Menú Portada
En la última década, la entidad presidida por Francisco González ha dedicado 1.824 millones de euros

BBVA, el Banco Español que más invierte en la industria armamentística

Marzo 19, 2012
pq_928_Francisco-Gonzalez.jpg

No habrá dinero para los ciudadanos o para las pequeñas y medianas empresas, pero si para sectores lucrativos como la industria armamentística. Y es que si muchos bancos apuestan por esta industria, es el BBVA el que tiene el dudoso honor de ser la entidad que más invierte. No es nuevo, extraconfidencial.com ya informó el pasado año de los 1.000 millones de euros en participaciones en diferentes empresas. Pero si algo ha cambiado en este último año ha sido a peor, aumentando sus negocios con esta más que controvertida industria.

Así lo ha puesto de manifiesto el Centro Delàs de Estudios por la Paz, el Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG) y SETEM, unidos en la campaña “BBVA sin armas“, en la Junta General de Accionistas del Banco por cuarto año consecutivo. En ella, han entregado a su presidente Francisco González, el diploma de (des)honor por ser la entidad financiera que ocupa el primer lugar en el ranking de la banca armada española.

La intervención, realizada en representación de 511.920 acciones ha puesto en evidencia ante el Consejo de Administración del BBVA y sus accionistas, la continuada relación entre este banco español y la producción de armas en todo el mundo, algunas tan controvertidas, como las armas nucleares, las bombas de racimo (prohibidas en España) y las armas de uranio empobrecido.

Normativa insuficiente

A pesar del diálogo establecido por las campañas “BBVA sin armas” y “Banca Limpia” con el BBVA, la normativa interna de financiación del sector Defensa es claramente insuficiente ya que se limita al rechazo de algún tipo puntual de financiación directa y sobre el armamento ya prohibido por la legislación internacional y nacional existente. Y es que para estas ONG, “la normativa sobre Defensa del BBVA no rectifica su lamentable posición de liderazgo en la financiación del sector armamentístico”.

Así, se ha puesto de manifiesto que la contribución en la última década destinada a ayudar a la producción y comercialización de armamento se ha elevado a 1.824 millones de euros. Para ello se han utilizado distintos instrumentos financieros, ya que el Grupo BBVA es accionista y ha dado préstamos a empresas que producen armas, ha actuado como director en la emisión de bonos, gestiona fondos de inversión en los que aparecen empresas productoras de armas y financia exportaciones de armamento. Es decir, el BBVA financia a las empresas de armamento de todos los modos posibles.

Todo ello contrasta con sus políticas en materia de Derechos Humanos y de medio ambiente, así como con las iniciativas voluntarias de Responsabilidad Social Corporativa a las que este banco está adherido.

 

Para que todos los ciudadanos puedan conocer el detalle de las distintas inversiones, la campaña “BBVA sin armas” ha puesto en marcha el portal www.bancaarmada.org en el que denuncia la relación del BBVA y de otras muchas entidades financieras españolas con la industria armamentística y otros sectores controvertidos. Algo que no ha cambiado con el proceso de restructuración del sector financiero, así la nueva entidad Kutxabank ocupa también el deshonesto noveno lugar.

Otro gran hito de Francisco González en su presidencia de BBVA.