Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA
•El Programa Sin Comisiones para autónomos exime del pago de los principales gastos en cuentas a la vista, tarjetas estándar, ingresos de cheques, transferencias nacionales y en la oficina internet empresas

Bankia intensifica su apuesta por los autónomos al aumentar sus opciones de no pagar comisiones

Enero 26, 2015

Y todo ello aplicado no sólo a los servicios vinculados a la actividad empresarial del cliente, sino también a los relativos de su actividad particular


Bankia ha dado un nuevo paso en su apuesta por los autónomos, considerado clave en la estrategia de la entidad, y ha aumentado las opciones que tiene este colectivo de clientes de no pagar las comisiones bancarias más habituales.

La entidad ha flexibilizado las posibilidades con las que entrar a formar parte del Programa Sin Comisiones para autónomos. Así, ha reducido determinadas cuantías mínimas de facturación exigidas hasta ahora en algunos servicios y ha sumado otras opciones para beneficiarse de la exención de comisiones.

Tras estos cambios, para entrar en el Programa Sin Comisiones para autónomos sólo es necesario que el cliente tenga domiciliados sus impuestos o seguros sociales y que cuente con dos de las siguientes opciones:

  • Tener un TPV de Bankia con una facturación de 500 euros mensuales, frente a los 1.000 euros que eran necesarios con anterioridad
  • Contratar el servicio de pago de nóminas
  • Ser titular de una tarjeta de crédito (realizando una operación al mes o 12 al año)
  • Tener contratados seguros con una prima conjunta anual de 500 euros, frente a los 1.000 que se exigía previamente
  • Domiciliar la PAC
  • Contar con financiación empresarial por importe igual o superior a 15.000 euros
  • Ser titular de planes de pensiones con un saldo a partir de 3.000 euros o con aportaciones de 360 euros anuales.
  • Contar con recursos en productos de ahorro por un importe superior a 30.000 euros. Y, como novedad, en caso de que la cuantía en recursos iguale o supere los 75.000 euros, ya no hará falta cumplir otro recurso de los anteriormente citados.

Una vez que se entra a formar parte del Programa Sin Comisiones, el autónomo queda eximido del pago de comisiones de mantenimiento y administración en todas sus cuentas a la vista, en las tarjetas de débito y crédito estándar, en los ingresos de cheques, en transferencias nacionales y en la oficina internet empresas.

Y todo ello aplicado no sólo para los servicios vinculados a su actividad empresarial, sino también para los relativos a su actividad particular. Así, por ejemplo, no pagará comisiones ni en las cuentas de su negocio ni en las cuentas personales.

CrediTPV

Además del Programa Sin Comisiones, Bankia cuenta con un amplio abanico de productos y servicios pensados para el autónomo. Entre ellos, se encuentra el CrediTPV, un novedoso producto de financiación instantánea asociado al terminal punto de venta. El servicio está a disposición de aquellos clientes que disponen de TPV con la entidad y les permite financiarse a corto plazo y de manera inmediata para cubrir las necesidades diarias de su negocio.

El CrediTPV es una línea de crédito preconcedido cuyo riesgo está vinculado a la facturación realizada en el terminal y que permite al cliente disponer de crédito al instante.

El importe de la financiación oscila entre 1.000 euros y 30.000 euros, en función de la facturación realizada, y tiene un plazo de vencimiento de hasta 12 meses. El cliente puede realizar tantas disposiciones como necesite siempre que no supere el importe máximo asignado. La formalización se puede efectuar durante las 24 horas del día, ya que se realiza desde el mismo TPV.

Otro de los servicios a destacar para los autónomos es la financiación del pago de impuestos a un plazo de tres meses sin intereses. Con la contratación de la Tarjeta Pago Fácil, estos clientes sólo tienen que abonar una comisión de nueve euros por operación, independientemente del importe financiado.

El alta de la Tarjeta Pago Fácil es gratuita y su renovación tampoco tiene coste siempre que se haya realizado una operación durante el año anterior o se sea titular de otra tarjeta de la entidad.

Bankia se ha marcado como uno de sus principales objetivos convertirse en referencia para los comercios, autónomos, pymes y empresas españolas, un segmento considerado estratégico por el banco.

Para ello, la entidad ha implantado un modelo de gestión especializada dirigido a estos colectivos de clientes, basado en el asesoramiento especializado y en la cercanía. Con esta finalidad, Bankia ha designado en todas sus oficinas un gestor específico para autónomos, quienes en todo momento tienen identificado a su interlocutor en la entidad.

Además, la entidad tiene como prioridad atender a la financiación que necesita el mundo empresarial. En esta línea de actuación, Bankia concedió durante el pasado año a grandes empresas, pymes, comercios y autónomos financiación por más de 12.000 millones de euros, lo que supone el 81% del nuevo crédito concedido por la entidad en el ejercicio, y que ascendió a cerca de 15.000 millones de euros.