Menú Portada
•Fernando Sobrini, director de Banca de Particulares de Bankia, explicó el nuevo modelo comercial de la entidad

Bankia tiene preconcedidos 4.000 millones de euros en créditos a empresas, pymes y comercios

Abril 2, 2014
pq_927_oficina_bankia.jpg

Bankia se ha marcado como uno de sus objetivos estratégicos elevar su cuota de mercado en financiación a empresas. En este sentido, está haciendo especial hincapié en los créditos preconcedidos, de los que en este momento tiene a disposición de empresas, pymes y comercios un total de 4.000 millones de euros.

El director de Banca de Particulares de Bankia, Fernando Sobrini, explicó durante su intervención en el “XXI Encuentro del Sector Financiero”, organizado por Deloitte y el diario ABC, que de esta forma se simplifica y agiliza el proceso de concesión de crédito a las empresas, dos elementos que valora mucho este tipo de clientes y que es un hecho diferencial de Bankia frente a buena parte de sus competidores.
 

El Plan Estratégico 2012-2015 del banco contempla la concesión de 51.700 millones en crédito, de los que 43.500 millones son a empresas. En 2013, la entidad entregó a este segmento un total de 11.921 millones de euros, y en los dos primeros meses de este año ya ha concedido otros 1.490 millones.

 

Bankia está dando actualmente más cuerda a la economía española a través de la financiación del tejido empresarial fruto de su buena situación de liquidez y de solvencia y también de un nuevo modelo comercial puesto en marcha tras la racionalización de su red de oficinas.

 

Tras reducir la red en 1.000 sucursales, Bankia cuenta ahora con oficinas más grandes, más productivas y, por tanto, más rentables. De hecho, explicó Sobrini, son las más productivas del sector en términos de volumen de negocio por oficina, con 113 millones de euros frente a los 89 millones de la media del sector, y por empleado, con 14,8 millones, frente a los 12,4 millones del sector.

Más asesoramiento y mayor calidad en la atención

Esta nueva realidad permite más especialización en la atención a los clientes,  de manera que la entidad presta un servicio de más calidad, con empleados que entienden mejor las necesidades de cada segmento, ya sea de particulares, banca personal, pymes o negocios agrarios, entre otros.

Dentro de este nuevo modelo comercial, Sobrini destacó la puesta en marcha de las oficinas ágiles, sucursales que concentran la operativa transaccional de su entorno y permiten dedicar al resto de las oficinas más tiempo para las labores de asesoramiento, a la vez que ofrecen un servicio más rápido a los clientes para sus transacciones.
 

Estas oficinas cuentan con un horario ampliado de mañana y tarde. En este último, ya se realizan el 20% de las operaciones y en algunas de ellas se alcanza casi el 40%.