa.