Menú Portada
Su misión es coordinar y hacer oír la opinión y las posiciones de los consejeros independientes. Además, tiene potestad para solicitar la convocatoria del Consejo de Administración e incluir puntos en el orden del día

Bankia nombra consejero independiente coordinador a Alfredo Lafita y refuerza su gobierno corporativo

Octubre 23, 2013
pq_938_lafita_bankia.jpg

Bankia ha nombrado a Alfredo Lafita consejero independiente coordinador (lead director, por su denominación anglosajona), figura que refuerza el poder de los consejeros independientes dentro del consejo de administración. Este nombramiento supone un paso más en la estrategia de la entidad de reforzar su gobierno corporativo con la finalidad adaptarse a las prácticas internacionales más avanzadas en la materia.
 
Para José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, “un buen gobierno corporativo se tiene que basar en la profesionalidad del consejo y en un control del presidente ejecutivo. Son condiciones necesarias para desarrollar proyectos sostenibles en el medio y largo plazo”.
 </div>
La figura del lead director es recomendada por las mejores prácticas en materia de buen gobierno corporativo en aquellas sociedades en las que el presidente es el primer ejecutivo.  Su misión es coordinar y hacer oír la opinión y las posiciones de los consejeros independientes. Tiene potestad para solicitar la convocatoria del Consejo de Administración e incluir puntos en el orden del día del mismo.
 
El plazo de duración del cargo de consejero independiente coordinador es de tres años, sin que pueda ser reelegido para ocupar ese mismo puesto. La designación del lead director se ha efectuado por el Consejo de Administración a propuesta de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones.
 
El Consejo de Administración de Bankia aprobó la creación de dicha figura en abril pasado. Posteriormente, la iniciativa fue refrendada en la última Junta General de Accionistas. Nacido en 1939, Alfredo Lafita es abogado del Estado. Forma parte del Consejo de Administración de Bankia, siendo uno de los ocho consejeros independientes del mismo. Además integra el Comité de Auditoría y Cumplimiento de la entidad desde junio de 2012. Actualmente también es consejero-secretario de la Fundación Juan March y patrono de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.
 
Anteriormente Lafita fue vicepresidente ejecutivo de Banca March, presidente del Banco de Asturias y del Banco NatWest España, vicepresidente de Banco Guipuzcoano, y consejero de Signet Bank of Virginia, Corporación Financiera Alba, Philip Morris España, FG de Inversiones Bursátiles, Larios y Grupo Zeltia.
 
Otras medidas que mejoran el gobierno corporativo
 
Además del lead director, Bankia ha adoptado otra serie de medidas tendentes a fortalecer el gobierno corporativo. Así desde este año se ha procedido a realizar la evaluación del funcionamiento del Consejo de Administración de la entidad por parte de un experto independiente.
Por otra parte, Bankia ha decidido rotar la firma de auditoría, en línea con las recomendaciones realizadas en este sentido por las autoridades internacionales y españolas. El 25 de mayo de 2012 se produjo la renovación total del Consejo de Administración de Bankia, integrado actualmente por profesionales con una dilatada trayectoria en ámbitos empresariales y financieros.
El Consejo de Administración de Bankia está compuesto actualmente por 10 miembros, frente a los 18 de la anterior etapa. En el caso de la matriz, BFA, el número de consejeros pasó de 20 a 5. Ninguno de los actuales consejeros de BFA cobra retribución por el desempeño de esta función. El pasado año el Grupo BFA-Bankia revisó su política en materia de Consejos de Administración de sociedades del Grupo y participadas. La entidad contaba con más de 1.000 representantes, cifra que se redujo en más de 800 personas.
Los actuales Consejos de Administración de filiales del Grupo o los puestos en los Consejos de las participadas los ocupan directivos de la entidad que no perciben retribución por esta función. Si les corresponde algún ingreso lo aportan al Grupo. Esta política ha permitido un ahorro anual de unos siete millones de euros.