Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Bankia obtiene un beneficio neto atribuido de 804 millones, eleva un 5% el dividendo y abre un procedimiento exprés en sus oficinas para atender los reembolsos por cláusulas suelo

Enero 31, 2017
goiri

Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 804 millones de euros en 2016, un 22,7% menos que en el año anterior (el descenso sería del 8,4% sin la aportación de City National Bank of Florida el pasado año, que fue de 164 millones). Pese al descenso, la confortable posición de solvencia permite proponer un incremento del 5% en el dividendo a abonar a los accionistas, que alcanzará los 317 millones de euros.

La evolución de los resultados se ve afectada por tres cuestiones principales: el entorno de tipos de interés negativos registrado durante la práctica totalidad del año, la citada venta de CNB y las provisiones realizadas para hacer frente a posibles contingencias derivadas de préstamos con cláusula suelo, que Bankia, con criterios de prudencia, ha decidido cubrir, tras haberlas retirado en septiembre de 2015.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destacó que “la entidad ha sido capaz de hacer frente a un entorno muy complejo para el sector financiero, mantener altos niveles de rentabilidad y solvencia, y así poder incrementar de nuevo el dividendo a abonar a nuestros accionistas, lo que, en definitiva, nos permite seguir avanzando en la devolución de las ayudas a los contribuyentes”.

“Hemos constatado los buenos resultados de nuestro nuevo posicionamiento comercial. La decisión de retirar las comisiones, con un impacto acotado en términos de resultados, ha tenido un efecto incluso mejor del esperado. El año pasado captamos más de 172.000 nuevas nóminas y subimos cuota de mercado en tarjetas, en fondos de inversión y en las partidas de crédito que nos marcamos como prioridad: consumo y empresas”, subrayó.

“Tenemos más clientes, están más satisfechos y nos recomiendan más. Eso se traduce en mayores cuotas de negocio y nos anima a seguir tomando iniciativas en la misma línea para ser percibidos como un banco cercano, sencillo y transparente”, remarcó Goirigolzarri.

El presidente de Bankia añadió que “un año más mejoramos la calidad de nuestro balance, con un descenso en créditos morosos, reducción del saldo de activos adjudicados e incremento de nuestros niveles de solvencia y de liquidez”.

Sube el dividendo

De esta forma, Bankia cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto atribuido de 804 millones de euros, un 22,7% inferior al logrado un año antes, pese a lo cual, y gracias a la confortable posición de solvencia de la entidad, el Consejo de Administración ha acordado proponer a la Junta de Accionistas el pago de un dividendo de 317 millones de euros, un 5% superior al del año anterior.

Este pago llevará a que el dividendo acumulado en los tres últimos ejercicios alcance los 820 millones de euros, de los que más de 530 millones habrán ido a parar al Estado, avanzando así en el proceso de devolución de ayudas por parte de la entidad. En este periodo el porcentaje del resultado que se destina a retribuir a los accionistas ha pasado del 26,9% al 39,5%.

Caen los activos no rentables

El saldo de riesgos dudosos se redujo el pasado año en 1.519 millones de euros, hasta los 11.476 millones, lo que permitió bajar la ratio de morosidad en un punto porcentual, hasta el 9,8%, pese al efecto de la entrada en vigor del Anejo IX de la nueva circular 4/2016 del Banco de España. La ratio de cobertura se situó en el 55,1%.

En cuanto a los activos adjudicados, pasaron de 2.689 a 2.251 millones de euros, un 16,5% menos, en términos de valor neto contable. La cobertura de estos activos se elevó hasta el 34,7%. El año pasado Bankia vendió más de 9.100 inmuebles, un 7,6% más, con unos ingresos de 481 millones de euros. Dicha cifra de ventas representa casi el 20% del stock existente.

Devolución express de la claúsula suelo

Bankia anunció también la puesta en marcha de un procedimiento exprés en sus oficinas para que los consumidores que hayan tenido un préstamo hipotecario con cláusula suelo puedan solicitar el reembolso de las cantidades abonadas por su aplicación.

El procedimiento ofrece una operativa transparente, sencilla y gratuita para analizar si corresponde devolver el importe pagado de más. Bankia retiró estas cláusulas de sus préstamos a particulares en septiembre de 2015.

Este procedimiento se pone en marcha tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado 21 de diciembre de 2016 y el Real Decreto Ley 1/2017 aprobado por el Gobierno español el 20 de enero. Bankia, que no está afectada por la citada sentencia ni por las del Tribunal Supremo español sobre esta materia, atenderá los casos que sean análogos a los recogidos en las mismas.

Bankia enviará en los próximos días una comunicación en la que se informará de la apertura del proceso. Para acogerse al procedimiento, los clientes solo deben acudir a su oficina de Bankia. Allí dispondrán de una plantilla de solicitud de la restitución de las cantidades cobradas de más.

Una vez analizado que el cliente forma parte del colectivo amparado por este proceso se le ofrecerá el abono de la cantidad a devolver más el interés legal del dinero de todo el periodo, de forma que obtendrá, a través de un proceso ágil, sencillo y transparente, la misma cuantía que potencialmente podría conseguir con un fallo judicial favorable, evitando gastos y demoras.

El cliente podrá elegir entre ingreso de efectivo en su cuenta o amortizar capital pendiente de pago de su hipoteca. El pago, si lo desea, se puede hacer de forma inmediata en el mismo acto. En la mayoría de los casos, se tendrá precalculado el importe a devolver.