Menú Portada

Bankia obtiene un beneficio atribuido de 1.040 millones de euros en 2015, un 39,2% más

Febrero 1, 2016
bankia sede

Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.040 millones de euros en 2015, un 39,2 % más que un año antes, gracias a que mantuvo sus ingresos y redujo los gastos y las provisiones por la caída de la morosidad, al tiempo que cumplió los objetivos de su plan estratégico, según ha informado hoy.

El resultado atribuido de BFA, su matriz, ascendió a 1.597 millones, casi cuatro veces más que un año antes, a pesar de que el conjunto del grupo ha dotado ahora 1.060 millones para cubrir los litigios por el debut bursátil, frente a los 780 millones de 2014.

Los ingresos por comisiones se quedaron en 938 millones, un 1 % menos que en 2014; así, los ingresos típicos bancarios (intereses y comisiones) se elevaron a 3.678 millones, si bien el margen bruto se redujo un 5,1 %, hasta 3.806 millones.

Los gastos de explotación cayeron un 4,7 % en tasa interanual, hasta 1.511 millones

Gracias a que los ingresos se mantuvieron, pero la reducción de gastos fue mayor, la eficiencia de Bankia se mantuvo en el 43,6 %, prácticamente igual que un año antes, y el resultado antes de provisiones o margen neto fue de 2.148 millones, un 5,2 % inferior.

La rentabilidad sobre fondos propios pasó del 6,6 % de cierre de 2014 al 9 % de diciembre de 2015, teniendo en cuenta las provisiones por la salida a bolsa, ya que sin ellas la mejora fue del 8,6 al 10,6 %, por encima del 10 % previsto en el plan estratégico.

Objetivos cumplidos

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado en un comunicado que la entidad ha sido capaz de cumplir sus objetivos y gracias a que es un banco “muy sólido, muy solvente y muy rentable” puede elevar el dividendo un 50 % y seguir devolviendo las ayudas, ya que el Estado recibirá ahora cerca de 200 millones.

“Esta fortaleza es la que nos lleva a afrontar con serenidad los retos futuros, con la plena confianza de que Bankia tiene las capacidades para ser el mejor banco comercial de España”, ha añadido el banquero.

Por su parte, el consejero delegado, José Sevilla, ha subrayado, entre otros aspectos, la fuerte capacidad de generación de capital de Bankia, que cierra el año con el nivel de solvencia más alto de los grandes bancos españoles.

Menos morosidad

La ratio de capital ordinario (CET1) ha subido 161 puntos en 2015, hasta el 13,89 %, que anticipando a la fecha actual los futuros requerimientos de Basilea III, lo que se conoce en el argot como “fully loaded”, se sitúa en el 12,26 %, 166 puntos básicos más.

El saldo de morosos cayó 3.551 millones en el año, hasta 12.995 millones, ayudado por la venta de carteras de créditos impagados, lo que explica que la morosidad pasara del 12,9 % de diciembre de 2014 al 10,8 % de cierre de 2015.

La bajada de la morosidad estuvo acompañada de 724 millones en provisiones para insolvencias, un 34,6 % menos, pero suficiente para hacer que la cobertura subiera al 60 %, frente al 57,6 % de 2014. Al mismo tiempo, el banco redujo los activos adjudicados, hasta los 2.877 millones de valor neto contable, tras vender 9.180 inmuebles en 2015, un 52 % más.

En cuanto al crédito, Bankia concedió 13.963 millones de nueva financiación a autónomos, pymes y empresas, un 16,6 % más; además destinó 1.213 millones, un 38 % más, a consumo de las familias.