Menú Portada

Bankia logra un beneficio neto atribuido de 481 millones de euros hasta junio, un 13,4% menos

Julio 22, 2016
goiri

Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 481 millones de euros en el primer semestre de 2016, lo que supone un 13,4% menos que en igual periodo del año anterior. Este descenso se explica por la desconsolidación de City National Bank de Florida tras su venta en 2015, la depreciación de los bonos de la Sareb y la bajada de los tipos de interés. Descontado del beneficio del año pasado la aportación de CNB, el resultado caería un 8,7%.

Si se comparan trimestres estanco, el beneficio del segundo trimestre de 2016 alcanzó los 245 millones de euros, mejorando en un 3,5% el resultado logrado en el primer trimestre de este año y batiendo el consenso del mercado.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, destacó que este semestre “Bankia demuestra su capacidad de hacer frente a un contexto de tipos de interés negativos. La contención de costes y la bajada de las provisiones por dudosos nos permiten mantener unos altos niveles de rentabilidad”.

Sevilla indicó que “Bankia mantiene una extraordinaria capacidad de mejorar sus niveles de capital trimestre a trimestre, que nos sitúa como la entidad más solvente entre los grandes bancos, y, además, la importante bajada lograda en el saldo de dudosos nos dejan el ratio de mora por debajo de la media del sistema por vez primera en nuestra historia”.

En términos comerciales, “el nuevo posicionamiento lanzado por la entidad está siendo un éxito. En seis meses, hemos incrementado el número de clientes con sus ingresos domiciliados en el banco en más de 113.000 y hemos comercializado casi 350.000 nuevas tarjetas”.

“Además ­-prosiguió Sevilla-, estamos ganando cuota de mercado en segmentos clave, como crédito al consumo, a empresas o fondos de inversión, y avanzando de forma decidida en la transformación digital de la entidad en paralelo a las necesidades de nuestros clientes”.

Resultados

El margen de intereses se reduce en un 19,1%, hasta los 1.124 millones de euros. La venta de CNB tiene un efecto de 72 millones, los bonos de la Sareb impactan en 78 millones, la bajada del euríbor hasta tasas negativas lo hace en 85 millones en el rendimiento de las hipotecas y la decisión tomada hace un año de retirar las cláusulas suelo reduce los ingresos en otros 21 millones.

Por el lado de las comisiones, el nuevo posicionamiento de la entidad lanzado en enero para particulares y en mayo para autónomos, dirigido a la eliminación de todas las comisiones con solo tener los ingresos o los seguros sociales domiciliados, afecta a esta línea de la cuenta de resultados, que representa una caída de un 15,5%, hasta los 406 millones de euros.

No obstante, ya está dando resultados esta apuesta lanzada por la entidad para conseguir una mayor vinculación de los clientes actuales e incrementar los niveles de atracción de los nuevos, de forma que la mayor clientela y su mayor relación con el banco, en particular en actividad crediticia, contribuyen a una subida de los ingresos por comisiones del 3,4%, si se compara el segundo con el primer trimestre del año.

Los resultados por operaciones financieras y diferencias de cambio se redujeron un 17,2%, hasta 134 millones de euros, mientras que en el resto de resultados de explotación, lo obtenido por la venta de la participación en Visa Europa compensa, casi en su totalidad, la aportación al Fondo Único de Resolución.

Con todo ello, el margen bruto acumulado hasta junio alcanzó los 1.686 millones de euros, un 16,9% menos que en el mismo periodo de 2015.

Bankia continuó realizando a lo largo del año un importante esfuerzo de contención de los gastos de explotación, que se redujeron en el semestre en un 6,7%, hasta los 787 millones de euros. Descontado CNB, el descenso de gastos es del 2,3%. El ratio de eficiencia ex ROF se situó en el 50,7%, mejorando en más de 10 puntos la media de los competidores.

El margen antes de provisiones fue de 900 millones de euros, un 24,2% menos que en 2015.

Otro aspecto destacado del semestre es la fuerte reducción de los activos no rentables, con caídas tanto del saldo de dudosos como del volumen de activos adjudicados.

Esto permitió que el banco tuviese que hacer menos provisiones, en concreto 235 millones de euros, un 45,5% menos que en el primer semestre de 2015.

El beneficio antes de impuestos acumulado en lo que va de año llegó a 639 millones de euros, mientras que el beneficio neto atribuido fue de 481 millones de euros, un 13,4% inferior al del mismo periodo del año anterior. A perímetro constante, esto es, excluyendo de 2015 la aportación de CNB, el beneficio habría caído un 8,7%.

En el segundo trimestre del año, el beneficio atribuido fue de 245 millones de euros, con un incremento del 3,5% sobre los tres primeros meses del ejercicio.

Éxito del nuevo posicionamiento

El nuevo posicionamiento con clientes que Bankia puso en marcha el pasado mes de enero se está desarrollando con notable éxito.

Así, en los seis primeros meses del año, Bankia registró 113.151 nuevos clientes con sus ingresos domiciliados. El número de tarjetas activas se incrementó en estos seis meses en 348.924, de las que 203.799 son de crédito. La cuota de mercado en fondos de inversión avanzó del 5,44% al 5,70%.

