Menú Portada
En su última aparición en televisión

Bárbara Rey se embolsó 100.000 euros por hablar de Ángel Cristo

Mayo 18, 2010

Bárbara Rey ha vuelto a hacer caja para explicar cómo era su vida con Ángel Cristo. 100 mil euros por remover un pasado que parece más presente que nunca.

pq_923_barbaritaa.jpg

La que se ha armado. Las incendiarias declaraciones de Bárbara Rey en el magacín nocturno que conduce el cada vez más musculoso Jaime Cantizano, han dado la vuelta al ruedo. La reentré de Bárbara no dejó indiferente a nadie. Acusó hasta el exceso y volvió a escudarse en una actitud victimista que le queda algo grande. Sin embargo, ella es experta en crear expectativa y, si bien es cierto, que en un primer momento rechazó acudir a un programa de televisión, pocas semanas más tarde, cuando el cuerpo de Ángel todavía estaba frío, se sentó y se lo llevó. Bárbara se embolsó cien mil euros por una esperadísima aparición en televisión que no ha dejado indiferente a nadie. De hecho, sus durísimas palabras han provocado un monumental enfado en Circe, la mujer que cuidó durante los últimos años de un Ángel Cristo que naufragaba hacia la deriva. Me cuentan que la alemana podría interponer una demanda por injurias y calumnias. No sería de extrañar, pues lo cierto es que las insinuaciones de la Rey son excesivas y tremendamente dolorosas. Sobre todo porque quienes conocen los entresijos del romance de Circe y Ángel se estiran de los pelos ante lo que consideran un atropello de la verdad. Dicen que ha sido ella la que ha cuidado totalmente y de forma desinteresada del hombre del que estaba enamorada. Bárbara sabe perfectamente el durísimo carácter que tenía el domador y lo insoportable y hasta dolorosa que resultaba la convivencia. Por eso resulta chirriante y hasta cínico que sea ella la que ponga el grito en el cielo y, mientras recuerda los malos tratos a los que, supuestamente, fue sometida menosprecie la enorme dedicación de la viuda real de Cristo.
 
Calla y otorga
 
Hay quienes critican ferozmente la actitud plañidera de la ex vedette que sigue, a pesar del paso del tiempo, anclada en un recuerdo amargo y realmente triste. Barbarita sigue empapándose de la desgracia para rellenar su cuenta corriente. Y, quizás, no haga mal pues tampoco se le conoce otro oficio desde que dejó de presentar aquella ‘Cocina con Bárbara’ en la Televisión Autonómica Valenciana. Ese es otro cantar, puesto que de ese programa se ha especulado hasta la extenuación y ella nunca ha abierto la boca. Sería divertido que hablara a calzón quitado sobre todos los rumores que le persiguen. No sólo los que atañen a su vida profesional, sino a los que le llevan a protagonizar miles de comentarios en foros anti monárquicos y en otros sacros lugares de la red. ¿Por qué sigue estirando el chicle?
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)