Todo ello se traduce en un incremento continuado del grado de satisfacción de los clientes. En términos de pseudocompras, Bankia alcanza el 7,58 sobre 10 de nota, batiendo en casi medio punto la media del sector. En índice de satisfacción de clientes, la puntuación ha subido cuatro puntos en seis meses –un incremento similar al registrado entre 2013 y 2015-, y ya está en el 86,5%.

Por el lado del crédito, se mantiene el foco en la financiación del consumo de las familias y en la actividad de autónomos y pymes, si bien también empiezan a registrarse subidas en los nuevos préstamos para compra de vivienda.

En materia de consumo, se concedió financiación por 702 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 29,6% más que en igual periodo de 2015. Si se miran los créditos para compra de vivienda, el avance es del 21,5%, hasta los 390 millones de euros.

Para financiar la actividad de autónomos y pymes se otorgaron en los seis primeros meses del año un total de 1.651 millones de euros, un 7,2% más sobre idéntico periodo de 2015.

El dinamismo de la actividad crediticia permite incrementar los saldos, tanto en consumo como en empresas, que crecen un 2,5%, y, en paralelo, mejorar la cuota de mercado de la entidad en ambos segmentos.

En cuanto a los recursos de clientes, el semestre se cierra con subidas tanto en depósitos como en recursos fuera de balance. En la primera rúbrica, el avance es de 1.680 millones en lo que va de año, hasta los 98.670 millones de euros. En el caso de los fondos de inversión y planes de pensiones, el saldo crece en 265 millones, hasta los 23.038 millones de euros, pese al difícil entorno de mercado.

Avanzando en la transformación digital

Otro de los aspectos en los que el banco sigue poniendo el foco es en la transformación digital de la entidad hacia un modelo multicanal. En la actualidad, más del 35% de los clientes del banco se relacionan con la entidad por canales físicos y virtuales, frente al 31% de cierre del año pasado.

También se producen fuertes crecimientos en la venta de productos de valor a través de canales digitales. Así, en los seis primeros meses del año y en comparación con el mismo periodo del año anterior, las ventas digitales de créditos al consumo crecen un 54,6%; las de planes de pensiones, un 32,8%, y las de depósitos a plazo, un 26,8%.

Bankia puso en marcha a finales del año pasado un nuevo modelo de atención para aquellos clientes que ya no van a la oficina. Este servicio, denominado ‘Conecta con tu experto’, asigna a cada cliente un gestor personal para llevar su relación con el banco. La entidad cerró junio con más de 156.000 clientes en este servicio y prevé llegar a los 450.000 en 2017.

La morosidad, por debajo del 10%

La bajada de los activos no rentables continúa siendo una constante en Bankia, tanto por la vía de la reducción de la morosidad como del descenso de los adjudicados.

En los seis primeros meses del año, el saldo de créditos de dudoso cobro se redujo en 1.244 millones de euros, hasta una cifra de 11.751 millones. En 10 trimestres el descenso acumulado supera ya los 8.200 millones de euros.

Con ello, el ratio de morosidad baja por primera vez en los últimos cuatro años de la cota del 10%, y se sitúa en el 9,8%. El descenso en lo que va de año es de un punto porcentual y permite a Bankia situarse por vez primera por debajo de la media del sistema (según el último dato disponible a mayo).

Aunque cae la morosidad, Bankia continúa mejorando la cobertura de los saldos dudosos que permanecen en balance. El ratio de provisiones sobre dudosos pasa en lo que va de año del 60% al 60,8%.

En cuanto al saldo de adjudicados, sigue la tendencia a la baja, de manera que el saldo neto de los activos en balance se sitúa en 2.608 millones de euros, tras caer en 81 millones en el semestre y en 267 millones en el último año.

Mejora la solvencia y la liquidez

Otro de los aspectos recurrentes de los últimos ejercicios es la mejora en términos de liquidez y solvencia. En el primer aspecto, el ratio de créditos sobre depósitos se situó en el 100,2%, tras mejorar 1,7 puntos en el semestre. El gap comercial se redujo en el periodo en 2.835 millones de euros, un 33,6%, hasta los 5.615 millones.

Por el lado de la solvencia, Bankia vuelve a demostrar su capacidad de generar capital. En lo que va de año, el ratio CET1 BIS III Phase In se incrementa en 64 puntos básicos, hasta el 14,53%. En términos fully loaded –que anticipa los requerimientos que entrarán en vigor en 2019-, el ratio pasa del 12,26% al 12,89%, 63 puntos básicos más. Este dato no incluye las plusvalías en las carteras de deuda soberana.

Resultados de BFA

En cuanto a BFA, matriz de Bankia, registró en el primer semestre del año un beneficio neto de 210 millones de euros, que comparan con 1.393 millones de euros en igual periodo de 2015. El año pasado, BFA se deshizo de gran parte de sus carteras de renta fija y generó unos ingresos extraordinarios en el primer semestre de casi 1.400 millones de euros.